EL CLUB DE LOS DE SIEMPRE

0

Dos elementos que marcan lo mal que se hacen las cosas en este gobierno:
Primero, se crea a partir de la discusión que se abre ante la demanda del presidente de la Conferencia Episcopal, Monseñor Alejandro Goic, en torno a pedir el pago de un salario ético. Si no se hubiera abierto esta polémica probablemente el tema de la equidad seguiría guardado en el baúl de los recuerdos, aunque la palabra equidad sea sacada a cada rato para conformar alguna frase propagandística vacía total de contenido y verdad.
Segundo, está conformada por la elite dorada de siempre. Profesionales, políticos, dirigentes empresariales y un par de “negritos de Harvard”, que sirven para dar la impresión de integración.

Todo mal. Pésimo que se acuerden en el gobierno de la existencia de dolores, frustraciones y rabias en el mundo del trabajo sólo cuando la Iglesia toca la campana al respecto. Mal que sigan pensando que con los y las mismos/as de siempre podrán de verdad hacer algo por el diariamente humillado pueblo chileno. Imposible, y resulta imposible porque son los mismos que en los últimos 17 años han gobernado o influido en diversos círculos, y han contribuido a consolidar un modelo excluyente. Son los mismos que creen que con carreteras de pago, edificios y barrios financieros, números y estadísticas, y haber sacado de la extrema miseria a varios miles de chilenos la tarea está hecha y bien hecha. Son los mismos que siguen “con la monserga” de la alianza política “más exitosa” de la historia del país, son los mismos indolentes y ciegos que viven felices en su burbuja de poder.

¡Qué pena presidenta!, esperábamos otras cosas de usted. Esperábamos una real y efectiva preocupación por los pobres de este país; esperábamos reales soluciones a la dramática realidad sanitaria; esperábamos una reforma educacional de verdad; esperábamos un poco de justicia para todos y todas en este país. Una lástima.

Myriam Verdugo, Presidenta del Instituto Jorge Ahumada.

Santiago de Chile, 26 de agosto 2007
Crónica Digital , 0, 70, 3

Compartir en ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestPrint this page
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.