SUSCRIBEN DECLARACIÓN EN APOYO DE DESPENALIZACIÓN DEL ABORTO EN CHILE

Representantes de colegios profesionales, organizaciones sociales, diputadas, alcaldesas, concejalas, artistas e intelectuales suscribieron una declaración de apoyo a la iniciativa del gobierno de Bachelet de despenalizar el aborto terapéutico en caso de riesgo de la vida de la madre, inviabilidad del feto y violación.

La presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, Lorena Pizarro leyó el documento señalando que esta demanda se ajusta a los derechos humanos y la libre determinación de las mujeres.

Las diputadas Maya Fernández (PS), Camila Vallejo y Karol Cariola (PC), junto a la alcaldesa Claudina Núñez, las dirigentes de los colegios de matronas y periodistas, Lina Córdova y Javiera Olivares; la secretaria general de la FECH, Irací Hessler y la presidenta de Sidarte, Andrea Gutiérrez compartieron con la dirigente de la Sociedad de Escritores de Chile (SECH) Carmen Berenguer ,la concejala de Ñuñoa, Alejandra Placencia y la actriz Claudia Pérez.

En amena charla acordaron convocar a otros sectores a sumarse a esta iniciativa y realizar acciones en apoyo a la despenalización del aborto de acuerdo a la actual normativa internacional.

La declaración suscrita por estas dirigentes señala lo siguiente:

“De acuerdo al último Examen Periódico Universal (EPU), mecanismo del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en virtud del cual se revisa el cumplimiento de las obligaciones y compromisos contraídos en materia de derechos humanos por los 193 Estados miembros de la ONU, Chile recibió 185 recomendaciones de los otros países, cifra que superó la de 2009. En su segunda evaluación, nuestro país recibió dentro de las recomendaciones la propuesta de Finlandia, Francia, Alemania, Noruega, Eslovenia, Suecia, Suiza y Bélgica de adoptar medidas para legalizar el aborto en caso de violación, incesto y peligro para la salud de la madre.

En el mismo sentido, Amnistía Internacional ha manifestado en más de una oportunidad que la adopción del Estado de Chile de estas recomendaciones permitirá respetar y proteger el derecho de las mujeres y las niñas a la vida, además del cese de la discriminación. De hecho, en marzo de este año, Amnistía lanzó una campaña global para proteger el derecho de las personas a tomar decisiones sobre su salud, su cuerpo, su sexualidad y su reproducción sin el control del Estado y sin temor, coacción ni discriminación. En la campaña “Mi cuerpo, mis derechos” se insta a los gobiernos despenalizar el aborto.

En el marco de las demandas que las organizaciones internacionales de derechos humanos han establecido y luego de que la propia Presidenta Michelle Bachelet evidenciara un cambio en la gestión del Gobierno de Chile aceptando las recomendaciones de otros países a favor del aborto, a diferencia de lo que había determinado el gobierno del ex presidente Sebastián Piñera, como mujeres, madres y trabajadoras hemos venido a firmar la siguiente declaración:

1.- Apoyamos, exigimos y demandamos la legalidad del aborto por las siguientes tres causales: en caso de peligrar la vida de la mujer embarazada, inviabilidad del feto o violación. Cabe recordar que el abortó siempre fue legal en Chile y se prohibió a sangre y fuero en 1989, en plena dictadura militar de Pinochet, sin ninguna consulta a la ciudadanía.

2.- Denunciamos el terrible círculo vicioso que se genera en nuestro país ante la imposibilidad de practicar un aborto legalmente, lo que se evidencia en los miles de abortos clandestinos que se producen cada año en Chile y que no hacen más que evidenciar una diferencia de clase brutal, pudiendo abortar sólo aquellos que pueden pagar o viajar fuera del país.

3.- Rechazamos la campaña comunicacional que en base a la desinformación y la contra propaganda ha intentado instalar este debate como una disyuntiva entre quienes están a favor de la vida y quiénes no. Entendemos que justamente para proteger el respeto a la vida de las mujeres y niñas, es necesario legalizar el derecho de interrumpir un embarazo riesgoso para la vida de la madre o el feto y en el caso de que haya sido producto de violación, cuestión que generalmente se produce en aquellos sectores más vulnerables.

4.- Coordinaremos nuestra mayor cantidad de esfuerzos en abrir este debate de cara a la ciudadanía, sin temores ni aprehensiones y como parte del nuevo ciclo político y social que ha iniciado Chile. Estamos convencidas de que hoy más que nunca, nuestro país exige devolver la garantía de los derechos básicos a las personas y hacerlo por medio de una discusión ciudadana amplia e informada. Con ése nuevo Chile está todo nuestro compromiso”.

Compañero, tu opinión es importante, deja un comentario