Por Marcel Garcés Muñoz: ¿CAMBIO DE GABINETE O POSICIONAMIENTO DE LAGOS EN LA PERSPECTIVA PRESIDENCIAL?

0
Sabido es que  es prerrogativa de la Presidenta de la Republica el designar o revocar el mandato de sus ministros de Estado tanto como que el actual  gobierno es fruto de una coalición política en que conviven distintas  visiones políticas, proyectos de corto, mediano plazo, proyectos ideológicos, “sensibilidades” (que le llaman) de raíz histórica y social en el devenir nacional, y en el ámbito internacional, así como objetivos electorales o intereses de corto y mediano plazo.

Conviene recordar ello cuando como este miércoles 19 la presidenta Michelle Bachelet hizo tres cambios en su gabinete, provocando  efectos sísmicos en el escenario, que sin embargo no alcanzaron a pasar de un temblor de baja intensidad, y que en realidad no afectan  los cimientos del sistema, ni cambian el rumbo  gubernamental.

Las expresiones de molestia de sectores de la propia Nueva Mayoría y por cierto de iracundia verbal, más escénica que real, de la Derecha, por lo acotado de los cambios y la ausencia de cabezas que rodarán en el llamado “comité político” , o de un “cambio de rumbo”, solo revelan por el lado de la oposición  un interés propagandístico electorero inmediato, o por parte de sectores oficialistas, una falta   compromiso, lealtad y sentido de pertenencia con el programa, el gobierno, la coalición, y sobre todo con una perspectiva histórica del conglomerado y su proyecto reformista y democrático.

En definitiva, la salida del ministro de Energía, Máximo Pacheco, para ocupar de inmediato el cargo determinante de coordinador en el equipo político y programático del precandidato presidencial, Ricardo Lagos, es el principal hecho político resultante del cambio en el gabinete, confirmando la decisión estratégica del ex presidente de asumir el desafío de ir a la reelección (confirmando de paso  la reciente y discutida “proclamación” de su postulación  hecha por el ministro del Interior, el DC, Mariano Fernández).

Pareciera que en La Moneda toman posición los partidarios del realismo político, que buscan construir una verdadera alternativa al revanchismo de la Derecha pinochetista, y empresarial que busca utilizar a Sebastián Piñera como una carta para recuperar el poder.  

La presidenta Bachelet aceptó la petición de Pacheco, de liberarlo de sus responsabilidades en el Gobierno, conociendo claramente – y con toda seguridad con su beneplácito- de su paso a la contienda electoral presidencial, que se desplegará claramente a partir de  este lunes 24, culminada la batalla municipal, y conocidos sus resultados.

Pacheco asumirá la conducción de un equipo de “notables” del comando de Lagos, cuya tarea estratégica será  elaborar una plataforma para proponer al país las ideas matrices de su campaña, para presentarlas a la Nueva Mayoría y a otros sectores sociales, políticos y generacionales, como lo sostuvo Lagos este miércoles, 19, desde el Aeropuerto de Pudahuel, antes de iniciar una nueva gira en apoyo a candidatos de la coalición gubernamental en las elecciones municipales .

Lagos se perfila así como la continuidad del gobierno  de la Nueva Mayoría y del desarrollo de su proyecto reformista, por cierto en una nueva y compleja situación económica, política y social que le obligará, como lo ha expresado con énfasis, a  buscar entendimientos sociales más amplios, nuevas alianzas, nuevas ideas, nuevos horizontes

Lagos destacó  en Pacheco su capacidad de gestión,”de escuchar  y de diálogo con los ciudadanos”, junto a su “capacidad de convocatoria”, al tiempo que agradeció ”la generosidad de la Presidenta de la República”, con quien- dijo- “conversamos este tema y en donde ella entendió que en esta etapa valía la pena compartir a Máximo Pacheco en estas tareas”.

El ex Mandatario agregó que  en el Ministerio de Energía,  Pacheco “se caracterizó por convocar ciudadanos, escuchar, dialogar, que antes de dar soluciones  era necesario escuchar. Creo que son esas características las que hoy son tan importante, (cuando) hay una crisis de confianza en Chile y esa crisis de confianza se enfrenta aprendiendo a escuchar por qué los chilenos estan molestos, para encontrar entre todos las soluciones adecuadas”.

De manera que el cambio de gabinete ministerial del gobierno Bachelet, fue más que un mero cambio de figuras, algunas desgastadas en la coyuntura política.

Fue, objetivamente, un nuevo paso estratégico en la campaña  (una especie de “no campaña”, por ahora, pero  desplegada en los medios y en terreno) de Ricardo Lagos para conseguir la nominación del bloque oficialista, o de llegar en las mejores condiciones de competencia a una eventual “primaria” para la nominación del “tapado” de la Nueva Mayoría.

El episodio del cambio de gabinete, resultó en definitiva una jugada maestra de Lagos, que demostró así, su habilidad para generar hechos políticos y afianzar su liderazgo en la objetiva competencia- según todos los indicadores- con el empresario Sebastián Piñera.

Si uno lee atentamente las declaraciones de los sectores políticos tras el cambio en el gabinete ministerial de Bachelet, esa es la verdadera perspectiva  estratégica.

Por Marcel Garcés Muñoz
Director de Crónica Digital

Santiago de Chile, 21 de octubre 2016
Crónica Digital 

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here