TEMEN EN BRASIL QUE EL ZIKA PROVOQUE OTRAS DOLENCIAS A RECIÉN NACIDOS

La posibilidad de que el zika provoque, además de microcefalia, otras dolencias a recién nacidos de madres infectadas con ese virus es vista hoy con preocupación por especialistas de Brasil, la nación americana más golpeada por esta enfermedad.

La microcefalia puede ser apenas la punta de un iceberg que estamos denominando Síndrome de infección congénita de zika, advirtió el profesor de la Universidad de Pernambuco, Demócrito Miranda.

En el caso de gestantes que contrajeron el virus después de cumplir el segundo trimestre de embarazo, los bebés pudieran sufrir trastornos auditivos y visuales, manifestó el especialista en declaraciones amplificadas por el diario Folha de Sao Paulo.

Según expertos, si producto de un proceso infeccioso e inflamatorio el cerebro de una criatura en gestación sufre alteraciones y no consigue crecer, o lo hace desordenadamente, pudieran aparecer problemas en el oído, la vista o la ocurrencia de convulsiones.

Los estudios respecto a las consecuencias de la infección de gestantes con el virus del Zika son llevados adelante por médicos de Pernambuco, un estado del nordeste brasileño donde se reportaron más de mil 300 casos de presunta microcefalia de los cuatro mil 180 registrados en 830 municipios de todo el país.

Hasta el momento, sin embargo, solo fueron confirmadas tres muertes como consecuencia del virus transmitido por el mosquito Aedes aegypti y estas ocurrieron en Río Grande del Norte, Ceará y Marañao.

El 1 de febrero último, la Organización Mundial de la Salud indicó que los casos de microcefalia y de desórdenes neurológicos aparecidos en Brasil constituyen una emergencia sanitaria de alcance internacional y alertó que el virus está presente ya en 24 países y territorios.

Dos días después, en una comparecencia trasmitida en cadena por la radio y televisión nacional, la presidenta Dilma Rousseff aseguró que su gobierno “está colocando todos los recursos financieros, tecnológicos y humanos necesarios en esta lucha en defensa de la vida”.

La dignataria subrayó que al no contar con una vacuna contra el virus Zika, el único remedio realmente eficiente y disponible para prevenir esa dolencia es combatir a su agente transmisor, el Aedes aegypti.

En ese sentido, recordó que el 13 de febrero más de 250 mil brasileños, incluidos 220 mil efectivos de las Fuerzas Armadas, se desplegarán en todo el país en una megaoperación que tendrá como propósito eliminar posibles criaderos de vectores.

También se anunció aquí que los días 17 y 18 de este mes funcionarios del Ministerio de Salud y del Organismo Internacional de Energía Atómica se reunirán con el fin de evaluar el posible uso de la radiación nuclear para esterilizar a los mosquitos machos y provocar así una sustancial reducción de su población.

Brasilia, 8 de febrero 2016
Crónica Digital / PL

Compañero, tu opinión es importante, deja un comentario