UN MILLON DE CHILENOS SE PRONUNCIARON POR NO MÁS AFP

0

Cuando nos propusimos realizar un plebiscito lo hicimos pensando en que era una forma de involucrar y movilizar al pueblo trabajador, ofrecerle practicar el ejercicio de su soberanía más allá de los límites institucionales con los rituales electorales donde lo que quiere la mayoría sucumbe ante la política de los consensos.

Nos propusimos apostar a la gente y apostar con la gente.

Hoy las cifras contundentes nos confirman que fue una buena decisión.

Habiendo sido escrutados un 90% de las actas, entre votos online y votos presenciales, nuestro plebiscito auto convocado tiene los siguientes resultados:

Votación en línea

Si +AFP

      11.684

2.80%

No +AFP

    403.142

96.57%

Nulos

           745

0.18%

Blancos

        1.906

0.46%

Total

    417.477

 

 

 

Votación Presencial

 

 

Si +AFP

        5.563

0,97%

No +AFP

    558.177

96,91%

Nulos

        4.435

0,77%

Blancos

        7.823

0,36%

Total

    575.998

 

Resultado ambas

modalidades

Si +AFP

      17.247

1,74%

No +AFP

    961.319

96,76%

Nulos

        5.180

0,52%

Blancos

        9.729

0,98%

Total

    993.475

Apostamos y ganamos. Hoy este país no es el mismo que cuando empezamos a preparar este plebiscito.

Para una elección presidencial, legislativa o municipal se instalan alrededor de 42.400 mesas de votación.

Participan 127.200 entre presidentes y vocales. A cada vocal se le cancela $ 17.800. lo que equivale un gasto por este concepto, de alrededor de 2.264 millones de pesos.

En las primarias que instalaron a Sebastián Piñera como el candidato de la derecha costaron eso y Piñera obtuvo 827.347 votos.

Nuestro plebiscito, tiene otras cifras:

Alrededor de tres mil mesas a lo largo del país, recogieron la votación de un pueblo trabajador ávido por ser considerado interlocutor válido en una materia que le concierne directamente.

Para atender esas 3 mil mesas, alrededor de 9 mil personas trabajaron en forma voluntaria y ad honorem durante más de 11 horas por día. Esto sin contar el enorme esfuerzo que fue preparar el plebiscito meses antes constituyendo comités de plebiscito en la gran mayoría de las comunas del país.

Cada punto de votación fue implementado en su totalidad por la propia gente, imprimieron votos, actas y registros, construyeron urnas y garantizaron lo necesario para llevar a buen puerto esta consulta popular. Cabe destacar también el trabajo mancomunado y colaborativo entre las más disímiles organizaciones sindicales, sociales y políticas tras nuestro único objetivo. Mostramos un rostro unitario que el pueblo trabajador reconoció con su voto.

Qué duda cabe de que “Chile despertó” como dice la consigna que surgió espontánea mientras cientos de miles marchamos en Santiago y en las principales ciudades del país el año 2016.

Efectivamente Chile despertó y hoy, no sólo tenemos una organización legitimada por la población, tenemos una propuesta previsional seria y aplicable, pero luego de este referéndum, salimos fortalecidos y seguiremos avanzando con la energía de la gente y con la gente.

NO+AFP!

Santiago de Chile, 4 de octubre 2017
Crónica Digital

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here