ALGO ESTÁ PASANDO… ¿EEUU DISPUESTO A NEGOCIAR CON IRÁN?

0

La perplejidad obedeció a lo contradictorio de que Bush accediera a dialogar con dos países a los que demonizaba, incluyéndolos en el “eje del mal”.

El 11/S fue como una frontera en el tiempo, y la fractura por donde escaparon la sensatez y la cordura de los países poderosos, junto con el protagonismo de las naciones emergentes. Como si no necesitara aliados y prefiriera el acoso y la soledad, Estados Unidos se aisló y, partiendo de un particular y dudoso análisis de la situación internacional, impuso una guerra global.

Estados Unidos exigió de sus aliados una incondicionalidad absoluta, requisito que apenas lograron cumplir Tony Blair, José María Aznar y Silvio Berlusconi y, al evaluar erróneamente el surgimiento de los factores no nacionales hostiles, constituidos por organizaciones al estilo de Al Qaeda, calificó a setenta o más países como rincones oscuros, convirtiéndolos en potenciales blancos.

Entre las innovaciones más negativas de aquel contexto, estuvo la manipulación de la condición de árabes e islámicos de los protagonistas del 11/S, para promover un virtual conflicto de civilizaciones, convirtiendo a todos los países árabes y a todos los musulmanes en sospechosos, e incluso reos de terrorismo.

Nunca antes, desde los tiempos de las cruzadas entre los siglos XII y XIV, la expulsión de los judíos de España y sus colonias en 1492 y del internamiento de 120 000 norteamericanos de origen japonés en campos de concentración en los Estados Unidos después de Pearl Arbour, una etnia, una nacionalidad o una cultura habían sido criminalizadas.

Sobre la base de asociaciones forzadas, la administración norteamericana vinculó a sus aprestos bélicos a Irán, país con el que Estados Unidos mantenía un antiguo diferendo, que nunca estuvo asociado al terrorismo sino al compromiso norteamericano con el Sha, derrotado por un movimiento islámico.

La presunción nunca probada de que Irán instigó la actividad terrorista contra Estados Unidos, hecho que lo convierte en un país “intrínsicamente perverso”, “eje del mal” y en un “Estado Villano” y otros calificativos tan aparatosos como inexactos, se fue vinculando hasta confundirse con las criticas a los esfuerzos del estado persa para producir el combustible nuclear con que alimentar sus plantas atómicas.

Desde entonces, paso a paso, resolución a resolución, a pesar de la oposición de Rusia y China y las reservas de varios países europeos, Estados Unidos ha creado un ambiente que suma sus tradicionales acusaciones a Irán, la de erigirse en un peligro para la seguridad de Norteamérica y del mundo entero.

Con ese pretexto, se ha llegado a la situación presente donde, a la vez que todo parece estar listo para una agresión en gran escala contra Irán, continúan las referencias, incluso de Condoleezza Rice a la posibilidad de negociar con Irán la pacificación de Irak.

Algo es falso: o bien Estados Unidos utiliza el ambiente de ataque militar masivo inminente para presionar a Irán y obligarlo a ceder, no sólo en materia nuclear sino llevándolo a colaborar en la confrontación con la resistencia iraquí, o esa posibilidad es una maniobra diversionista para explotar mejor el factor sorpresa y cubrir la agresión en gran escala.

Por otra parte, ya se utiliza el arreglo en virtud del cual Corea parece haber accedido a congelar sus programas nucleares a cambio de cierta cantidad de petróleo y seguridades políticas, para presionar a Irán, mostrándole las ventajas de ceder a cambio de incentivos de diferente naturaleza.

En cualquier caso es preciso estar alerta. Nadie puede a la vez silbar y sacar la lengua. La situación de virtual bancarrota de Bush, derrotado en la guerra y desacreditado en la política, pueden hacerlo más agresivo o moderarlo.

En cuanto a Corea, parece haber ocurrido lo segundo. Irán es harina de otro costal. No habrá que esperar mucho para saber dónde está la trampa.

Por Jorge Gómez Barata de Visiones Alternativas

Santiago de Chile, 8 de marzo 2007
Crónica Digital , 0, 27, 2

Compartir en ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestPrint this page
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.