DIPUTADO RODRIGO GONZÁLEZ ACUDE A CONTRALORÍA PARA FISCALIZAR RETRASO EN EL PAGO DE INCENTIVO AL RETIRO PARA PROFESORES Y ASISTENTES DE LA EDUCACIÓN

2

En compañía de dirigentes del Colegio de Profesores y de los Asistentes de la Educación, el diputado PPD, Rodrigo González acudió hasta la Contraloría General de la República para solicitar unpronunciamiento sobre el no pago de los bonos de incentivo al retiro, contemplados en las leyes N°s 20.976, en favor de los profesionales de la educación, y 20.964, en favor del personal asistente de la educación, por parte del Ministerio de Educación, ordenando a dicho Ministerio, a proceder al pago de dichos bonos, sin más dilación.

Para el diputado González resulta incomprensible que las dos leyes, aprobadas durante el gobierno pasado, se encuentren aún pendientes de pago “20 mil profesores y 9 mil asistentes de la educación deberían beneficiarse con estas leyes gradualmente, más de 800 asistentes en este año y en más de 1.500   profesores, y resulta que esas leyes están paralizadas, no han tenido la tramitación que se debiera practicar”.

“Le hemos planteado en repetidas oportunidades a la ministra y al subsecretario de Educación, la necesidad de acelerar estos procesos, porque hay una cantidad de profesionales que han postulado y que se ven extraordinariamente perjudicados, algunos por enfermedad, otros porque podrían correr el peligro de fallecer, por eso queremos que la Contraloría se pronuncie a fin de agilizar y obligar a que el Ministerio de Educación cumpla con su responsabilidad, tramite estas leyes, y que los asistentes de educación reciban su bono de retiro y también lo hagan los profesores” agregó González

Por su parte, el Primer Vicepresidente del Colegio de Profesores, Guido Reyes, sostuvo que “1500 profesores beneficiados del año 2016 aún no pueden obtener su bono retiro, solamente un tercio de ellos, 500, se les han transferido los recursos a los municipios y por lo tanto, estamos reclamando mayor celeridad al Ministerio de Educación porque es inexcusable el retraso que ha tenido de dos años el traspasar los recursos a los sostenedores municipales o a los sostenedores 3166 de administración delegada. Aquí hay una transgresión legal, hay un incumplimiento a la ley de bono retiro”.

Asimismo, el Secretario General  del Consejo Nacional de Asistentes de la Educación, Manuel Valenzuela, indicó que son 878 asistentes de la educación que fueron beneficiados en noviembre del 2017, y a la fecha, más de 9 meses después, aún no han recibido el bono de incentivo al retiro.

“Esto es bastante complejo y lamentable porque tenemos compañeros enfermos, algunos están postrados y tenemos más de una docena de asistentes de la educación que han fallecido esperando este beneficio. Hemos hecho todas las acciones posibles, hemos enviado la documentación correspondiente a la Ministra, al Subsecretario. La última carta que mandamos a la ministra fue el 26 de septiembre y a la fecha no tenemos ninguna respuesta, hemos pedido a los parlamentarios que oficien y tampoco ha habido respuesta. Esperamos que esta acción en la Contraloría en conjunto con el Colegio de Profesores y el diputado González, permita que el Ministerio diga cuándo se va a dignar a pagar estos beneficios de incentivo al retiro” finalizó el dirigente de la CONAECH.

Santiago de Chile, 9 de octubre 2018
Crónica Digital

Compartir en ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestPrint this page
Compartir

2 Comentarios

  1. Considero que a nosotros los docentes, se nos a tratado de la manera más injusta por la sociedad, aquélla, que ayudamos a formar en modales e intelectualmente; muchas veces, llegando a ser referentes de nuestros educandos. Hago referencia a la Deuda Histórica, la cantidad de años sin recibir el pago de ella, afectando a un ciento de familias, que sólo a recibido “el pago de Chile”. Ahora se suma este “Bono de Incentivo al Retiro” que permite que quienes debieramos estar fuera de la actividad, tengamos que estar supeditados a seguir, muchas veces, contra nuestra voluntad, con afecciones de salud agudas; pudiendo ser finiquitados en el corto plazo, permitiendo el ingreso a un profesional joven, con conocimientos actualizados y bien en su condición de salud. No entiendo el criterio de nuestros legisladores con respecto a nuestra profesión, dilatando un proceso que fue aprobado y que debe ser implementado por recursos económicos que demoran años en ser recibidos por sus beneficiarios, ¿Cómo es posible tanto mal trato? ¿Dónde está el incentivo para aquéllos jóvenes que tienen “vocación” en pedagogía, que al poco tiempo de estar ejerciendo se bajan de la profesión?

  2. estoy totalmente de acuerdo con el colega,hasta cuando los profesores somos barridos con una escoba y no dan ninguna resolución,de nuestras deudas que estos presidentes se meten la ley en la RAJA

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.