CONDENAN ASESINATO DE PERIODISTA DE IZQUIERDA EN TABASCO, MÉXICO

Los gremios periodísticos mexicanos y la Federación Latinoamericana de Periodistas (Felap) sumaron su condena al asesinato hoy del comunicador Moisés Dagdug Lutzow, quien fue apuñalado en su domicilio en Villahermosa, capital del estado de Tabasco, en México.

La muerte de Dagdug Lutzow eleva a tres los asesinatos de periodistas ocurridos en lo que va de este año 2016.

El secretario de Desarrollo Social del Comité Ejecutivo de la FELAP, Teodoro Rentería Arróyave, explicó que la muerte del periodista y radiodifusor se produjo después que este viernes abordara en una emisión radial el problema de inseguridad y los linchamientos en la República Mexicana.

Al llegar los funcionarios de la Secretaría de Seguridad Pública y su hermana Esther Alicia encontraron el cadáver apuñalado en la cocina de la casa.

Después la Fiscalía General del Estado anunció que inició las investigaciones para dar con el o los responsables de este asesinato, también informó que la camioneta propiedad del periodista fue localizada en el kilómetro 13.7 de la carretera Villahermosa-Centla.

En el interior del vehículo se encontraron botellas de licor, lentes de aumento y una arma blanca ensangrentada, entre otros objetos.

“Este crimen eleva a tres los asesinatos de periodistas en lo que va de este año y suma 245 los ocurridos desde 1983 a la fecha”, expresó a la agencia Inter News Service (INS) Rentería Arróyave, además presidente del Consejo Directivo del Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo y presidente fundador de la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos (Fapermex).

Dagdug Lutzow fue asesinado en su domicilio en el municipio de Centro en la ciudad capital de Tabasco, frente a los estudios y las oficinas de la radiodifusora XHVX-FM, “La Grande de Tabasco” en 89.7 FM, de la que era concesionario, y del canal cibernético www.canalTVX.com.

El periodista Ángel Antonio Jiménez, jefe de información de “Poder Informativo”, programa estelar de la estación de radio, dio la voz de alerta de que el portón de la casa de Dagdug Lutzow, a quien se describe como un periodista de izquierda, había sido derribado.

Con este crimen suman dos los periodistas asesinados en este mes de febrero, ya que el pasado día 8 fue secuestrada de su casa en Orizaba, Veracruz, Anabel Flores Salazar y asesinada ese mismo día por asfixia.

En total, en lo que va de 2016  se han producido tres asesinatos de periodistas, ya que el pasado 21 de enero fue muerto de un balazo en la cabeza el reportero Marcos Hernández Bautista, en San Andrés Huaxpaltepec, Oaxaca.

Dagdug Lutzow era especialista en temas sociales los sociales, los que abordaba en su programa “Frente a Tabasco”, donde era una de las voces más críticas de su estado y había denunciado constantemente haber recibido amenazas en su contra.

“Jamás se le otorgaron las mediadas cautelares a la que tenía derecho por ley”, dijo Rentería Arróyave.

El político Andrés Manuel López Obrador, presidente del Partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), y los gobernadores Manuel Velasco, de Chiapas, y Graco Ramírez Garrido Abreu, de Morelos, se sumaron a la condena de este crimen.

“Tal parece que el gremio periodístico tiene que vivir en continuo duelo”, expresó el secretario de Desarrollo Social de la Felap.

Rentería Arróyave refirió que con el crimen de Moisés Dagdug Lutzow suben a 245 los asesinatos contra las libertades de Prensa y Expresión de 1983 a la fecha.

De estos, 213 eran periodistas, 11 trabajadores de prensa, 13 familiares y ocho amigos de comunicadores.

Además, hay 26 desapariciones forzadas pendientes de investigación, situación que ha colocado a la nación mexicana en el primer lugar en el mundo en atentados a periodistas y en el más peligroso para ejercer el periodismo.

Además de la Fapermex, por voz de su presidente Teodoro Raúl Rentería Villa, y la Felap, se pronunciaron el Club Primera Plana y el Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo reiteraron su constante demanda a las más altas autoridades mexicanas “para que terminen con esta vergonzosa impunidad en cuanto a los atentados a los informadores, y cumplan con las medidas cautelares para protegerlos, como lo ordenan las leyes correspondientes”.

Ciudad de México, 22 febrero 2016
Crónica Digital / INS/ MAPOCHOPRESS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here