NUEVO ANIVERSARIO DEL PARTIDO COMUNISTA DE CHILE, IDEAS PARA MIRAR Y CONSTRUIR FUTURO

0
Juan Andrés Lagos, miembro comisión política del partido Comunista de Chile.

A comienzos de año, en nuestro primer balance del período en que fuimos gobierno, con un programa común con otras fuerzas de la centro-izquierda chilena, concluimos que el resultado es positivo. Logramos que se hicieran leyes de la República  reformas y cambios sociales, políticos, culturales y valóricos que tuvieron un muy fuerte impulso en las multitudinarias movilizaciones sociales y populares del año 2011. Y que las mayorías nacionales venían empujando por décadas.

Pero también fuimos autocríticos, y señalamos que las causas que generaron la derrota político electoral y que permitieron a la derecha volver al gobierno nacional, deben estar presentes para construir un futuro y revertir el actual cuadro de correlaciones de fuerzas en los plano social; político y ciertamente electoral, en donde se definen asuntos de extraordinaria relevancia y determinantes en nuestro país.

Una autocrítica, sin propuesta, no tiene sentido, porque no ayuda a construir.

Por eso, hoy,  es necesario volver  a formular el llamado que hicimos a comienzos de año, incluso antes de que asumiera el gobierno de Sebastián Piñera: No es una opción, es una necesidad democrática, generar todas las condiciones y acciones para construir una convergencia social y política, sin excluir a nadie, una correlación de fuerzas de centro-izquierda y progresista; que sea capaz de enfrentar, y derrotar en forma contundente a la derecha y sus poderes oligárquicos.

La derecha es un adversario crecido; audaz, y busca generar alianzas para revertir las reformas conquistadas, e iniciar un nuevo ciclo de profundización del neoliberalismo y del capitalismo salvaje, con su secuela de injusticias, desigualdades, abusos y prepotencias. La derecha busca reponer una política de consensos para avanzar en esa dirección.

Al adversario no lo podemos menospreciar. Sería un error que puede tener consecuencias nefastas para nuestro pueblo.

Por eso, creemos que es posible y necesaria una nueva correlación de fuerzas, con toda su diversidad, sin que nadie tenga que renunciar a sus doctrinas, a sus alianzas fundamentales, a sus identidades.

Lo que proponemos es a partir de ahora avanzar en un diálogo y convergencia sobre la base de ideas, contenidos y visiones comunes respecto de cómo enfrentar con efectividad a la derecha y su gobierno; cómo avanzamos para construir mínimos programáticos comunes; cómo defendemos lo que claramente hay que defender.  Porque la refundación neoliberal excluyente está en curso; sigue con la iniciativa política y el cuadro internacional le favorece.

La unidad que proponemos es mirando el futuro, y lo hacemos en forma explícita y directa. Pero claramente todas y todos debemos hacer esfuerzos y generar las condiciones para lograr esta necesaria convergencia social y política. Chile y su pueblo la necesitan.

LA MEDALLA LUIS EMILIO RECABARREN A LAS  HEROINAS Y HEROES DEL PUEBLO

En emotivo, multitudinario y solemne acto, el Partido Comunista entregó la medalla Luis Emilio Recabarren a familiares de centenares de militantes detenidos desaparecidos; ejecutados y caídos en misiones internacionalistas. Es el mayor homenaje que se les puede brindar.

Luis Emilio Recabarren fue un obrero tipográfico; con una visión y una voluntad que lo llevaron a realizar grandes proezas. Nos legó una ética revolucionaria intachable. Una forma de construir partido y de construir clase obrera y movimiento popular que debemos hoy saber rescatar y recrear en estos nuevos tiempos. Fue sin duda un revolucionario avanzado para su propia época. Supo develar la importancia del arte; de las comunicaciones; de los sindicatos y gremios para la lucha de la emancipación social.

Y todo eso, junto a quienes estaban con él en esa lucha, lo hizo desde y con el pueblo. Nunca separado de las masas trabajadoras reales, en los territorios, en los barriales, en las fábricas y en donde se encontraran aquellos que muy tempranamente Recabarren consideró motor principal del proceso de acumulación de fuerzas y de las alianzas.

Entre ese puñado de fundadores, de gestadores de la epopeya: Teresa Flores, compañera que hoy nos acompaña desde esos tiempos iniciales y que sin duda selló, tempranamente, el carácter de la lucha obrera y popular como una batalla de las mujeres y con las mujeres, nunca sin ellas. Intensa y larga lucha por la emancipación que hoy tiene contundentes expresiones sociales y que recorre las calles, territorios, colegios y universidades de nuestro país.

Luis Emilio Recabarren, acompañó, ayudó y abrió las primeras asambleas de obreros, a comienzos del siglo pasado, a esa gran luchadora internacionalista, Belén de Zárraga, quien en nuestro país bregó fuertemente por el derecho a voto de las mujeres y por sus derechos. Juntos hicieron camino en las pampas salitreras y en los primeros sindicatos que se formaban en Chile.

Así, se rindió homenaje a quienes ofrendaron sus propias vidas, lo más preciado que un ser humano puede valorar, incluso en circunstancias tan duras y adversas como fue la que vivieron ellas y ellos, sometidos al horror de una dictadura de derecha feroz, implacable, que se propuso como objetivo aniquilar, hacer desaparecer, terminar definitivamente con los comunistas y su partido.

Rendimos homenaje a quienes en otros territorios, en otros pueblos, ofrendaron sus vidas por las nobles causas de la emancipación, llevando el compromiso internacionalista a la concreción misma de ofrendar la propia vida por otros pueblos, por otras causas.

