GOBIERNO DE FRANCIA ENTRA EN PERIODO QUE SE ANUNCIA INTENSO

0
Por Luisa María González

Tras dos semanas de pausa vacacional, el gobierno de Francia vuelve a sus labores con meses por delante que se anuncian intensos, a raíz de la multiplicación de controversiales reformas impulsadas por el presidente, Emmanuel Macron.

 

‘No crean que me voy a detener’, afirmó el mandatario al alertar que sus planes son continuar con el proceso de transformación integral del país, cuyas primeras medidas (nueva ley del trabajo, reforma ferroviaria, entre otros) fueron duramente rechazadas por una parte de la sociedad.

En esta nueva etapa, uno de los ejes de la acción será promover la reforma constitucional, tal como lo avisaron el propio Macron y el presidente de la Asamblea Nacional, François de Rugy.

Se trata de un asunto espinoso con cambios previstos como reducir el número de diputados y senadores, lo cual genera cuestionamientos en las dos cámaras legislativas.

El presidente del Senado, Gerard Larcher, abogó recientemente por repensar los tiempos y el contenido de la reforma: ‘más que nunca, podemos ver hasta qué punto las prerrogativas del Parlamento deben ser reforzadas, y no disminuidas, a favor de nuestra democracia’, indicó el político conservador.

De acuerdo con su punto de vista, ‘el rol del Parlamento, y particularmente del Senado, resulta indispensable, como contra-poder exigente en el respeto a nuestras instituciones’.

Otro tema polémico es la reforma de las jubilaciones, pues Macron pretende eliminar los 45 regímenes actualmente vigentes, para armonizarlos en un único sistema universal.

Al referirse a un tema que genera una viva polémica en el país, el secretario general del sindicato Fuerza Obrera, Pascal Pavageau, alertó que ‘habrá movilizaciones para mantener nuestro régimen actual y defender nuestro modelo social’.

Una tercera reforma controversial se refiere al seguro de desempleo y con ella se busca reducir algunas indemnizaciones, otro tema explosivo que podría generar un fuerte debate.

El gobierno comenzará a negociar sobre este asunto con los sindicatos a principios de septiembre, pero ya advirtió que en caso de no llegar a un acuerdo, se procederá por decreto.

El impulso a estas y otras transformaciones tiene lugar en un contexto económico poco favorable: todo apunta a que el crecimiento anual quedará muy por debajo de lo previsto por el Ejecutivo, además de que el desempleo se mantiene cercano a un 10 por ciento de la población.

Hace meses el Gobierno contaba con un crecimiento en 2018 de un dos por ciento, pero los pronósticos más actuales indican solo un 1,8 por ciento, con posibilidades de nuevas revisiones a la baja.

Al mismo tiempo, el mandatario francés todavía está acechado por el fantasma del caso de Alexandre Benalla, referido al colaborador del presidente que asistió a la manifestación del 1 de mayo vestido de policía y agredió violentamente a varios manifestantes.

El jefe de Estado debió afrontar a finales de julio investigaciones parlamentarias y numerosas críticas por parte de políticos, personalidades y medios de comunicación, mientras desde la Asamblea y el Senado se advirtió que la cuestión sería retomada en septiembre.

París, 23 agosto 2018
Crónica Digital /PL

Compartir en ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestPrint this page
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.