¿UNA “TERCERA FUERZA” FRENTE AL “DUOPOLIO POLÍTICO”?

Publicado por Equipo Crónica Digital - 7 de enero, 2013

En una parte del mundo de la izquierda se ha transformado en  lugar común proclamar la aspiración de crear una “tercera fuerza” política, independiente y alternativa frente a lo que denominan “duopolio político”, es decir, a la Concertación por la Democracia y la Coalición por el Cambio.

Es lo que arguyó, por ejemplo, Santiago Trincado, en una violenta crítica a la Izquierda Cristiana, divulgada previo a las elecciones municipales. Refiriéndose a la formación del pacto “Por un Chile Justo”, sostenía que “resulta extraño que en estos momentos, en los cuales La Concertación se encuentra en su peor situación tanto como referente político e ideológico, la IC haya optado por seguir el camino del Partido Comunista, y no haya visualizado, ni analizado otras opciones con las distintas alternativas que están representando proyectos de izquierda, lo cual habría sido el camino más apropiado y adecuado para su desarrollo histórico, sin traicionar sus propios ideales ni principios”.

Ya pasaron las elecciones municipales, se conocen sus resultados, y en la perspectiva de los desafíos políticos que el país enfrentará en el curso del 2013, es pertinente que sea examinada la viabilidad de esas “otras opciones”, las “distintas alternativas” que representarían “proyectos de izquierda”, las cuales serían “un camino más apropiado y adecuado” y concordante con “ideales” y “principios” de la izquierda.

El análisis que ahora presentamos está elaborado desde una óptica periodística, que se circunscribe a los hechos, y no pretende señalar caminos ni establecer conclusiones.

LOS ACTORES POLíTICOS

Una primera constatación es que las colectividades políticas que, reclamándose parte de la izquierda y/o del progresismo, se plantearon crear una tercera fuerza alternativa al “duopolio político”, ni siquiera fueron capaces de construir una plataforma común. En efecto, a lo menos hubo tres listas que tenían las características mencionadas:

Igualdad para Chile: Su columna vertebral era el Partido Igualdad, legalizado en las tres Regiones del Norte Grande, y las Regiones Cuarta, Quinta y Metropolitana. Como se sabe, su presidente es Lautaro Guanca, electo concejal de Peñalolén en 2008 en la nómina del PC y que en esta ocasión no pudo materializar su aspiración de levantar una candidatura a la alcaldía de la comuna, puesto que fue judicialmente inhabilitado de presentarse a cargos públicos un poco tiempo antes de los comicios. El Movimiento “Generación 80” (G–80) hace cerca de un año resolvió respaldar su inscripción, lo que se materializó el 1 de febrero de 2012 en un acto simbólico en el Paseo Ahumada, en el que se afiliaron directivos como Alejandro Toro y Patricio Vejar (un ex miembro dela IC). Su lista también sumó los candidatos de la llamada “Izquierda Popular”, vinculada con el Movimiento Patriótico Manuel Rodríguez (MPMR) y con los trotskistas del grupo “Socialimo  Revolucionario” (SR), e independientes.

–El Cambio por Ti: Su eje político era el Partido Progresista (PRO), formado a partir de la candidatura presidencial del ex diputado socialista Marco Enríquez–Ominami, el que logró legalidad en 12 regiones. También sumó al Partido Ecologista Verde, el cual tiene legalidad en tres regiones del sur del país, y el Partido Mapuche “Wallmapuwen”, que tiempo antes fracasó en su propósito de lograr legalidad (su proceso de inscripción fue caducado por el Servicio Electoral el 29 de julio de 2011). Asimismo, el PRO sumó a su coalición al Movimiento del Socialismo Allendista, el que en el 2011 formó parte de la fundación del Movimiento Amplio de Izquierda (MAIZ) para retirarse un poco después, y cuyo presidente es Esteban Silva, quien fue el director ejecutivo de la candidatura de Jorge Arrate el 2009 y previamente, cuando aún formaba parte del Partido Socialista, fue uno de los formadores del MAS junto a Alejandro Navarro.

