EL DÍA QUE COMENZÓ EL BOMBARDEO DE BAGDAD

0

El jefe de los inspectores de la ONU informó que ellos no habían encontrado hasta el momento nada comprometedor en torno a las supuestas armas de exterminio en masa…

…pero dijo también que Irak “no había hecho un esfuerzo serio” y hacía falta una cooperación “más activa” de su parte. Bagdad aceptó luego ampliar la información y permitir que los inspectores interrogaran a sus científicos.

5 de febrero -. Collin Powell, Secretario de Estado estadounidense, pretendió, en su presentación ante el Consejo de Seguridad, basarse en grabaciones telefónicas, imágenes satelitales e informes de inteligencia para acusar a Irak de ocultar armas de destrucción masiva, mantener vínculos con Al-Qaeda y burlar a los inspectores de la ONU.

14 de febrero de 2003-. En un nuevo informe ante el Consejo de Seguridad, Blix y el director de la Agencia Internacional de Energía Atómica, Mohamed El Baradei, reiteraron que no se habían encontrado armas de destrucción masiva en Irak.

15 de febrero de 2003 -.Las más importantes ciudades del mundo asistieron a la mayor manifestación antibélica desde la Segunda Guerra Mundial: Roma, París, Londres, Madrid, Barcelona y Nueva York estaban entre las 400 ciudades en más de 60 países donde millones de personas se expresaron contra la guerra. Los ciudadanos de todo el planeta salieron a la calle para declarar la guerra a la guerra. Una jornada histórica que aunó el grito de la opinión pública mundial en contra de los planes belicistas de EEUU y a favor de la paz. Grito que se volvió a repetir un mes más tarde, el 15 de marzo, y que después, con el comienzo de la confrontación, se multiplicó por todos los rincones del mundo.

24 de febrero de 2003-. EEUU, Gran Bretaña y España presentaron en el Consejo de Seguridad un proyecto de resolución que abría la puerta para un ataque militar al declarar que Irak había fracasado en aprovechar la “última oportunidad” otorgada por la resolución 1 441. Francia, Rusia y Alemania insistieron en dar más tiempo a los inspectores.

2 de marzo de 2003-. El diario The Observer, con sede en Londres, informó sobre “un memorando escrito por un alto funcionario de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) –el organismo de Estados Unidos que intercepta las comunicaciones alrededor del mundo— que pone en claro que el blanco de los esfuerzos intensificados de espionaje son las delegaciones de Angola, Camerún, Chile, México Guinea y Pakistán en la sede de Naciones Unidas en Nueva York, cuyos votos se disputan entre el grupo pro-guerra, encabezado por los Estados Unidos y Gran Bretaña, y el grupo que argumenta por más tiempo para los inspectores de las Naciones Unidas, liderado por Francia, China y Rusia”. El informe de la NSA, fechado el 31 de enero, esboza el amplio alcance de las actividades de espionaje sobre el Consejo de Seguridad.

5 de marzo de 2003-. Francia y Rusia, miembros permanentes con poder de veto, anunciaron que bloquearían cualquier resolución que autorizara el uso de la fuerza sobre Iraq. China tomó la misma posición. Bush dijo que “si tenemos que actuar, lo haremos. No necesitamos la aprobación”. EEUU comenzó a presionar a los “indecisos” del Consejo de Seguridad, un grupo de miembros no permanentes constituido por Angola, Camerún, Chile, Guinea, México y Pakistán.

15 de marzo 2003-. Ante centenares de miles de madrileños se da a conocer el Manifiesto contra la guerra, leído por el Premio Nobel de Literatura José Saramago.

16 de marzo de 2003-. El presidente norteamericano, George Bush, el primer ministro británico, Tony Blair, y el jefe del Gobierno español, José María Aznar, deliberaron en el archipiélago portugués de Azores. Durante el encuentro, los tres presidentes decidieron conceder hasta el lunes 17 un ultimátum al Consejo de Seguridad para que apruebe una resolución que permita “desarmar” a Hussein por cualquier vía.

Lunes 17 de marzo de 2003-. Los hechos se precipitaron: EEUU, Gran Bretaña y España retiraron su propuesta de Resolución y Bush dió 48 horas a Hussein para abandonar Iraq junto con su familia. “El Consejo de Seguridad no ha estado a la altura de sus responsabilidades, pero nosotros sí estaremos a la altura de las nuestras”, dijo. Bagdad rechazó el ultimátum y la ONU evacuó a los inspectores y al resto de su personal.

Lunes 17 de marzo de 2003-. Horas después el presidente francés Jacques Chirac dijo que la decisión norteamericana afectaba “la estabilidad mundial”. Por su parte, el líder de la bancada laborista del parlamento británico y ministro del gobierno, Robin Cook, presentó su renuncia, igual que otros miembros del gabinete. La cámara de los comunes autorizó al gobierno a utilizar la fuerza contra Iraq, aunque con la oposición de más de un centenar de diputados laboristas.

Jueves 20 de marzo de 2003-. Comenzó el bombardeo de Bagdad. El conflicto, que se quizo presentar como resuelto en solo tres semanas, cuando el presidente Bush, el primero de mayo de 2003, declaró el triunfo de Estados Unidos, fue una demostración del poderío militar estadounidense, que desde la primera Guerra del Golfo había dado un nuevo salto tecnológico. En 1991, el 20 por ciento de las armas norteamericanas habían sido de precisión; esta vez, el 80 por ciento. En las primeras 48 horas, tres mil misiles fueron disparados. Después los bombardeos se repitirían diariamente. Las tropas británicas invadieron a Irak por el sur.

Santiago de Chile, 20 de marzo 2007
Crónica Digital/Visiones Alternativas , 0, 26, 2

Compartir en ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestPrint this page
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.