MANUEL JACQUES: “LA DERECHA, FARISEOS Y MERCADERES DEL TEMPLO”

0

El planteamiento del presidente de la Conferencia Episcopal, Alejandro Goic, solicitando al empresariado chileno un esfuerzo para mejorar las condiciones de sus trabajadores y pagar un “sueldo ético” en lugar del salario mínimo provocó la molestia de la senadora de la UDI, quien acusó al obispo de Rancagua de “no tener idea de economía”.

“Monseñor Goic creo que tiene muchas cosas que explicarle al país, porque no tiene idea de economía y se está metiendo en cosas muy difíciles”, aseguró.

Dijo: “Me gustaría preguntarle si él cree que una persona que da empleo pero no paga el sueldo según él ético es una persona no ética, o si preferiría que este empresario sencillamente cerrara la empresa y no diera empleo”. El ejemplo de Evelyn Matthei fueron empresas pequeñas, como “panaderías o una reparadora de zapatos”, y emplazó al obispo a responder “si prefiere que cierren, y también le preguntaría si él le va a dar trabajo a toda la gente cesante”.

La senadora cuestionó “total y absolutamente” el planteamiento del prelado, ya que, a su juicio, está contribuyendo a incentivar los conflictos sociales y a hacer demagogia. “Hay un ambiente de falta de prudencia y de irresponsabilidad muy preocupante en el país, y creo que las consecuencias pueden ser gravísimas”, manifestó.

Al respecto, Jacques indicó: “¿Qué nos puede sorprender? ¿Acaso se ha olvidado el ataque sistemático de la derecha contra la Iglesia durante la dictadura, por su defensa de los derechos humanos?”. En este sentido, recordó que en ese período la persecución contra la Iglesia llegó a los límites de la desaparición forzada y el asesinato de sacerdotes, hechos que ocurrieron “con la evidente complicidad de los actores que hoy se expresan en la Alianza por Chile”.

“En los últimos años, la derecha ha pretendido mimetizarse con la identidad del cristianismo católico, sobre la base de apropiarse de ciertos planteamientos que sectores de la Iglesia han planteado en el ámbito de la ‘moral sexual’. Para la derecha la ética y la moral católica parece que tienen validez sólo en ese sentido. Se niegan a observar que la ética y la moral del evangelio tienen una dimensión social, que es incompatible con el modelo neoliberal”, acusó.

Subrayó: “En el fondo, la derecha intenta instrumentalizar la Iglesia para validar su proyecto conservador de sociedad. Sin embargo, enfrentados a las exigencias de justicia social de la ética católica, reaccionan con los más violentos ataques y se revelan como lo que son: fariseos y mercaderes del templo. Lo hemos visto en innumerables ocasiones, desde el padre Alberto Hurtado hasta el cardenal Raúl Silva Henríquez”.

“Jamás el obispo Goic ha dicho que sea para aquellos que no tienen utilidades, independiente del tamaño de la empresa”, precisó Jacques. Añadió que “no se necesita ser economista para comprender que el obispo Goic se ha referido a un ‘sueldo ético’ pensando en las empresas que hoy concentran la riqueza y que han logrado ganancias escandalosas en los últimos años. No lo hizo refiriéndose a las microempresas que, por lo demás, también son afectadas por la escandalosa distribución desigual de la riqueza”.

Añadió: “No se necesita tampoco ser católico para constatar que la desigualdad existente en el país es escandalosa”.

“Es notoria la forma arbitraria que emplea Matthei para asumir el debate en una condición bipolar: sueldo lo más bajo posible o desempleo y caos. La verdad es que sus conocimientos de economía parecen cuestionables y lo único que queda claro de sus palabras es que la receta neoliberal está por sobre la ética y que el sentido de su política es la defensa de los intereses de un centenar de grandes empresarios, en contra de las necesidades de millones de trabajadores”, afirmó.

Respecto de la distancia que tomaron de las declaraciones de Matthei figuras de la derecha, como Sebastián Piñera y Pablo Longueira, Manuel Jacques comentó: “No tengo dudas de que la senadora interpretó el pensamiento de la mayoría de la derecha. Piñera y Longueira han intentado eludir un conflicto con la Iglesia, pero han entregado propuestas que no se hacen cargo de los graves problemas de la desigualdad”.

En su reflexión, monseñor Alejandro Goic señaló que “hemos crecido y estamos creciendo y ojalá sigamos creciendo, al cinco, seis o siete por ciento. En un país donde el 90 por ciento son creyentes en Cristo, donde hemos resuelto juntos el paso de un régimen de facto a uno democrático, ¿no será el momento ya de abrir un gran debate nacional para ver cómo distribuimos la riqueza?”.

“Yo me pregunto: ¿Es posible vivir con un sueldo mínimo de 140 mil pesos? Con profundo respeto, invito a debatir esa deuda pendiente que tenemos con los más pobres de Chile (…) Hago un llamado a los hombre de fe a que nos pongamos una mano en el corazón a que crezcamos en equidad y justicia social, porque o sino el conflicto va a venir”, enfatizó.

Santiago de Chile, 9 de agosto 2007
Crónica Digital , 0, 181, 3

Compartir en ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestPrint this page
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.