Por: Fernando Abarca: ESPECIALISTA ASEGURA QUE PRÓXIMO PRESIDENTE DE URUGUAY SÓLO SE CONOCERÁ CUANDO SE CUENTE EL ÚLTIMO VOTO

0

Mediante segunda vuelta, se decidirá al sucesor del presidente uruguayo José Mujica. Según el investigador del Instituto de Estudios Avanzados (idea) de la U. de Santiago de Chile, Pablo Lacoste, “tendremos que esperar hasta el último instante y contar hasta el último voto, para saber quién realmente se va a llevar el triunfo”. Tabaré Vázquez, abanderado del izquierdista Frente Amplio; y Luís Lacalle, candidato del Partido Nacional, son las cartas de continuidad y cambio en la política uruguaya.

El pasado domingo 26 de octubre, en Uruguay se llevaron a cabo elecciones nacionales, las que definieron a las nuevas autoridades que regirán los destinos de aquel país; es decir a senadores, diputados y Presidente de la República. Los resultados de los comicios, arrojaron que, entre otras cosas, el flamante cuerpo de legisladores que se integra al servicio público, mayoritariamente pertenece al Frente Amplio (FA) – la coalición de izquierda – y que los candidatos a la máxima magistratura de la nación; es decir Tabaré Vázquez, por el oficialismo; y Luís Lacalle, por el Partido Nacional,  definirán, mediante segunda vuelta, al reemplazante del presidente José Mujica, este domingo 30 de noviembre.

Para el investigador del Instituto de Estudios Avanzados (Idea) de la Universidad de Santiago, Pablo Lacoste, el balotaje será muy estrecho, pese a que en primera vuelta, Tabaré Vázquez obtuvo más de 10 por ciento de ventaja sobre su más cercano competidor, el abogado del Partido Nacional Luís Lacalle. Según el experto, el inminente pacto del también llamado Partido Blanco con la tercera fuerza política en competencia-  es decir el Partido Colorado- equilibrará la balanza.

“En Uruguay, ambas fuerzas tienen mucha afinidad ideológica y han hecho tradicionalmente  alianzas”, explica el también Doctor en Estudios Americanos por la Universidad de Santiago, Pablo Lacoste. “Son ideológicamente de centro derecha y es probable que se transfiera toda la votación del Partido Colorado hacia el Blanco”, añade.

Cree el profesor Lacoste que la lucha cerrada por el sillón presidencial, se sustenta en la incapacidad que Tabaré Vázquez ha tenido para utilizar a su favor el capital político de José Mujica, que en las pasadas elecciones, fue electo senador. “Aunque Mujica goza de alta popularidad, no ha logrado transmitírsela al candidato oficialista, tal como pasó con Michelle Bachelet en su anterior gestión, cuando su candidato (Eduardo Frei) perdió la elección presidencial, pese a que ella tenía una popularidad del 80 por ciento”.

Tabaré Vázquez- explica el académico del IDEA- es  un político más clásico. “No tiene ese estilo de vida casi franciscano de Pepe Mujica”, agrega. “Si bien es una persona correcta y valorada como un político profesional, no tiene el halo de desprendimiento absoluto que irradia Pepe Mujica”, puntualiza el experto.

Según Lacoste, los resultados finales estarán cercanos a un 47% para el FA y un 45% para la centroderecha. En este escenario, el académico cree que se debe actuar con atención, pues si bien el oficialismo posee la ventaja, la oposición está muy cerca. “Tendremos que esperar hasta el último instante y contar hasta el último voto, para saber quién realmente se va a llevar el triunfo”, concluye el investigador.

El destino uruguayo tras el balotaje

 Estima el profesor Lacoste, que la conducción uruguaya no va a variar mucho, incluso si cambia la coalición gobernante. Señala, que dicha nación “tiene una calidad institucional bastante consolidada, en ese sentido, muy parecida a la de Chile”.  Afirma además el investigador del Idea, que en Uruguay se vive una política de consensos, donde prima la tolerancia, y  destaca la probidad de sus políticos.  Allí, “es distinto de otros países que tienen modelos más autoritarios, donde gobierna el que está en el poder de forma solitaria ignorando absolutamente a la oposición, sin crear consensos ni políticas de Estado. Por eso, “en Uruguay  no hay riesgo de que hayan conflictos de interés, ni cosas por el estilo”, concluye.

Respecto a la forma en que Uruguay manejará sus relaciones internacionales, Pablo Lacoste piensa que, independiente de quien triunfe en la segunda vuelta, se velará por seguir cultivando las buenas relaciones que desde hace un tiempo mantiene con Brasil. Sin embargo, frente a su papel como país observador en la Alianza del Pacífico, es posible que de triunfar Lacalle el país intente profundizar su rol, buscando otro estatus dentro del grupo.  Por eso, como Chile es miembro fundador de dicho bloque económico, “tiene que observar como mucha atención lo que pase en Uruguay”, explica el académico.

Por: Fernando Abarca

Santiago de Chile, 28 de noviembre 2014
Crónica Digital

Compartir en ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestPrint this page
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.