APRENDER A DECIR NO

0

Margarita tiene un novio quien conoce su debilidad. Ella empieza diciendo: no, no, no… Él argumenta y argumenta sin cansarse hasta que ella culmina con el sí, si, si…. Da lo mismo si se trata de comer en un restaurante, de hacer el amor ahora o más tarde o cuánto gastar en las vacaciones. El hombre sabe cómo manipularla, y entra en el juego sabiéndose vencedor porque ella termina aceptando lo que él quiere.

Hay muchas “Margarita” en esta vida. Mujeres que después de haber accedido a la petición de un amante, un novio, un esposo, un amigo o un familiar, se sienten mal por ser tan débiles. Por no ser capaces de enfrentar las proposiciones con una respuesta negativa, ya sea por temor, por miedo a que no las quieran, por respeto o tantos otros etcéteras, o simplemente por considerar que esa persona no merece un “no” como respuesta.

DI NO, Y YA ESTÁ

Aprender a decir NO es una tarea posible donde la decisión y la voluntad son herramientas fundamentales, a la vez que determinan que somos capaces de valoramos y estimamos. Empezar elevando nuestra autoestima será el primer escalón en la escalera de la autoconfianza. Luego, “pensar” e incorporar como propias estas técnicas que enuncian algunos libros de autoayuda:

1. Diga que “no” a todo lo que cree que la perjudica.

2. No se deje “extorsionar” ya sea por su pareja, su familia o sus hijos.

3. Si se encuentra con alguien que la presiona o arremete verbalmente, puede:

a. Demorar la respuesta sin mostrar señal alguna y decir: “prefiero pensarlo”. Este tiempo para reflexionar le servirá para no responder impulsivamente ni bajo presión y decidir qué es lo mejor para usted.

b. Ser convincente en los motivos que sostengan su negativa; o sea, hablar demostrando seguridad, firmeza, es decir, sin dejar lugar a dudas.

c. Ser reiterativa frente al insistente: Utilice la técnica del “disco rayado.” Una vez que dijo “no” a algo, repita una y otra vez lo mismo diplomáticamente, pero con firmeza.

4. Aprenda a respetar sus propios deseos. Impóngase ante quienes pretenden que realice actos que no son de su agrado o que entorpecerán su quehacer cotidiano.

5. Nunca acepte gritos ni malos tratos por pensar diferente.

6. Aprenda a callar; esto en determinadas circunstancias, puede ayudar a evitar peleas.

7. Recuerde siempre que hay situaciones que no tienen retorno. Las agresiones verbales y el maltrato son irremediables. Lo mejor es no llegar a la violencia.

8. Ensaye la negativa frente al espejo; esto ayuda a descargarse.

9. No trate de justificarse una vez que lo haya decidido.

10. Recuerde siempre que decir “no” es un verdadero arte, pero está en todo su derecho.

Por último, si después de haber dicho que “no”, lo único que se logra es perder la amistad, el cariño o el amor de esa persona, no es cuestión de volver atrás, sino de replantearse si realmente existe por parte de quien no acepta su negativa, un sentimiento sincero o se trata de ganar alguna utilidad.

Tratemos siempre de ser justas, empezando primero por nosotras mismas. Es una buena estrategia en la vida.

Por Aloyma Ravelo de Revista Mujeres

Santiago de Chile, 5 de marzo 2007
Crónica Digital
, 0, 61, 8

Compartir en ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestPrint this page
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.