–Mas Humanos: Un pacto formado por el Movimiento Amplio Social (MAS), formado el 2008 por el senador Alejandro Navarro, y el Partido Humanista. El MAS se encuentra legalizado en seis regiones del país, mientras que el PH está en 13. Ambos partidos en el 2009 respaldaron a Marco Enríquez–Ominami. El primero, luego de romper un pacto por escrito con el PC,la IC y el PH de levantar un candidato único de izquierda, el que fue anunciado en enero de este mismo año, y luego de intentar sin éxito de levantar una postulación presidencial de Navarro. Al mismo tiempo, formaron un pacto para la elección parlamentaria con el PRI. Los humanistas, luego de romper su compromiso de respaldar la candidatura de Jorge Arrate, habiendo participado antes enla Asamblea de Izquierda y en la proclamación de Arrate en el Teatro Caupolicán. En el 2012, el MAS intentó sin éxito un acuerdo electoral conla Concertación y luego que no lo logró se unió al PH, que paralelamente rompió su alianza con el PRO por no estar satisfechos de las negociaciones para las municipales.

Inicialmente hablamos de los actores políticos que se reclaman “parte de la izquierda y/o del progresismo”, porque otras dos listas también se planteaban crear una fuerza alternativa al “duopolio político” pero sin identidad de izquierda o progresista (lo que muestra que la crítica al “duopolio político” no es señal de identidad suficiente para la izquierda y progresismo). Se trataba de la lista “Regionalistas e Independientes”, que armaron los ex democristianos del Partido Regionalista Independiente (PRI), y “Chile Está en Otra”, formada por “Chile Primero”, colectividad que mantienen los huérfanos de Fernando Flores y Jorge Schaulson. Esta última levantó en la campaña municipal la candidatura presidencial del ex diputado del PDC, Tomás Jocelyn–Holt, al que en forma abrupta retiró su apoyo en diciembre.

LOS RESULTADOS

Al examinar los resultados de la elección municipal, se constata que las tres mencionadas en su conjunto obtuvieron solo un 8,37%, una cifra inferior a los resultados que logró el Juntos Podemos en los comicios municipales de los años 2004 (9,17) y 2008 (9,12). Sin embargo, aquella cifra es la suma mecánica de tres listas diferentes y competitivas entre sí, por lo que es necesario revisar los datos por separado.

La lista “Igualdad para Chile” obtuvo un 0,81%, un resultado ciertamente por debajo de sus peores expectativas previas, sobre todo considerando que el Partido Igualdad se presentaba como “herramienta política de los movimientos sociales”. Un antecedente adicional: su mayor esperanza estaba puesta en Peñalolén, pues desde allí emergieron con el liderazgo de Lautaro Guanca. Además, porque en un plebiscito comunal que se realizó en diciembre de 2011 levantaron con éxito la opción opuesta a la presentada por todas las otras fuerzas políticas en relación con la aprobación de una modificación al plan regulador. Pues bien: apenas llegaron a 7,40% en concejales y Natalia Garrido, la única concejal que eligieron (que es la única en todo el país), obtuvo una cantidad de votos inferior a Guanca. De hecho, sus nueve candidatos a concejales lograron 4.477 votos: apenas 348 más que la votación individual de Guanca en 2008.

Las cartas de la “Izquierda Popular” no tuvieron mayor éxito. Leandro Torchio, como postulante a concejal en Peñalolén obtuvo solamente 436 votos. El candidato a alcalde en Recoleta, Celso Calfullán, logró 1.121, siendo superado 18,2 veces por Daniel Jadue, candidato del Partido Comunista que resultó electo con 20.502 votos.

Hubo hechos polémicos que el Partido Igualdad protagonizó en la elección municipal. Por ejemplo, su candidatura alternativa en Ñuñoa a la larga fue uno de los factores que permitió la reelección de Pedro Sabat (RN) y la derrota por 30 votos de Maya Fernández, nieta de Salvador Allende. Un 8,3% obtuvo su candidato Matías Mlynarz, el que es hermano de Danae Mlynarz, una ex cercana colaboradora de Michelle Bachelet, y de un ex presidente dela FECH, Matías Mlynarz (ex comunista y ex Nueva Izquierda), que ahora fue candidato del PRO en La Florida (luego de una breve precandidatura en Conchalí).

En una declaración de la Asamblea Comunal de Ñuñoa del Partido Igualdad, explicaron que “desde un comienzo nuestra apuesta y camino fue ir como alternativa al duopolio concertación–alianza de derecha”.

