PRUEBA LA NASA MOTOR SOLAR ELÉCTRICO PARA ESPACIO PROFUNDO

1
Un nuevo motor de propulsión solar eléctrica basado en el efecto Hall para futuras misiones en el espacio profundo fue probado con éxito por la NASA y su socio Aerojet Rocketdyne, informan hoy medios especializados.

 

Con el objetivo de crear sistemas que ofrezcan un empuje confiable y garanticen la eficiencia del combustible, la prueba se realizó en el Centro de Investigación Glenn de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA).

Este estudio se centró en la unidad de suministro de descarga y en la de procesamiento de energía, las cuales se combinaron con un propulsor de desarrollo de la agencia espacial estadounidense y luego se probaron en una cámara de vacío térmico.

Con ello, los científicos demostraron que el sistema es capaz de producir energía de manera eficiente, pues convierte la solar en empuje y produce un calor residual mínimo.

Similar a los impulsores convencionales basados en el efecto Hall, este motor de propulsión solar se apoya en un campo eléctrico para ionizar y acelerar un propelente, como es el gas noble xenón.

En este caso, la electricidad necesaria es generada por células fotovoltaicas, también conocidas como paneles solares.

De acuerdo con los expertos, un beneficio inmediato de este sistema es que puede ofrecer un empuje comparable a uno convencional de propulsión química, pero mediante el uso de una décima parte del propelente.

Washington, 4 septiembre 2018
Crónica Digital /PL

Compartir en ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestPrint this page
Compartir

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.