CIUDAD BRASILEÑA DE JUNDIAÍ RENUEVA SU VINO DE PRODUCTORES FAMILIARES

¿Cómo se verían los chilenos bailando samba? Quizás la idea podría sonar tan absurda (o difícil de concebir) como producir vinos en Brasil, país tropical, cuyo clima (diría un experto) impediría producir vinos de buena calidad. Sin embargo, con el transcurso del tiempo, la pequeña agricultura de la ciudad ha demostrado que se puede… y con vinos de excelencia. Quizás, dirán otros, ¿tan buenos como un carnaval brasileño danzado por chilenos por las calles de Santiago?.

Con diferentes tipos de vino, muchos de ellos producidos tradicionalmente hace más de 100 años, Jundiaí presenta actualmente 14 viñas con sede en pequeñas propiedades reunidas en la Cooperativa Agrícola dos Productores de Vino de Jundiaí (AVA).

Hay registros de presencia de uva y vino desde la colonización portuguesa en el siglo 17, cuando la producción artesanal fue adoptada por parte da población mestiza de la villa colonial.  Pero se transformó más amplia y comercial con la llegada de los inmigrantes italianos cerca de 200 años después, a fines del siglo 19.

Atrayendo turistas de todo el país y hasta del exterior, el sector que se destaca con la 4ª Expo Vinos, paralela a la 33ª Fiesta de la Uva de Jundiaí, tuvo momentos de proyección mundial como en los vinos escogidos (en el caso, la “Maziero”) para atender a los papas Benedicto XVI y Francisco I en sus visitas a Brasil.

Participan de la cooperativa, creada en 2008, las viñas, Beraldo Di Cale, Brunholi, Castanho, do Português, Fontebasso, Juca Galvão, Leoni, Marquesin, Martins, Maziero, Mingotti, Negrini, Sibinel y Vendramin.

La ciudad tiene todavía otras viñas independientes, como la Viña Castanho. Pero la cooperativa coincide también con la Ruta Turística de la Uva, formando con otros establecimientos, como parcelas productoras de uva y restaurantes campestres, un paisaje rural único en la ciudad.

Tecnología e innovación

Así como la producción de las uvas Niágara rosada y blanca tuvo en el cambio de cultivo en espaldera para el cultivo e “Y” una forma de superar las limitaciones de mano de obra, también la producción de los vinos de la agricultura familiar tuvo innovaciones.

En 2016, las viñas reunidas en la AVA pasan a contar con un pionero “camión envasador” inédito en Brasil, que abriga el equipo que promueve el envase para los vinos producidos en toneles en cada bodega.

Los recursos para el proyecto llegaron desde el programa de desarrollo rural sustentable Micro Cuencas 2, financiado por el Banco Mundial y gerenciado por el gobierno del Estado de São Paulo. La medida amplía la calidad de los productos, pues el vino era transportado a granel con riesgos para su integridad. El equipo va a permitir realizar en cada pequeña propiedad el proceso que incluye el filtrado y después el envase, cierre con corchos y la cápsula (una especie de lacre).

La variedad de productos involucra vinos tintos, blancos, roses, secos, suaves, espumosos y otros. Cada viña, formada dentro de una pequeña propiedad rural, se ha especializado cada vez más en ofrecer productos diferenciados y cultiva uvas más allá de las variedades de mesa que también son usadas (Niágara), otras como las uvas Isabel, Bordeaux, Moscatel y diversas otras.

Cosecha y arte

En el 2015, la estimativa de producción de vinos de la agricultura familiar en Jundiaí fue de 150 mil litros. La práctica local es producir el vino durante a cosecha de la uva, entre diciembre y febrero y dejarlo madurar por seis meses para fermentación y reposo, pudiendo ser embotellado en el segundo semestre.

La actual Expo Vinos surgió el 2013, en un rescate del carácter original de la Fiesta de la Uva como evento “vitivinícola” en 1934. Una de las atracciones de mayor repercusión entre turistas es la Vendimia, que homenajea tradiciones ancestrales y actualmente no usadas de amasar las uvas con los pies para la producción del vino. La fiesta incluye también una exposición de pinturas de íconos de Jundiaí con una “pintura” producida a partir de los vinos locales por el equipo del artista Paulo Borges.

 

Texto: Arnaldo Oliveira
Traducción. Tebni Pino Saavedra
Fotografias: Cléber de Almeida
Santiago de Chile, 1 de febrero 2016
Crónica Digital

2 Comentarios

  1. Jundiaí…não só cidade conhecida por seus vinhos mas também por estar entre as melhores cidades brasileiras e com melhor qualidade de vida pra se viver , além da nossa Serra do Japi ,Mata Atlântica e por aí vai…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here