La lista “El Cambio por Ti” registró un 4,51%, cifra significativamente inferior a la que logró Marco Enríquez–Ominami y sus candidatos a legisladores el 2009, y que además es menor al 5% que el ordenamiento jurídico exige para conservar la legalidad como partido (en una elección parlamentaria). Con todo, tuvieron un éxito notable en lo que se refiere a la conquista de alcaldías, las que llegaron a siete en el país: tres militantes del PRO y cuatro independientes apoyados por la colectividad.

El resultado de los aliados del PRO (los partidos Wallmapuwen y Ecologista Verde, y el Movimiento del Socialismo Allendista) fue magro y no alcanzaron al medio punto. En el caso de los socialistas allendistas, los casos más evidentes de lo consignado uno de sus candidatos más emblemáticos: Roberto Ávila en Puente Alto. Obtuvo 2871 votos, casi empatado con los postulantes del Partido Igualdad y el pacto Mas Humanos, mientras la candidata socialista Soledad Barría obtuvo 11,4 veces más votos.

A ello es necesario agregar que el levantamiento de una candidatura del PRO en Cerro Navia permitió el triunfo de la derecha frente al único candidato edilicio que en el país presentóla IC: Mauro Tamayo, con un 44,08%, perdió por un 3,62 frente a Luis Plaza, en circunstancias que la postulante del PRO, Oriele Núñez, obtuvo un 5,32%. En esta comuna, el Partido Igualdad también presentó candidatura paralela: Carlos Lisperguer, quien el 2008 fue candidato a concejal en el pacto DC–PS y ahora obtuvo un 2,87%.

El Pacto “Mas Humanos” obtuvo un 3,05%, de los cuales el mayor porcentaje lo aportó el PH, que se mantuvo cerca de su promedio histórico, mientras que el MAS logró solo un 1,19%. Esta última colectividad perdió además la reelección de sus alcaldes en Lota y Los Álamos, y sólo reeligió en Vallenar (cuyo candidato contó con el respaldo del PC).

En Maipú logró importante resultado, pero con el déficit de que fracturaron la previa buena relación con el PC y el IC, y que fueron cuestionados por la amistosa relación que tuvieron con el candidato de la derecha (Joaquín Lavín junior). Poco después de la elección, su candidata Claudia Mix renunció al MAS, lo que hizo público a través de su perfil en Facebook. Fue acompañada por militantes de Maipú y un par de miembros dela ComisiónPolíticadel MAS.

EL FACTOR MAIZ

A comienzo de diciembre pasado, se realizó un “Encuentro Nacional” del Movimiento Amplio de Izquierda (MAIZ). En su etapa de conclusiones no participó ninguna de las organizaciones políticas que concurrieron a su formación en 2011, ni sus principales personalidades, como Jorge Arrate o el diputado Sergio Aguiló. Los participantes de las decisiones, por otro lado, no alcanzaron a las tres decenas de personas. Aunque en el comunicado oficial emitido tras el evento ratificaron que sería “un movimiento político amplio, diverso y unitario”, el acceso a las decisiones no fue amplio, diverso y unitario, incorporando a su “Coordinación Nacional” a personas que nunca integraron el MAIZ hasta ahora y excluyendo de su generación a miembros que habían participado desde sus orígenes.

Respecto a las elecciones municipales, participó el ex candidato a alcalde en Iquique, Haroldo Quinteros, cuya postulación fue presentada por el Partido Igualdad y también se planteó como expresión del pueblo y los movimientos sociales. El resultado, en este sentido, fue lapidario: Quinteros obtuvo 995 votos, mientas que Jorge Soria fue electo alcalde con el apoyo del partido Fuerza del Norte, el PC yla IC, y logró 29,5 veces más votos que Quinteros.

Sin duda, es una nueva etapa del MAIZ. En el comunicado oficial que emitieron señalan que “optamos por avanzar hacia la superación de la estructura de ‘unión de orgánicas de izquierda’ al interior de MAIZ”, lo que más que una opción fue una constatación de la realidad, y adoptar el camino del “fortalecimiento y crecimiento de una alternativa de izquierda frente al duopolio político”.

