Por Marcel Garcés Muñoz: SE NOS FUE EL NEGRO JORQUERA

0

 Se nos fue Carlos Jorquera Tolosa, el Negro, sin mucha estridencia, como quien se despide de los amigos, luego de un encuentro en un bar como Las  Lanzas, lugar de culto , de conjunción de republicanos y soñadores, en la Plaza Ñuñoa, donde el cariño de sus propietarios disponía para él una mesa personal y su vino, donde permanecía sumido en sus pensamientos y recuerdos y departía con  amigos, colegas  y el público que le expresaba su cariño.-

S e nos fue “el Negro”, a pocos días de cumplir los 95 años, pero  nos dejó su alegría de vivir, de compartir, su compromiso con Allende y esa Revolución chilena de vino tinto y empanadas. y su lealtad  a toda prueba, con Salvador Allende, “el Chicho”, y por ende con su pueblo y su proyecto, con la utopía que soñamos tantos, y que merece una nueva lectura, y un nuevo compromiso histórico.

Compartió con Allende sueños, aventuras , complicidades y luchas, acompañándolo , fiel hasta la médula, hasta el dia  épico de su combate final por la democracia y la dignidad.  

Pero con el Negro  las cosas no son de llanto, sino de alegría de vivir la esperanza y los sueños.

Sobre todo de las  lealtades  que aprendió en su Casablanca  materna, donde sus coterráneos, y cercanos, con indisimulado orgullo local recordaban como “el Tito”.

 Claramente no era un periodista “objetivo”, sino un periodista orgullosamente comprometido, que puso su profesionalismo al servicio de una causa: la democracia y el proyecto socialista de su amigo , camarada  y Compañero Presidente., del cual fue Secretario de Prensa-Y claro, de la amistad, el apoyo, a la Revolución Cubana y las causas  libertarias de todos los pueblos  de este continente y otras latitudes. Fue integrante del primer Consejo de Redacción de Punto Final, junto a otros señeros periodistas como Augusto Olivares Becerra, Manuel Cabieses y Mario Díaz .

En el exilio, fue  pieza vital , en Venezuela, en la publicación en El Diario, de Caracas el 7,8 y 10 de diciembre de 1984, del reportaje con las estremecedoras confesiones  hechas a la periodista  Mónica González. por el agente  de los aparatos de represión de la dictadura de Pinochet,  Andrés Valenzuela ”el Papudo”, donde, por primera vez y desde  su interior, se develan los brutales métodos  de los servicios secretos de las Fuerzas Armadas y la dictaduraa contra los demócratas.

En el épico combate por La Moneda, el 11 de septiembre de 1973, en que la soldadesca, ametrallo los símbolos de la Patria, fue herido, pero pudo librarse del asesinato colectivo de sus defensores. Y obedeciendo las ordenes de Allende, no se inmoló junto a los otros héroes.

 El Negro,  fue enviado por la dictadura al campo de concentración de Isla Dawson,  en el Estrecho de Magallanes, administrado por la Armada, junto a ministros, dirigentes políticos y líderes del legítimo gobierno democrático.

 Jorquera vivió luego el exilio, en Venezuela y de vuelta a Chile trabajo como analista en la Cancillería.

Crónica Digital le recuerda con  respeto y cariño, con admiración por su trayectoria y compromiso, con la admiración y el reconocimiento de su calidad humana y profesional puesta al servicio de una causa noble: el pueblo y sus esperanzas de un futuro mejor.

Por Marcel Garcés Muñoz
Periodista
Director de Crónica Digital 

Santiago de Chile, 5 de abril 2018
Crónica Digital

Compartir en ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestPrint this page
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.