Por Marcel Garcés Muñoz: MAX BERRU: SU CANTO A LA ESPERANZA Y LA BELLEZA SIGUEN VIVOS

0

Se apago la voz de Max Berru, pero su canto a la esperanza  profunda de sus versos  prosiguen latentes en el pueblo-

Se queda su recuerdo  de creador, de militante, del amigo, en el alma colectiva de sus camaradas,  de sus admiradores, de sus compañeros de armonías y sentimientos.

Fue de los insobornables- militante de la esperanza, cantor del dolor, de la lucha y del compromiso.

Fue de los que combatieron a la dictadura de Pinochet, que lo mantuvo en el exilio, de los que tuvieron siempre en su corazón amplio  a Chile, a la democracia, la defensa de los derechos humanos.

Nacido en Ecuador, desarrolló su vida y su savia artística en Chile desde 1962, forjando su carácter y pensamiento  en la Universidad Técnica del Estado, donde encontró  un cauce  para su sensibilidad social y su vocación musical. Fundo Inti Illimani, junto a Jorge Coulón, Horacio Durán, Horacio Salinas y Pedro Yáñez. El exilio llevó  su nervadura creativa  a Italia, donde  conquistaron un lugar de privilegio, pero fue ciudadano de la América cobriza,  de las raíces originarias  de la Pachamama, hermano de sus pueblos originarios, de sus obreros, de sus insurgentes, de los combatientes de  las sombras y de los sueños épicos.

Max, se nos fue físicamente a los 74 años, pero seguirá vivo en el recuerdo agradecido y el sentimiento de su pueblo-

 Nos acompañará con Simón Bolívar  y la Vasija de Barro, y tantos otros temas  y los inolvidables  valses y  boleros de su repertorio.

 Pero antes de partir  dejó estampado su mensaje en el diario La Tercera, en septiembre de 2017, con motivo de un concierto en su homenaje:

“Estoy tranquilo y contento, porque me siento bien. He vivido con normalidad y tranquilidad una experiencia que para mucha gente puede ser tremenda. Pero no hay tormentos ni miedo”.

“Yo he sido un hombre de bien, un hombre bueno y solidario. He sido preocupado por los demás y eso hace que a uno lo quieran. Además, gracias a todo el trabajo con el Inti, primero en la campaña de Allende, luego en el exilio, mostrando nuestro apoyo desde el primer día del Golpe. Este grupo es una de las cosas más importantes a las que he contribuido en mi vida. Me siento querido y me siento feliz. Y si me toca morir, me muero feliz”, dijo en lo que sería su despedida.

Cronica Digital lo despide como un combatiente de la hermosura y la libertad, como un ejemplo de consecuencia y fraternidad.

Max Berrú seguirá cantando y entregando canciones  y emociones, mensajes y caminos para andar.

Por Marcel Garcés Muñoz
Periodista
Director de Crónica Digital

Santiago de Chile, 1 de mayo 2018
Crónica Digital

Compartir en ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestPrint this page
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.