Por Florencia Lagos Neumann “LA MEJOR DEFENSA ES LA UNIDAD” HACIA EL FORO DE SAO PAULO EN LA HABANA 2018

0
Florencia Lagos Neumann Actriz y Gestora Cultural

Estamos en un momento en el que tratar que este movimiento no desaparezca es esencial, además de que es necesario crear articulaciones desde los distintos núcleos de la resistencia cultural, política, económica, social, científica y comunicacional.

Sería muy importante hoy dar todos la batalla por América Latina, que está siendo agredida, saqueada, violentada, masacrada. Estados Unidos ha transgredido todos los límites, al atreverse a torturar a niños migrantes, menores de 3 años que por causa de la pobreza que por décadas ha generado el propio Imperio a sus países, han tenido que cruzar la frontera y son separados de sus padres, drogados, enjuiciados sin abogados, violando toda norma del Derecho Internacional, ¿Qué hacer?, sigue siendo una pregunta sin respuesta.

Debemos hacer una caracterización del momento histórico que estamos viviendo, que es comparable con el fascismo que surgió en España con Franco. En este aspecto creo que lo que estamos viviendo es un reverdecimiento del Neo Fascismo.

El término que se le ha dado a este proceso ofensivo del gobierno de los Estados Unidos aliado a la derecha latinoamericana, “Restauración neoliberal”, es suavizar la serie de delitos y crímenes que se han venido cometiendo, la derecha tiene sus reglas del juego bien planteadas para frenar cualquier progresismo, entonces nosotros como izquierda tenemos el deber de reaccionar, prever y condenar estas acciones, pero sobre todo re-accionar, por eso la importancia del “Foro de Sao Paulo” y la posibilidad de que de este encuentro en La Habana surja un “Plan de Acción” para la izquierda latinoamericana, basado en la unidad, insisto, si nos dividen, nos aniquilan.

Es necesario, como diría el Primer Secretario General del Partido Comunista de Cuba, Raúl Castro, “Avanzar sin prisa, pero sin pausa”, la democracia representativa, la realmente existente en la mayoría de nuestros países, todavía tiene una fuerte hegemonía derechista y reaccionaria, que impide los avances, las rupturas, abrir las brechas. Ahí, junto con ganar las necesarias elecciones, dato clave, es fundamental la participación activa en los procesos de los pueblos y las mayorías nacionales. Sin eso, hay derrota. Debemos una vez alcanzado el poder, transformar sustancialmente el sistema hegemónico. Mientras uno le permita al adversario actuar ellos lo harán y si nos quedamos estáticos retrocedemos.

El primer desafío de la izquierda latinoamericana es ejercer una verdadera influencia, las izquierdas de Latinoamérica estamos dispersas en lo que vamos a hacer y como lo vamos a hacer. Debemos unirnos, los problemas de América Latina son comunes, tenemos que hacer una alianza entre el Arte, la Comunicación Política y las Ciencias Sociales, donde la batalla no puede ser descalificando al enemigo, si no, proponiendo otra alternativa. Hemos retrocedido de aquella nueva América Latina que proclamo a la región como zona de paz, por eso la importancia de seguir trabajando en conjunto y exigir que se respete nuestra Proclama.

En algunos países de la región, la pérdida del apoyo popular a los procesos que se han venido llevando a cabo en América Latina, se debe a la perdida de la influencia en los jóvenes y al triunfo de la derecha en transformar a la clase media en enemiga de los procesos transformadores, en ese aspecto, es fundamental llegar a las personas, al pueblo, a la calle y hacerlas parte del proceso.

Sin duda el triunfo de Andrés Manuel López Obrador en México es una esperanza para nuestra región, pero todavía queda mucho por hacer. El ex Presidente y candidato de Brasil, Luis Inácio Lula da Silva, continúa injustamente preso y en Colombia el número de asesinatos de ex guerrilleros y líderes sociales aumenta por día, sin mencionar la amenaza de una posible intervención militar en Venezuela tras el ingreso de Colombia a la OTAN bajo la reciente elección de Iván Duque, fiel servidor de Álvaro Uribe, los intentos de derrocar el gobierno de Daniel Ortega en Nicaragua y por último la decisión del Presidente Lenin Moreno de retirar la sede de la UNASUR de Ecuador y sus intentos de encarcelar al ex Presidente Rafael Correa.

Por Florencia Lagos Neumann
Actriz y Gestora Cultural

Santiago de Chile, 12 de julio 2018
Crónica Digital

Compartir en ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestPrint this page
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.