Indican que su proyecto político se orienta a crear una “alternativa de izquierda”, que tenga como “como prioridad para el 2013 el lograr un acuerdo amplio para levantar una plataforma social y política, un programa y candidatura presidencial, junto con una lista parlamentaria de la izquierda y los movimientos sociales”. Asimismo, descartaron “el desarrollo de alianzas conla Concertacióno un sector de ella”.

Aunque el Informe presentado al Encuentro Nacional ratificaba el documento “El MAIZ se despliega el2012”, que fue resuelto a comienzos de ese año, a los protagonistas de la nueva fase del MAIZ no les resultó contradictorio hacer las categóricas definiciones mencionadas en políticas de alianzas y al mismo tiempo valorar el texto señalado, que expresamente abría la puerta a la coexistencia de diferentes políticas de alianzas, en el marco de una caracterización de un “movimiento de código abierto”.

El 31 de diciembre, el MAIZ emitió un comunicado en que se refería con entusiasmo a su búsqueda de quela Izquierdalevante “su propia candidatura presidencial”.

Francisco Carreras, integrante dela Coordinación Nacionaldel MAIZ, explicó: “Hemos llevado a cabo conversaciones con el Partido Humanista, el Partido de Izquierda (PAIZ) y con un grupo de militantes renunciados al MAS, disidentes de la línea del senador Navarro”. Asimismo, dijo, “tenemos interés de sumar a otros actores como el Partido Igualdad y el Partido Ecologista”.

El texto manifestaba que “si bien hasta ahora no está definido el mecanismo que se utilizará para la elección del candidato, el MAIZ ha expresado su interés por desarrollar un proceso tipo primaria o asamblea de la izquierda, que convoque también a los movimientos sociales, y a todas las personas militantes o independientes, afines a este sector político”.

Asimismo, explicó las motivaciones de esta candidatura: “Las causas y reivindicaciones que han planteado los movimientos sociales, no logran encontrar cabida y eco desde los gobiernos. Por tanto, es la izquierda la que cautiva las demandas de la ciudadanía y hace eco en esos sectores sociales”. Por cierto, no explicó cómo es que esa cautivación no tuvo reflejo en los resultados de las elecciones municipales.

En relación con la posibilidad de que esta iniciativa incluya al Partido Comunista, dijo que “esta opción no se ve cercana, por cuanto el PC ha sido claro en sus intenciones de apoyar una candidatura concordada conla Concertación”. ¿Y acaso es más cercana la opción que están planteando?

EL FACTOR MEO

En las fuerzas políticas que, reclamándose parte de la izquierda y/o del progresismo, se plantean crear una tercera fuerza alternativa al “duopolio político”, solamente existen dos que tienen condiciones legales, por la cantidad de regiones en que están inscritos, de presentar un candidato ala Presidenciadela República: el PRO y el PH.

Respecto al PRO, hasta ahora ha ratificado su decisión de presentar en primera vuelta la candidatura de Marco Enríquez–Ominami. Pero, como lo explicitó Carlos Ominami en una entrevista a “La Tercera” el pasado 25 de diciembre, no ha descartado llegar a una convergencia con la oposición para una lista parlamentaria común, aunque con la condición de desvincular este entendimiento de las definiciones presidenciales.

Le preguntaron si el PRO podría ser parte de un acuerdo opositor que se traduzca en un pacto parlamentario. Respondió: “En las condiciones de hoy día, de descomposición del sistema político, de una total incapacidad para resolver cuestiones importantes, sería fundamental hacer un esfuerzo serio para crear condiciones que nos permitan terminar con el sistema electoral binominal”.

Puntualizó que “cuando decimos que somos partidarios de primarias parlamentarias, estamos diciendo que somos partidarios de una lista única parlamentaria”, precisando que eso no significa primarias parlamentarias en todos las circunscripciones y distritos del país. “El PRO siendo una fuerza emergente dio signos de madurez en las elecciones municipales. Reconoció, por ejemplo, que Carolina Tohá –más allá de todas las diferencias que podemos tener con ella– era la carta de la oposición (en la comuna de Santiago) y, por lo tanto, el PRO tomó la decisión de no levantar candidato”, señaló. Por tanto, aclaró que los casos en que serían indispensable primarias parlamentarias, son solamente “lugares donde exista una multiplicidad de liderazgos y existan dudas razonables de quién puede competir (…) para elegir a la dupla más competitiva”.

