DESEAMOS A TODOS UN FELIZ, PROSPERO Y COMBATIVO 2016

0
Llegamos al 2016 con la confianza de lo que seamos capaces de hacer como pueblo organizado, protagonista de su destino y encaminado a un objetivo patriótico de desarrollo, justicia y democracia.

Deseamos a todos, un feliz, próspero y combativo año 2016, donde las esperanzas personales, familiares se unan a las de todos, y sumemos en lo colectivo, demandas y sueños.

Este es nuestro primer y profundo deseo: Abrazarnos y brindar por la Patria, recordar a los que han partido, honrar a los que han caído, comprometernos en los objetivos del futuro.
Hemos aprendido de la experiencia histórica que nada le ha sido otorgado gratuitamente al pueblo. La propia reconquista de la democracia, desde el mismo 11 de septiembre de 1973, fue una suma patriótica y colectiva de esfuerzos, dolores y vidas.
Sabemos que la contradicción objetiva de hoy es la de los dispuestos, de los comprometidos, de los que sueñan y buscan construir realidades a partir de las esperanzas, los proyectos y hasta de las utopías, frente a los que se atrincheran en los intereses políticos, económicos y sociales conservadores, en las fuerzas retardatarias y antidemocráticas.
La contradicción fundamental es entre las fuerzas del cambio y de las reformas que la vida ha puesto en la agenda de hoy, y los que  pretenden frenar la historia, frustrar las demandas ciudadanas, impedir el avance democrático, volver al pasado totalitario de la dictadura criminal.
Aquí nadie tiene derecho a equivocarse. Tenemos que vivir, practicar y aprender la convivencia de los demócratas.
Dejar de lado los refunfuños -siempre amplificados por “El Mercurio”-, las suspicacias, reticencias, caricaturas, los intereses político electorales de trinchera, a veces disfrazados de pretensiones doctrinarias.
La historia ha demostrado que siempre la Derecha busca dividir para reinar, que cuando la Derecha te aplaude, es porque algo lo estás haciendo mal, que “cuando se pacta con la Derecha es la Derecha la que gana” o que avanzar “sin transar” es sinónimo de aventurismo y de encaminarse alegre e irresponsablemente hacia el precipicio.

Tenemos la esperanza y convicción de que los ciudadanos, trabajadores, los estudiantes, hombres y mujeres de Chile, los pueblos originarios, los profesionales, los artistas, los científicos, los que producen, crean y hacen patria cada día, serán los protagonistas del proceso de cambio puesto en marcha por la historia y el desarrollo, tanto como por una coalición política mayoritaria.
Necesitamos, Chile y su futuro necesita, una participación protagónica activa de los ciudadanos, comprometida con el futuro, entusiasta, que asuma como un deber patriótico abrir las perspectivas del cambio, del desarrollo, de la profundización, y ampliación de la democracia.
Hay una necesidad histórica, que se refleja y emana de la voluntad mayoritaria tanto como de las necesidades objetivas.
El mundo del futuro se construirá con la suma de las demandas y los sueños, de las deudas sociales y políticas que nos ha dejado el pasado.
Y este desafío requiere de una nueva épica, a la que debemos dar sustancia y orgánica, inteligencia y fuerza, proyecto y determinación, liderazgos y participación colectiva.
Es, de nuevo, un momento de sumar y no de restar.
A este desafío de futuro les invitamos y les desafiamos.
Son nuestros mejores deseos para el futuro personal, familiar y colectivo, en 2016.
Futuro que incluye protagonismo y participación ciudadana en las tareas del nuevo periodo,  en los desafíos y pruebas sociales y políticas que nos impondrá la confrontación con los enemigos del progreso y las reformas pendientes.
Tenemos la certidumbre de que Chile será capaz de seguir construyendo un futuro mejor, venciendo las conspiraciones, trampas, obstáculos, algunas vacilaciones, el boicot, y los intereses conservadores y de la reacción.
Todo dependerá de nosotros. Estamos desafiados. “Ellos” no se quedarán tranquilos.
La disyuntiva es entre los partidarios y los enemigos del cambio y las reformas.
Reciban un gran abrazo. Feliz y combativo 2016.

Por Mrcél Garcés Muñoz
Director
www.cronicadigital.cl

Santiago de Chile, 22 de diciembre 2015
Crónica Digital

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here