EL PAPA Y BUSH SE CONFIESAN

0

La audiencia privada de 35 minutos se desarrolló en la biblioteca privada del jefe de la iglesia católica en el Vaticano y fue eclipsada en los medios italianos por las protestas en las calles de Roma contra la visita del mandatario estadounidense
Bush llegó a la capital italiana luego de participar en Alemania de la cumbre del G8 en una gira europea que incluyó también la República Checa y Polonia.

En estos dos últimos países, Estados Unidos planea instalar bases para la construcción de un escudo antimisiles en Europa al que se opone fervientemente el presidente de Rusia, Vladimir Putin.

Audiencia privada

Mientras posaban para los fotógrafos, Bush abrió el diálogo protocolar comentándole al Papa que venía de la cumbre del G8 a la que calificó de exitosa.

Benedicto XVI replicó preguntándole si también había sido exitoso su encuentro en el marco de esa reunión, con su par ruso a lo que el mandatario respondió que le contestaría “en un minuto”, cuando estuvieran en privado.

Debido a la característica del encuentro en el despacho papal, pocos detalles emergieron sobre la conversación.

No obstante esto, tanto fuentes vaticanas, como allegados a la delegación de Bush, esperaban que el Papa planteara su preocupación por la guerra en Irak y reiterara su pedido por una “solución dialogada” a los conflictos del Medio Oriente.

Se esperaba que Benedicto XVI mencionara durante esta reunión su preocupación por el sufrimiento de los cristianos en Irak como consecuencia de la enfrentamientos que aún continúan.

Aunque el mandatario estadounidense había dicho a los periodistas que iba dispuesto “principalmente a escuchar”, se sabe que también iba dispuesto a defender las políticas humanitarias de su gobierno.

Una de sus principales cartas de presentación, sería su esfuerzo y compromiso en un programa especial para ayudar a combatir el Sida y la malnutrición en África.

Otros temas como el aborto y el matrimonio gay, donde ambos sostienen visiones similares, también habrían formado parte de este primer encuentro.

Seguridad

Al menos hay dos grandes protestas anti-bélicas organizadas para la visita de Bush.
La presencia de Bush este sábado en Roma, llevó a las autoridades italianas a desplegar un amplio operativo de seguridad en el que participan más de diez mil efectivos policiales.

Tanto el ala izquierda de la coalición de gobierno como activistas radicales opuestos a la política internacional de la Casa Blanca organizaron sendas protestas en la capital italiana contra la presencia de Bush.

El primer ministro, Romano Prodi pidió a los miembros de su gobierno de los partidos Verde, Refundación Comunista e Italia Comunista, que no se unan a las manifestaciones a las que varios dirigentes y legisladores preven asistir.

El encuentro de este sábado entre Prodi y Bush, no tiene como telón de fondo uno de los mejores climas entre Roma y Washington.

Italia retiró sus tropas de Irak y se resiste a enviar más soldados a la coalición que en Afganistán aún encuentra dificultades para terminar con la resistencia del Talibán.
Juicio por vuelos de la CIA

Por otra parte, la visita de Bush se produce el día después de que en Roma comenzara el juicio en ausencia a 25 agentes de la CIA y un coronel de la Fuerza Aérea estadounidenses acusados de secuestrar a un clérigo musulmán en Italia en 2003 y enviarlo a Egipto.

Seis italianos se sientan en el banquillo de los acusados por esta modalidad de operación de la Agencia Central de Inteligencia estadounidense, conocida como “rendición extraordinaria”.

Sin embargo el tema no está en la agenda de la reunión con el primer ministro. El mismo Romano Prodi, se encargó de aclararlo personalmente a la prensa.
Antes de partir rumbo a Albania y Bulgaria, donde también lo esperan protestas, Bush se reunirá con el ex primer ministro Silvio Berlusconi, un fuerte aliado de Estados Unidos durante la invasión estadounidense a Irak.

Bush se confunde y llama al Papa Señor en lugar de Su Santidad

En tanto, la agencia de noticias de España, EFE, señaló que el presidente de EEUU, George W. Bush, se confundió hoy al llamar Señor en lugar de Su Santidad al Papa Benedicto XVI, como establece el protocolo.

Estoy contento de estar con usted, Señor , dijo Bush al ser recibido por el Papa en unas palabras que escucharon los fotógrafos y periodistas a los que se permitió brevemente entrar a la Biblioteca Privada del Papa, donde tuvo lugar el encuentro.

La confusión protocolaria estuvo precedida por un pequeño incidente cuando la limusina en la que viajaban Bush y su esposa Laura hacia el Vaticano sufrió un problema mecánico y se detuvo unos instantes, sin que ello afectara al dispositivo de seguridad.

Con motivo de la visita de Bush, cientos de tanquetas y policías de distintos cuerpos, incluidos los antidisturbios están desplegados en las vías principales de Roma, mientras helicópteros sobrevuelan la ciudad.

Respecto a la indisposición que Bush sufrió en la última jornada de la cumbre del G8 celebrada en Heiligendamm (Alemania), Dana Perino, portavoz de la Casa Blanca, dijo que todavía no está restablecido al cien por cien, pero está mejor que ayer .

Tomado de (BBC Mundo, EFE, Visiones Alternativas)

Santiago de Chile, 9 de junio 2007
Crónica Digital
, 0, 29, 19

Compartir en ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestPrint this page
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.