En el PRO no se ignora que sería casi la única posibilidad de elegir congresistas, por los efectos del sistema binominal. Enla Concertaciónlo han desestimado en términos públicos, pero internamente la opción aún está siendo examinada, porque permitiría garantizar una significativa cantidad de doblajes.

Lo indudable es que los partidos Wallmapuwen y Ecologista Verde se mantendrán en su alianza con el PRO, al igual que el Movimiento del Socialismo Allendista, como lo manifestó Esteban Silva en entrevista con Crónica Digital, expresando su aspiración de formar “un gran frente social y político antineoliberal de carácter nacional”, añadiendo que “en el ámbito político quisiéramos que estuvieran el PRO, el Socialismo Allendista, los Ecologistas Verdes, Wallmapuwen, Igualdad, Izquierda Autónoma, PAIZ, PH, BRISA, PC AP, MAS, MAIZ, IC y el PC”. Pero todo ello, por cierto, asociado a una candidatura presidencial de Marco Enríquez–Ominami.

En un documento de Esteban Silva, titulado “Notas para un análisis de los resultados de las elecciones municipales2012”, sentenciando que ya “emergió una tercera fuerza nacional con la capacidad de disputar al duopolio”. Indicó que “el PRO y el Pacto El Cambio por Ti formado con el Socialismo Allendista, Ecologistas Verdes, Regionalistas, Walmapuwen e independientes” se constituyó “como una tercera fuerza alternativa al duopolio, capaz de sumar una confluencia de progresistas, allendistas, ecologistas verdes, regionalistas e independientes de izquierda y movimientos sociales”.

En este sentido, afirmó los contenidos programáticos que suscribieron con el PRO “hoy deben plasmarse en un Programa para fortalecer y proyectar al 2013 una alternativa y la candidatura presidencial del compañero Marco Enríquez–Ominami”.

La razón de la decisión de Wallmapuwen, Ecologistas Verdes y Socialistas Allendistas es fácil de inferir: si lo que se pretende es posicionar un camino diferente y a la izquierda de la candidatura que apoyela Concertación, el liderazgo de Enríquez–Ominami es el que ofrece mayor viabilidad de éxito (lo que ratificó la reciente encuesta del CEP).

LO QUE QUEDA

Y este es un problema central, puesto que los esfuerzos que realiza el MAIZ pasan por lograr una candidatura diferente a Enríquez–Ominami. Al término de una reunión del PH y el MAIZ, la colectividad siloísta emitió una nota de prensa en la que se consignaba que Santiago Trincado, dela CoordinaciónNacionaldel MAIZ, no escatimó esfuerzos para subrayar sus “coincidencias”… Sin embargo, precisó: “Para nosotros hay un tema fundamental, que es decir que no estamos en la construcción de Marco Enríquez”.

En otra reunión del PH con el Colectivo G 80, miembro del Partido Igualdad, Alejandro Toro señaló al equipo de prensa de la colectividad: “Si el Partido Humanista avanzara en una unidad con el PRO veríamos difícil poder trabajar en conjunto”. Y agregó: “Pero en esta reunión no nos metimos en esa cosa chica”.

Se ignoran los fundamentos de las expectativas del MAIZ de sumar a sus esfuerzos al Partido Ecologista–Verde, en circunstancias que, como se ha indicado, esa colectividad no ha emitido señal alguna de pretender apartarse del camino con el PRO.

A la lista de los “no disponibles” habría que agregar, por ahora, ala BrigadaSalvadorAllende (BRISA), que desestima la idea de participar del proceso electoral, al igual que el Partido Comunista Acción Proletaria (PC–AP), quien en la pasada elección municipal hizo un llamado a la abstención, política que ha evaluado como exitosa. El MAS, por su parte, ya ha resuelto adoptar el camino de sumarse al acuerdo de la oposición (entre otras cosas, frente al desafío de la reelección de Alejandro Navarro como senador enla OctavaRegión).

