LÓPEZ OBRADOR, MÁS DE 42 AÑOS DE LUCHA SOCIAL Y POLÍTICA EN MÉXICO

1
Andrés Manuel López Obrador asume la presidencia de México luego de más de 42 años de luchas sociales y políticas, que inició en las comunidades chontales de su estado natal, Tabasco.

 

Originario de Tepetitán, municipio de Macuspana, Tabasco, el político de 65 años ha participado en siete elecciones, de las cuales se reconoció su triunfo en dos: para jefe de Gobierno del Distrito Federal, en 2000, y las presidenciales del pasado primero de julio, tras obtener más de 30 millones de votos abanderado por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), que fundó en 2014.

La tercera es la vencida, señaló a lo largo de su campaña, con sus principios claramente definidos: No mentir, no robar y no traicionar al puebl.

López Obrador es el hijo mayor del matrimonio conformado por Andrés López Ramón, ex trabajador petrolero, y Manuela Obrador, comerciante, reseña el diario La Jornada.

Tiene cuatro hijos; tres con su difunta esposa Rocío Beltrán (José Ramón, Andrés y Gonzalo) y Jesús Ernesto, con su actual cónyuge, Beatriz Gutiérrez Müller.

En 1988 se unió a la Corriente Democrática que encabezaban Cuauhtémoc Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo y fue candidato a gobernador de su estado. Tras las elecciones, publicó el libro Tabasco, víctima de un fraude.

Al crearse en 1989 el Partido de la Revolución Democrática (PRD), fue nombrado dirigente estatal y dos años después encabezó el primer éxodo por la democracia al Zócalo capitalino, con lo cual logró que se reconociera el triunfo perredista en Cárdenas, Tabasco, y otros dos municipios de Veracruz.

En 1994 fue nuevamente candidato a la gobernación de Tabasco y documentó ante la Procuraduría General de la República (PGR) el fraude en su contra. Entonces encabezó un segundo éxodo por la democracia.

También estuvo al frente de jornadas de resistencia civil por la democracia y justicia en Tabasco que incluyó el bloqueo de 59 pozos petroleros.

Fue presidente del PRD nacional del 2 de agosto de 1996 al 10 de abril de 1999, y se opuso a que se concretara el rescate bancario, mejor conocido como Fobaproa, del que fue el principal crítico.

El 5 de febrero de 2000 tomó posesión como jefe de Gobierno del Distrito Federal y el 7 de abril de 2005 la administración de Vicente Fox le plantó un proceso de desafuero ante la Cámara de Diputados por haber incumplido un ordenamiento judicial. Un movimiento social de apoyo detuvo el procedimiento.

El 29 de julio de aquel año pidió licencia al cargo como jefe de Gobierno e inició su precampaña a la Presidencia de la República con intensos recorridos por el país.

En ese proceso electoral se desató una campaña mediática de desprestigio en su contra y ganó la elección el candidato del Partido Acción Nacional, Felipe Calderón, con diferencia de 0,56 por ciento de la votación, a pesar de que se documentaron numerosas irregularidades.

López Obrador encabezó una resistencia civil pacífica contra el fraude, con un plantón desde el Zócalo hasta Paseo de la Reforma.

Nuevamente contendió por la Presidencia en 2012, contra Enrique Peña Nieto, al que no le reconoció el triunfo al documentarse que el priísta excedió con creces los topes de gastos de campaña.

Ahora pretende llevar a México a su cuarta transformación, en combate contra la pobreza, la corrupción, la violencia e inseguridad y por la justicia social.

Autodeterminación, sustancia de la política exterior de México

La política exterior de México se sustentará en la cautela diplomática y los principios de la autodeterminación de los pueblos, proclamó hoy en la plaza pública el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.
En un largo y emotivo discurso en el Zócalo capitalino frente al Palacio Nacional, donde los indígenas le entregaron el bastón de mando, el mandatario que asumió este sábado agregó que la contribución al desarrollo y la amistad con los pueblos y gobiernos del mundo serán la brújula de las relaciones internacionales de su administración.

A esos factores añadió el respeto y defensa de México a los derechos humanos, la protección al medio ambiente, el respeto a los migrantes tanto centroamericanos como los de todos los países y continentes.

Dijo que las relaciones de su gobierno con el de Estados Unidos serán de respeto y beneficio mutuos, y opinó que era necesario cambiar la relación bilateral hacia la cooperación y el desarrollo, y en ese sentido consideró que la alternativa a la inmigración no son las salidas punitivas sino el ataque a sus causas.

Habló de la emigración mexicana y señaló que los consulados en Estados Unidos y otros lugares se convertirán en centros especiales para asesora en diversos aspectos como los derechos humanos de nuestros paisanos que se fueron por necesidad porque no encontraron en el periodo neoliberal oportunidades en México para solucionar sus problemas.

Se fueron a Estados Unidos, dijo,con la idea de encontrar allá maneras de buscarse la vida y mandan ahora 39 mil millones de dólares en remesas que ayudan a muchas regiones pobres. Por eso y por humanismo nunca vamos a dejar solos a los emigrantes.

Instó a trabajar por el progreso de México y a vivir en el amor y la familia entendido esto como un amplio y modesto amor al prójimo, a la naturaleza, a la patria, a la humanidad, y al mismo tiempo promover no solo el bienestar material sino también el del alma.

Anunció que convocará a catedráticos, profesionales, religiosos, ateos, agnósticos, pensadores, para discutir una constitución moral para fortalecer valores nacionales culturales y espirituales y preservar la memoria histórica. Nunca se nos olvidará de dónde venimos pues quien no sabe de donde viene difícil sepa a donde va.

Finalmente convocó a los ciudadanos a ayudarlo a convertir en realidad esos compromisos y anunció que cada año en el Zócalo, como hoy, rendirá cuentas al pueblo.

Por Orlando Oramas Leon

México, 3 diciembre 2018
Crónica Digital /PL

Compartir en ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestPrint this page
Compartir

1 Comentario

  1. En la ofensiva emprendida por el fascismo en el continente, la histórica victoria del presidente López Obrador; emerge como un frontón que despierta grandes esperanzas para los pueblos de la “Patria Grande” “No tengo derecho a fallarle a mi pueblo ” ha dicho. Se le tiene confianza y se le cree. A la vez, no se olvida el dicho popular: “México tan lejos de Dios y tan cerca de los Gringos”. Atentos y solidarios con el proceso soberano, alternativo y de respeto a la autodeterminación que se inicia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.