DISCAPACIDAD EN CHILE: DENUNCIAS SIN RESPUESTAS

0

Cansado de golpear puertas en diversos Ministerios, de denuncias sin respuestas, de reuniones sin resultados y de promesas incumplidas, se contactó con la Fundación Nacional de Discapacitados, organización no gubernamental que acogió finalmente sus legítimas aspiraciones.

En pleno 2007 priman los intereses políticos por sobre los intereses humanos, especialmente al interior del gobierno. No existen expertos sino amigos y compadres de partidos políticos, al mando de los Ministerios y oficinas que debieran ser especializadas en materia de discapacidad, ?es por esto la gran ignorancia?, me decía Harry -hombre valiente y culto- quién no pierde las esperanzas de luchar por un mundo más justo y humano.

Harry Tello nació en Santiago. A los 3 meses de vida le afectó la poliomielitis. No fue vacunado contra este mal y estuvo internado en el Instituto de Rehabilitación pro ayuda al niño lisiado (Teletón). Quedó con graves secuelas físicas y el año 2002 sufrió la quebradura de su brazo derecho.

“Quiero contarle y demostrarle con documentos”, me decía-, como las instituciones y autoridades en Chile maltratan y excluyen a las personas con discapacidad. Siento que estoy siendo víctima de discriminación de parte de la Municipalidad de Santiago y el Ministerio del Interior, organismos que no se han dignado a otorgarme una pensión asistencial, no obstante demostrar mis urgentes necesidades económicas y de rehabilitación.

No se reconoce mi legítimo derecho a acceder a una pensión, que a toda persona con discapacidad debe entregar el Estado por obligación, no como favor, ni siquiera como un beneficio, sino como derecho adquirido, por el solo hecho de ser una persona con discapacidad. He mostrado todos los antecedentes y queda fehacientemente demostrado que tengo derecho a acceder a una pensión.

Pareciera que el gobierno desconoce los derechos de las personas con discapacidad o simplemente no les interesa?. En carta enviada a la Ministra de Planificación Nacional, Clarisa Hardy, recepcionada el 21 de Enero de 2007, Harry Tello expone lo siguiente:

Apreciada Ministra: Le escribo la presente con el propósito de encontrar su amable y generosa comprensión. He tratado de prepararme con estudios, pero me ha sido difícil, porque las leyes sobre discapacidad, la mayoría de las veces no se respetan y son letra muerta.

No existe fiscalización de los programas educacionales que entrega el gobierno, por ejemplo en Chile Califica, donde comprobé graves irregularidades, que denuncié en los conductos regulares y autoridades políticas, todos quienes han guardado un religioso silencio.

Mis problemas son producto de la grave secuela física que ha dejado en mí la poliomielitis, lo cual me impide movilizarme en los buses de la locomoción colectiva. Me gustaría que las autoridades invitaran al ciudadano común a participar de las decisiones que a nivel gubernamental involucran el tema de la discapacidad.

Por recomendaciones del médico, solicito a usted respetuosamente, me ayude a inscribirme en un curso de computación, que me permita trabajar desde mi domicilio. La Municipalidad de Santiago siempre dice lo mismo, que no tiene recursos y el FONADIS me provoca, como a muchas personas con discapacidad, bastantes aprensiones por hartos motivos, los cuales serían muy largos de contar.

Confiado en la humana conducción política y social de su cargo, espera su valiosa respuesta, Harry Tello Constela. La exigua respuesta del Gobierno de Chile, Ministerio de Planificación Nacional (?que integra y protege?), con fecha 30 de Enero fue la siguiente:

De mi consideración: Junto con saludarle, y por especial encargo de la Ministra de Planificación. Sra. Clarisa Hardy R., acuso recibo de su carta del día 11 de enero de 2007 mediante la cual solicita, en su condición de discapacitado, ayuda para conseguir curso de computación.

En atención a lo expuesto, debo informarle que hemos remitido sus antecedentes al Fondo Nacional de ?Desarrollo? de la Discapacidad (FONADIS) parta que de acuerdo a sus facultades y atribuciones le pueda brindar una respuesta a su solicitud.

Sin otro particular, se despide atentamente, Ulises Rojas, Jefe de Gabinete Ministra, Ministerio de Planificación. ?Esta respuesta me parece ofensiva. Este es el arte de responder sin decir nada?, me decía un decepcionado Harry, otra persona con discapacidad cuyas manos se han vuelto callosas de tanto golpear y golpear puertas, de tanto escribir y escribir cartas a servidores públicos que no dan ninguna respuesta.

Por Alejandro Hernández. El autor es Experto en Discapacidad y Presidente de la Fundación Nacional de Discapacitados. Trabaja desde 1985 por la reivindicación de los Derechos Humanos de las personas con necesidades especiales.

Mail: director@fnd.cl / Web Page www.fnd.cl

Santiago de Chile, 2 de marzo 2007
Crónica Digital , 0, 751, 5

Compartir en ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestPrint this page
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.