Las mayores expectativas del MAIZ están cifradas en el PH, el que ha emprendido “una ronda de conversaciones para formar nuevo referente político”, el que conciben con la participación de “las nuevas versiones dela Izquierday también a sectores que no son necesariamente de Izquierda como definición, como por ejemplo los de pensamiento ecologista y liberal”…

Su legalidad permitiría levantar de una candidatura presidencial, eventualmente Tomás Hirsch, y contribuiría con el cerca del 2 por ciento de su votación histórica. Si se agregara el Partido Igualdad y grupos menores como el PAIZ (Partido de Izquierda), el MPMR y el SR. No obstante, si se proyectan las cifras electorales, representaría una opción que muy difícilmente superaría el 3,5 por ciento. Ciertamente, muy poco si de lo que se trata es de constituir una tercera fuerza, nada menos que alternativa al duopolio político y representativa de los movimientos sociales, y no solamente una opción testimonial, sin impacto masivo mínimo y sin capacidad para influir sobre la política nacional, encerrada en un pequeño segmento y en el consuelo de que sería la base de un desarrollo para un futuro (que nunca llega).

La Izquierda Autónoma, cuya presencia está circunscrita sólo al mundo estudiantil, en una primera aproximación coincide con la idea de la alternativa al “duopolio político”, pero es improbable que se comprometa con una opción del carácter marginal que se ha descrito.

El cuadro es aún más complejo para este proyecto, puesto que el PH –cuya conducta política a lo largo de la historia se ha demostrado evidentemente impredecible– no ha terminado de desestimar un restablecimiento de su acuerdo con el PRO. De hecho, ya se han producido conversaciones en este sentido, aunque, por cierto, sin la publicidad que le han otorgado a otros encuentros bilaterales.

Así las cosas, el único escenario que quedaría abierto es que, frente a las candidaturas de la oposición y de la coalición liderada por el PRO, se levantara una postulación en torno al Partido Igualdad, en torno a una figura independiente como Marcel Claude, y con eventual apoyo del MAIZ, el PAIZ, el MPMR, SR, un puñado de ex militantes del MAS, y otros grupos aún más menores.

El único camino para hacer viable esa opción sería que el Partido Igualdad, en el poco tiempo que queda, lograra ampliar su inscripción legal a otras regiones, camino que es difícil pero más viable que reunir las firmas para una postulación independiente. Y con algo más de un punto porcentual del electorado, es aún más dudoso que en torno a este esfuerzo lograra parir una alternativa al “duopolio político”. Un discurso que, por lo demás, en ese escenario, continuará disperso en más de una opción.

Por Iván Gutiérrez Lozano.

Santiago de Chile, 7 de enero 2013
Crónica Digital

Categoría(s):

Compañero, tu opinión es importante, deja un comentario

15 Opiniones
  1. CCR dice:

    Estimado Iván:

    El 21 de diciembre de 2012 se lanzó el libro, titulado: POLITIKON 2012 Una Teoría Política sobre una Fundación Cultural en Sudamérica y el Rol de Chile, Editorial Universitaria (Colección El Saber y la Cultura), 2012. Si se habla de una tercera fuerza, se necesita teoría y doctrina política. Ese libro contribuye a esa reflexión.

    Saludos

  2. Landy Aurelio Grandón dice:

    Mientras exista el binominal nada cambiará en el régimen político actual.

    Lo primero es forjar una nueva mayoría parlamentaria comprometida en legislar en favor de cambios estructurales, incluido el que termine con el binominal mismo.

    Ésto es más crucial que ganar la presidencial.

    Por lo tanto, quien aspire a cambiar Chile, tiene que aceptar la realidad que, primero, hay que derrotar a la derecha en las elecciones parlamentarias a fin de disponer de una nueva mayoría por los cambios.

    Todos los grupos, descritos en este artículo, deberían hacer el esfuerzo en contribuir generosamente a elaborar esa lista de candidatos junto al PC, PS, PPD, PDC y quien quiera sumarse a ello.

    Ahora, poner peros a concretar tal patriótico acuerdo, es simplemente no tener ningún interés en practicar la alta política sino que revolverla con la despreciable politiquería de la “parcela” y caudillismo personalistas.

  3. El articulista, reconocido militante comunista,intenciona claramente en favor de la política del PC y una crítica evidente hacia MAIZ y hacia toda la izquierda externa al pacto Concertación-PC.

