CLAMOR EN SIRIA Y EL MUNDO CONTRA ATAQUE DE EE.UU.

0
Tras la artera e imprudente agresión de Estados Unidos y algunos de sus aliados occidentales contra Siria, tanto dentro como fuera de este país numerosas voces condenaron ese acto y advirtieron que está en peligro la paz y estabilidad incluso mundial.

 

Durante las manifestaciones populares en provincias sirias, entre ellas Damasco, Homs y Alepo, además de condenarse el ataque tripartito de Estados Unidos, Reino Unido y Francia, los reunidos ratificaron la voluntad del pueblo de apoyar a su actual gobierno. También, los miles de congregados en calles principales y plazas de territorios sirios ratificaron su apoyo a la decisión del Ejecutivo y el Ejército de esta nación mesoriental de proseguir la lucha contra el terrorismo.

Basados en el sentido del respeto por la preservación de las conquistas de la independencia y la integridad territorial de este estado levantino piden el cierre de las bases militares estadunidenses y la salida de más de dos mil efectivos de esa potencia del Norte.

Tales acciones populares, enlazan con el clamor de grupos religiosos y gobiernos de países amigos de Damasco como Rusia, Irán, China, Cuba, Venezuela y Bolivia, que exigen cesen los atroces actos de agresión por Occidente contra esta nación del Levante.

Dentro de ese coro de voces, el presidente ruso, Vladimir Putin, calificó de agresión el ataque de Estados Unidos, Reino Unido y Francia contra Siria, lo que persigue ayudar a los terroristas y pudiera aumentar la crisis humanitaria en este país.

Desde marzo de 2011, el Ejército de esta nación mesoriental lucha junto a su pueblo por erradicar a las agrupaciones extremistas, que cuentan con el demostrado patrocinio, financiamiento y apoyo en armas de países regionales y potencias occidentales.

A ocho años de iniciada, esa cruenta guerra, que amenaza con prolongarse aún más ante las acciones militares desestabilizadoras de Occidente contra Siria, dejó ya saldo de más de 600 mil muertos y lesionados, de acuerdo con cifras de organismos internacionales.

Es precisamente, en medio de ese oscuro panorama, que estados industrializados lanzaron una operación, según ellos quirúrgica, contra diversos puntos en este país, en respuesta a un presunto ataque químico por el Ejército sirio en la ciudad de Duma el pasado 7 de abril.

Al refutar esas imputaciones, los gobiernos de Siria y Rusia denunciaron que el supuesto ataque químico no es más que una puesta en escena montada de los llamados Cascos Blancos, organización presuntamente humanitaria patrocinada por Reino Unido.

En aras de refutar esas alegaciones de Occidente, el gobierno convocó a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) a que realice pesquisas sobre el particular en Duma, región de Ghouta Oriental, al este de Damasco.

A muchos llamó sobremanera la atención de que precisamente cuando el equipo de la OPAQ entraba a Siria a través de la frontera con el vecino El Líbano, Washington y algunos de sus asociados ordenaron el mencionado zarpazo con misiles contra instalaciones sirias.

De esa forma, afirmó el Representante Permanente de Siria ante la ONU, Bashar al-Jaafari, el mensaje que envían los tres agresores occidentales es que no les importa el mandato del Consejo de Seguridad y no quieren una investigación transparente y profesional en Duma.

‘Más bien -señaló- buscan obstruir la investigación de la OPAQ y suponer el resultado para encubrir sus mentiras’.

Otros actores opinaron que la decisión de la triada imperialista de realizar las embestidas contra el Centro de Investigaciones Científicas de Barzeh, en el norte de Damasco, y dos depósitos en Homs, también tuvo como trasfondo la impotencia de esos estados ante las sucesivas derrotas sufridas por grupos terroristas.

El último de esos fracasos de las agrupaciones extremistas islámicas, entre ellas el llamado Ejército del Islam y Failaq Al-Rahman lo constituye, sin dudas, la región de Ghouta Oriental, al este de Damasco, ya completamente libre de esas bandas.

Ante ese escenario, el Ejército sirio, que no detiene su ofensiva antiterrorista, concentra su lucha junto a sus aliados contra las formaciones takfiríes en el sur de Damasco, el Qalamoun Oriental y en zonas como el norte de Alepo e Idlib.

Por Oscar Bravo Fong

Damasco, 15 abril 2018
Crónica Digital /PL

Compartir en ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestPrint this page
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.