ENERGÍAS RENOVABLES EN EL MUNDO, MÁS CON MENOS DINERO

La proporción de la electricidad global procedente de las energías renovables aumentó a 11,3 por ciento en 2016, con un importante abaratamiento de las obras, lo que denota su viabilidad económica, consideran expertos.

De acuerdo con el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma), el mundo añadió niveles récord de capacidad en este tipo de instalaciones durante el año anterior.

Sin contar la hidroeléctrica a gran escala, la inversión mundial totalizó 241.6 mil millones de dólares para un descenso de 23 por ciento frente al año precedente, pero ello permitió incorporar otros 138, 5 gigavatios (GW); es decir, un nueve por ciento más que los 127,5 GW de 2015.

Dichos cálculos incluyen las fuentes de energía eólica, solar, biomasa y residuos, geotérmica, pequeñas centrales hidroeléctricas y marinas, indicó la investigación presentada por el Pnuma.

En conjunto, la erogación monetaria resultó la más baja desde 2013, en gran medida por la reducción de los costos, subrayó la pesquisa en la que participaron el Centro de Colaboración Frankfurt School-UNEP y Bloomberg New Energy Finance.

Según ilustró el análisis, el gasto medio de capital en dólares por megavatio de energía fotovoltaica solar y eólica bajó en más de 10 por ciento durante el año anterior.

Bajo el título de “Tendencias Globales de Inversión en Energía Renovable 2017”, el documento también sustentó que el mayor aprovechamiento de las fuentes renovables evitó en 2016 la emisión de 1,7 gigatoneladas de dióxido de carbono (CO2).

A juicio del director ejecutivo de ONU Medio Ambiente, Erik Solheim, “la tecnología limpia, cada vez más barata, ofrece a los inversionistas una oportunidad real de obtener más con menos”.

Si bien gran parte de la caída del financiamiento fue debido a la reducción de los costos de la tecnología, el reporte documentó una desaceleración en China, Japón y otros mercados emergentes, por variadas razones.

Pese al menor ritmo inversionista, las instalaciones anuales siguieron creciendo; por tanto, “en lugar de tener que subvencionar las energías renovables,  ahora las autoridades podrían tener que subsidiar plantas de gas natural para ayudarles a proporcionar fiabilidad de la red”, opinó el presidente del Consejo del Bloomberg New Energy Finance, Michael Liebreich

No todas las regiones tuvieron similar comportamiento, Europa disfrutó de un aumento de tres por cieno hasta los 59,8 mil millones, principalmente por Reino Unido y Alemania, distinguió el informe.

Dentro del contexto europeo, puntualizó el Pnuma, la energía eólica marina (25,9 mil millones) dominó la inversión, mientras China empleó con similares propósitos más de cuatro mil millones de dólares, su cifra más alta hasta la fecha.

El fomento de las energías limpias fue en 2016 una de las principales razones del estancamiento de las emisiones de gases de efecto invernadero por tercer año consecutivo, aunque la economía mundial creció 3,1 por ciento, apreció la evaluación.

Londres, 16 abril 2017
Crónica Digital /PL

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here