  4. Tamara Jorquera dice:

    Un análisis que evidencia una cruda realidad; “la” “izquierda” chilena no deja de mirarse el ombligo. Fracasos durísimos como fueron la UP, luego la insurreción de masas de los 80, y luego diversos intentos que fracasaron también en los 90′(solo el Juntos Podemos estuvo algo más cerca) han dejado a nuestra izquierda moribunda. Más aún, un PS hace rato secuestrado por las transnacionales, un MIR que solo queda en la memoria al igual que los combatientes del Frente, y un PC con militantes cansados de cruzar el desierto en solitario no dan muchas esperanzas por ahora. Lo que queda; intentar impactar significativamente en el futuro Programa bacheletista, y lanzarse con todo a la calle y parlamento para exigir que se cumpla……lo demás, es inflar cuentos y cuenteros.

  5. Pola Fuenzalida dice:

    Estimado Iván y lectores/as:
    Siempre pensé que este era un espacio virtual de izquierda. Veo que me he equivocado ya que este artículo, solo muestra la mezquindad que muchas personas de derecha pueden mostrar en lo político- social.
    Se agradece editar el texto y mejorar su precaria presentación antes de publicar.

    • jorge andres dice:

      estoy de acuerdo contigo ivan se cayo con este resumen solo devia decir estoy por el MEO y punto

      • Cristina Reyes dice:

        Que loco. El reportaje se convierte en resumen. Y el comunista partidario del Concertación-PC se convierte en partidario de MEO.

        • Cristina Reyes dice:

          La verdad es que este reportaje no dice qué cosa debería hacer la izquierda. No apoya una posición determinada. Pero muestra la debacle de muchos de los personajes y orgánicas que aquí son mencionadas.

  6. Germán Rivero dice:

    Excelente artículo que muestra con hechos concretos que un sector de la izquierda se ha transformado en una bolsa de gatos.

  7. MAIZ ÑUÑOA dice:

    Estimadas lectoras y lectores de Crónica Digital,
    No vale la pena pedir derecho a réplica.
    Pola Fuenzalida y Moisés Scherman han puesto las cosas en su lugar.

  8. Gracias, estimado Iván, por el excelente trabajo de reporteo. Creo que da cuenta de la realidad insular de un pedazo de la izquierda que está de espaldas a la realidad nacional.Ojalá se creara un frente político de todas estas fuerzas para que pudieran incidir en la política nacional. Crónica Digital les podría prestar su magnífica cafetería para que se reunieran.
    Me alegro que les des espacio, pues así colaboramos (soy miembro del Consejo Editorial) para que haya menos sectarismo y dogmatismo en la izquierda.

  9. Emiliano Ruiz dice:

    Es realmente increíble que las pocas críticas que han aparecido al reportaje no se toman la molestia de contestar los hechos que se exhiben. A lo más se limitan a descalificar al autor por su supuesta posición política. Que triste. Sólo confirman que no van para ninguna parte.

  10. 1- La visión pragmática de sumarse a la mayoría concertacionista, aunque todos sepamos que de ese pacto no vendrá ninguno de los cambios relevantes que Chile requiere, solo demuestra la falta de vocación transformadora del autor y su opción política.
    2- Llama la atención la falta de análisis del fenómeno de la impresionante abstención.
    3- La votación real de Igualdad llegó al 4%. Esto, porque la medición correcta hay que hacerla en base a las comunas dónde se presentaron listas.

  11. Carlos Muñoz dice:

    Es realmente impresionante la cantidad de argumentos falaces que han lanzado los detractores de este reportaje. Ponen toda su atención en la supuesta visión política del autor y no en sus argumentos, omitiendo casi toda referencia a las evidencias que exhibe. También se observa una completa falta de tolerancia a la crítica, propio de las mentalidades autoritarias. Es lamentable, pero han terminado por despejar mis dudas. Mi primera opción era, en efecto, buscar una alternativa al duopolio político, pero me queda claro que con estos grupos y grupusculos nunca se lograra alcanzar ese propósito. Por eso también es la abstención: porque ninguno de estos grupos y grupusculos fue capaz de interpretar a los descontentos e indiferentes.

  12. Jan Cademartori dice:

    Documentado artículo, que deja diferentes lecciones. Para las personas que vivimos en regiones extremas, aporta antecedentes valiosos sobre resultados en comunas alejadas, nuevos referentes y nuevas alianzas que no conocíamos. Mi conclusión es que si aspiramos terminar con el duopolio, se requiere un mayor unidad. Gracias por este periodismo de investigación.

Archivo