Por Manuel Riesco: OCASO DE LOS “HIJOS DE PINOCHET”. A MITAD DEL SEGUNDO MANDATO DE LA PRESIDENTA BACHELET

1
Capítulo libro
“Democracia versus Neoliberalismo,
25 años de neoliberalismo en Chile”
Instituto de Ciencias Alejandro Lipschutz
La debacle política de la derecha chilena resulta tan inesperada como impresionante. No se veía algo así desde hace medio siglo. Al igual que entonces, su derrota electoral en las elecciones generales del 2013, seguida de sus escándalos de corrupción y los avances del gobierno de la Presidenta Bachelet en terminar el mecanismo de elecciones binominal, democratizar el financiamiento de la política y el funcionamiento de los mercados, abrir paso a la gratuidad en la educación e iniciar el proceso constituyente, entre otros, son signos de algo más grave para ellos.
Antes, marcó el ocaso de los viejos latifundistas. Hoy parece suceder algo parecido con sus hijos. La generación postrera. Los que recuperaron el poder tras el golpe militar.
Por mano ajena digitada desde el extranjero, recobraron la hegemonía que habían perdido sus antepasados. Éstos la habían ganado y sostenido durante siglos, con relativa legitimidad y casi siempre por medios políticos, la mayor parte del tiempo.
Los “Hijos de Pinochet” la ejercieron apenas cuatro décadas, mediante el terror y sus cicatrices. Así suele ser el graznido final de lo que tiene que morir y no se aviene a hacerlo con dignidad.
Fueron la anti-generación del ’68. Aquella hornada de jóvenes de todos los sectores sociales, que se dejó seducir de modo alegre y singularmente responsable, por la ola de ilustrada voluntad colectiva que barrió el mundo por esos años. Arrasando a su paso con tanta idea fea, institución caduca, opresión, injusticia y obscurantismo secular.
Reunida nuevamente tras una larga gesta, aporta hoy su experiencia a las generaciones progresistas que le sucedieron, para culminar aquello que iniciara hace medio siglo y por lo cual ha luchado toda su vida.
Cuando despunta una nueva primavera del pueblo.

Leer texto completo

Por Manuel Riesco

Santiago de Chile, 21 de enero 2016
Crónica Digital

Compartir

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here