LA CRISIS DE LA UNIVERSIDAD DE VALPARAISO

0

Según ha indicado la Federación, la movilización emergió como una protesta en contra de las malas políticas administrativas del rector, Juan Riquelme Zuchett y se propone forzarlo a dejar su cargo a disposición, para que el Ministerio de Educación coloque un interventor temporal, “para supervisar la Universidad hasta que se llegue a una modificación democrática de sus Estatutos”.

El detonante fue el aumento de 120 por ciento en el arancel de algunas carreras. Los estudiantes sostienen que llevan años sin escuchados por la autoridad y, de hecho, su actual petitorio data de octubre de 2006.

El presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Valparaíso, Daniel Zamorano, asegura que el rector Riquelme debe abandonar su cargo ante su incapacidad para resolver las demandas del alumnado. “Este petitorio viene desde octubre del año pasado y si el rector no ha querido avanzar en la solución, es el culpable de como estamos y tiene que asumir el costo de las decisiones que ha tomado”, señala.

Son 13 mil los alumnos del plantel los que se mantienen movilizados, es decir el 98 por ciento de la matrícula, incluyendo los campus de San Felipe, Los Andes y también de Santiago. El 100 por ciento de las facultades está tomado.

Uno de los hechos novedosos de la movilización universitaria fue la creación del “Pequeño Rector”, una parodia de la recordada “Pequeña Gigante”. Un muñeco de la autoridad universitaria, de unos seis metros, que ya ha recorrido en dos ocasiones las calles de Valparaíso, acompañado por una masa de estudiantes en carnaval cultural, con disfraces, música y mucha alegría, en lo que denominan “Protesta Cultural”.

LAS DEMANDAS

La primera demanda de los estudiantes de la Universidad de Valparaíso es la renuncia o destitución del rector Riquelme, a quien no consideran “interlocutor valido”. Según ha indicado la Federación, su presencia en Rectoría “no genera la confianza para un diálogo que se transforme en solución” para sus demandas. Al mismo tiempo, denuncian que su gestión provocó una crisis sin precedentes en la Casa de Estudios.

El petitorio de la Federación de Estudiantes contiene los siguientes puntos:

– Congelamiento de los Aranceles 2008. Creación de una comisión para discutir la temática de los aranceles.

– Participación triestamental en las decisiones de la Universidad.

– Participación de los estudiantes en las comisiones dispuestas por Rectoría.

– Rechazo del paso a DICOM de las deudas de los estudiantes.

– Aplicación efectiva del Decreto 3 y 4 transitorio del Reglamento de Aranceles a los alumnos de las generaciones 2003 y 2004. Creación de nuevo Reglamento de Aranceles que sea discutido con los estudiantes (incluyendo aspectos como que los alumnos que tengan tres ramos o menos tengan derecho a una rebaja de arancel).

– Derecho a postulación al Fondo Solidario para los alumnos antiguos.

– Solución a los graves problemas de infraestructura que tienen las carreras de la Universidad.

Los estudiantes también exigen la reformulación de los Estatutos Orgánicos de la Universidad, para “consolidar la participación triestamental, democratizar la toma de decisiones incorporando a las discusiones y decisiones a los estamentos que componen nuestra universidad (académicos, funcionarios y estudiantes), de tal manera que no se tomen decisiones arbitrarias”.

LA PALABRA DEL RECTOR

Juan Riquelme, el rector del plantel, ha señalado que “hay reivindicaciones que son entendibles y otras no. Desde el punto de vista institucional, las tomas no constituyen un acto democrático. No podemos hacernos cargo de todos los problemas sociales y económicos de Chile”.

Por ejemplo, ha indicado a la prensa, “los aranceles han subido, pero no hay que olvidar que la Universidad de Valparaíso es una de las más baratas de Chile. Nosotros tenemos que ajustar los aranceles, como mínimo, en base al índice de remuneraciones del sector público, porque somos funcionarios públicos”.

Con todo, ha señalado tener “la mejor voluntad para solucionar positivamente esta situación compleja”. Explicó que “estamos de acuerdo con la mayoría de los puntos del petitorio. Hace tiempo veníamos conversando sobre estas materias, sólo faltaba implementarlo”.

Asimismo, se ha manifestado preocupado por la serie de “injurias que se ha arrojado en mi contra. Entiendo que haya inquietud entre los estudiantes, ellos tienen derecho a opinar y manifestar. Pero no toleraré que se ofenda mi honra. Aquí existen personas que están empujando a los jóvenes a decir cosas que no proceden”.

En tanto, académicos de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad exigieron “el respeto a la institucionalidad vigente en nuestra universidad, por parte de todos sus integrantes”. Además rechazaron en forma categórica la petición de renuncia del rector, manifestando que “fue reelegido democráticamente por una amplia mayoría, con un 82% de los votos de los académicos”.

Precisamente, sobre la gestión de Riquelme también pesan algunas acusaciones de estudiantes sobre irregularidades como pago de sobresueldos o asignaciones por mérito académico a profesores cercanos a la Rectoría, para asegurar la reelección de la plana directiva.

La movilización, sin precedentes en la historia de la Universidad de Valparaíso, continúa su curso. Los estudiantes señalan que la exigencia de salida del rector es “intransable”.

Por Equipo Crónica Digital

Santiago de Chile, 12 de junio 2007
Crónica Digital , 3, 949, 21

Compartir en ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestPrint this page
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.