Este es el humanismo que hoy queremos rescatar, en toda su dimensión, especialmente para que la tomen en sus manos y en sus brazos las y los jóvenes comunistas. Para que las conozcan,  y aprendan de estas vidas heroicas, las nuevas generaciones de chilenas y chilenos que hoy persisten y luchan por seguir abriendo las grandes alamedas.

Efectivamente, ellas y ellos eran comunistas. Pero eran comunistas para y desde su pueblo. Por el cual brindaron sus vidas. Hicieron sus compromisos, enfrentaron enemigos terribles, y supieron vencer, porque ellas y ellos están hoy con nosotros y entre nosotros.

Que sea ahora el pueblo de Chile, los pueblos que recibieron sus luchas, quienes en adelante sigan tomando en sus brazos el ejemplo y el legado de este puñado de heroínas y héroes. Honor y gloria para ellas y ellos.

EL DESAFIANTE ESCENARIO INTERNACIONAL

Vivimos tiempos complejos y difíciles en nuestra región y en nuestro continente.

El imperialismo norteamericano, enfrentado a nuevas potencias en el mundo y a un planeta que sigue avanzando hacia el mutilateralismo, ha lanzado una contraofensiva en su patio trasero, que está en curso.

Los gobiernos de derecha de la región, incluído el de Piñera, no trepidan en subordinarse a los designios del gobierno encabezado por Trump, una figura que remece el mapa mundial por la forma cada vez más violenta y excluyente de ejercer el poder; por su desprecio a pueblos y naciones; y por su chauvinismo extremo.

La ingerencia norteamericana ha crecido en nuestra región, y eso envalentona a los gobiernos derechistas para intentar una profundización del neoliberalismo y del capitalismo salvaje.

Esto es lo que explica la antidemocrática arremetida en contra de Venezuela; el hostigamiento permanente y persistente al proceso que encabeza el Presidente Evo Morales; el injusto encarcelamiento a Lula, quien es la persona con más apoyo popular en Brasil; las acciones de violencia en Nicaragua; los intentos por derribar el diálogo por la paz en Colombia, con el asesinato de cerca de trescientos activistas sociales, campesinos y militantes de las FARC. Y por cierto, el injusto y violento bloqueo a Cuba, nación que resiste y no claudica en sus objetivos socialistas de igualdad y justicia social. Reafirmados en esa multitudinaria marcha del pueblo Cubano, el Primero de Mayo recién pasado.

En su nuevo aniversario, el Partido Comunista ha reafirmado su solidaridad incondicional con los pueblos y gobiernos que siguen adelante con sus proyectos de emancipación social. Nuestro continente sabrá enfrentar esta adversidad temporal, seguiremos bregando por la integración, la unidad de los pueblos, y por la conquista de gobiernos democráticos y populares. El imperialismo norteamericano tiene la fuerza, pero no la razón, y con la unidad férrea, los pueblos sabremos derrotar al enemigo real de la democracia, de la libertad, de la paz y de la definitiva integración del continente.

CORRUPCION Y DERECHOS HUMANOS

La derecha pretende vestirse con ropa ajena, pero la realidad es que la base de los casos de corrupción que hoy indignan y estremecen a la mayoría del país está en este sistema económico depredador, que mientras hace todo lo posible para llenarle de ganancias los bolsillos de los grandes poderosos y ricos, niega las demandas de millones de mujeres; jóvenes; familias; que siguen demandando pensiones y trabajos dignos e igualitarios.

Lo que ha ocurrido con el puente Chacao; con SQM, son muestras de que Chile sigue siendo un laboratorio neoliberal que ya no da para más.

Necesitamos un nuevo modelo de desarrollo económico y social. Que haga crecer a Chile en todos los aspectos; que pueda responder a las demandas ciudadanas justas y legítimas, y que resguarde las riquezas y fuentes energéticas naturales que todavía perviven y subsisten después de décadas de saqueo.

Por eso es que junto con exigir investigaciones rápidas y transparentes, que sancionen drásticamente a grupos y personas que han traicionado la fe pública y el bien común de todas y todos, demandamos que el Litio sea para Chile; que el agua sea un bien resguardado por el Estado y sus instituciones; que las legítimas demandas ciudadanas sean realmente consideradas a la hora de construir propuestas.

Por otra parte, si algo ha quedado claro en estos días, una vez más, es que deben ser las fuerzas sociales, políticas e históricas que han luchado por verdad y justicia, las que hoy empujen con toda la fuerza necesaria hacia el total esclarecimiento de las violaciones a los derechos humanos cometidas en nuestro país, y hacia una justicia plena. Se necesita impulsar con intensidad la más amplia unidad que permita derrotar a la impunidad en todos los aspectos.

Objetivamente, en Chile se obstaculiza y se niega la Justicia por parte de instituciones del estado. Es una razón muy importante para considerar, también, acciones ante instancias y tribunales internacionales que presionen al estado y al gobierno de Chile, para de una vez abrir un cauce democrático hacia toda la verdad y toda la justicia en relación a las violaciones a los derechos humanos y a los crímenes de lesa humanidad, entre los cuales la dramática situación de  los centenares de chilenas y chilenos detenidos desaparecidos. Jamás dejaremos de luchar por ellas y ellos, y por verdad y justicia plena.

 

Por Juan Andrés Lagos
Periodista
Miembro de la comisión política del PC.

Santiago de Chile, 11 de junio 2018
Crónica Digital

 

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here