INTENSA SEMANA PARA PRESIDENTE DE FRANCIA RECIEN ELECTO

0
El presidente electo de Francia, François Hollande

Uno de los primeros puntos de su agenda fue decidir la fecha de la reunión con la canciller federal alemana, Ángela Merkel, con quien mantiene serias diferencias respecto a la situación en la Unión Europea y las perspectivas a corto y mediano plazo. 

El presidente electo de Francia, François Hollande

Merkel asegura que el futuro del euro y de los países con graves problemas por la deuda pública y el déficit fiscal, como Grecia, España, Italia y Portugal, sólo pueden resolverse por medio de la disciplina y la austeridad en el gasto del Estado.

La canciller federal alemana se opone de manera terminante a renegociar un acuerdo de rigor presupuestario firmado en marzo, para añadirle un componente de crecimiento económico, como propone Hollande.

El primer contacto para abordar sus divergencias se producirá el 15 de mayo, el mismo día en que el nuevo presidente francés será investido en el Palacio del Elíseo.
Durante la semana Hollande recibió por separado en París a los presidentes del Consejo Europeo y del Eurogrupo, Herman Van Rompuy y Jean-Claude Juncker, respectivamente.
Con ellos analizó el complicado panorama griego, en el que ha sido imposible formar un gobierno tras las elecciones parlamentarias del domingo y les explicó sus iniciativas para reactivar la economía en el bloque continental.

Estas propuestas incluyen dar un nuevo papel al Banco Central Europeo y el de Inversiones para financiar proyectos de infraestructura, crear eurobonos para apoyar a los países en dificultades y acelerar la aplicación de la tasa a las transacciones financieras.
Hollande también inició los preparativos para otros desplazamientos casi inmediatos al exterior, como la reunión del G-8 en Camp David, Estados Unidos, el 18 y 19 de mayo, y la Cumbre de la OTAN en Chicago, los días 20 y 21.

En el plano interno, París fue testigo el martes de una ceremonia cargada de simbolismo cuando los dos presidentes, el electo y el saliente, Nicolás Sarkozy, participaron juntos en la conmemoración de la rendición de la Alemania nazi y el fin de la II Guerra Mundial en Europa.
Durante un minuto de silencio ante la Llama Eterna de la tumba del soldado desconocido, ambos políticos parecieron voltear la página a la dura rivalidad mantenida a lo largo de toda la campaña electoral.


Crónica Digital 
Santiago de Chile 12 de mayo 2012


Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here