CINCO AGENTES DE LA DICTADURA CHILENA RECIBEN CONDENAS

0

Fresco en el ambiente el 44 aniversario del sangriento golpe de estado de Augusto Pinochet en Chile, la condena a cinco agentes de la dictadura confirmó la vigencia de expedientes por cerrar.

El juez especial Mario Carroza dictó sentencias contra militares que ya purgan largas penas, ahora por el secuestro calificado (desaparición) de dos opositores a Pinochet en los años 1974 y 1976.

Carroza condenó a cinco años y un día de presidio al brigadier Miguel Krassnoff, el coronel de Gendarmería Orlando Manzo, y al suboficial Basclay Zapata por la desaparición del fotógrafo Óscar Castro Videla, detenido el 16 de agosto de 1974.

Según pudo corroborarse, Castro Videla fue llevado al tenebroso centro de torturas y exterminio Londres 38, ubicado en pleno centro de esta capital, donde varios prisioneros sobrevivientes lo vieron.

Castro Videla tenía 40 años y era militante del Partido Socialista. Fue apresado en su casa por agentes de la DINA, la policía secreta de Pinochet, acompañados por Luz Arce, socialista que traicionó y se hizo colaboradora de la dictadura.

Por el secuestro de María Galindo Ramírez, el 18 de julio de 1976, el magistrado Carroza sentenció a cinco años y un día de prisión a los mismos Krassnoff y Zapata.
Asimismo, al brigadier Pedro Espinoza y el coronel Carlos López Tapia.

María Galindo tenía 26 años de edad y fungía como secretaria de oficio. Militaba en el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), y tras su detención en la vía pública, fue trasladada a otro centro de torturas, Villa Grimaldi.

Un guardia de Villa Grimaldi expuso que la joven fue sometida a crueles torturas, pero luego nunca más supo de ella.

Respecto a las reparaciones civiles, el fisco deberá pagar importantes sumas a los familiares de las víctimas por daños morales

Santiago de Chile, 13 de septiembre 2017
Crónica Digital /PL

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here