INSULINA ORAL ELIMINARÍA INYECCIÓN SUBCUTÁNEA, SEGÚN ESTUDIO

0

Tras varios años de estudios, científicos estadounidenses lograron los primeros resultados en obtener una cápsula oral de insulina, lo que dejaría atrás las inyecciones diarias para los diabéticos dependientes de esa hormona.

La insulina es una hormona polipeptídica formada por 51 aminoácidos que interviene en el aprovechamiento metabólico de los nutrientes, sobre todo con el anabolismo de los glúcidos.

Su forma de administración vía oral siempre fue un tema de investigación para mejorar la calidad de vida de los afectados, sin embargo, al alcanzar al estómago, es degradada por los ácidos allí presentes, de ahí la dificultad para ser absorbida por la sangre para llegar al hígado, su sitio de acción.

El nuevo fármaco consiste en una cápsula con un recubrimiento especial, explican los autores en el congreso de la Asociación Americana de Científicos Farmacéuticos en Florida, que sesiona por estos días.

Esta cápsula, añaden, ha demostrado que es capaz de sobrevivir a los ataques de los ácidos del estómago y liberar su carga en el intestino. Allí, la cápsula se abre y los parches se fijan a la pared intestinal donde depositan la insulina para que pueda ser después absorbida por el torrente sanguíneo, señalan.

Para el académico Samir Mitragotri, líder de la investigación, de la Universidad de Santa Bárbara, el tratamiento oral, no solo será una fórmula más cómoda para el paciente sino que permitirá una ruta más directa y eficaz.

Gran número de estudios demuestran que la insulina es una alternativa segura, efectiva, bien tolerada y aceptada para el tratamiento a largo plazo de la diabetes tipo 1 y la diabetes tipo 2, incluso desde el primer día del diagnóstico.

Washington, 23 noviembre 2015
Crónica Digital / PL

Compartir en ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestPrint this page
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.