Por Sergio Escobar Jofré :TVN: NO DA PARA MÁS…

0
Sergio Escobar, académico de la U.Central

La renuncia del Presidente del Directorio de TVN, debido a que no está dispuesto a avalar con su presencia la mala gestión de la actual administración, es una muestra de coraje y consecuencia que pocas veces es vista y debe ser valorada.

Cuando llegó el nuevo gobierno y se eligió al nuevo Presidente del Directorio de TVN y sus directores, se escucharon buenas intenciones, más aún considerando que la llegada de las nuevas autoridades venía con una inyección económica de US$22 millones de capitalización. Sin embargo, al poco andar, las cosas no han podido cambiar. El canal no repunta y los malos resultados operacionales se mantiene. TVN sigue cuarto en sintonía y no se aprecia la posibilidad de un repunte.

Hace tiempo que hemos sido testigo de los infructuosos esfuerzos por sacar adelante la señal estatal. En los últimos 5 años ha tenido cuatro directores ejecutivos, lo que da cuenta del problema de incertidumbre permanente que ha soportado la estación y sus trabajadores. A lo anterior, se suma el desafío de la creación de un canal cultural y la inyección de US$47 millones, que en estas condiciones es imposible esperar buenos resultados con ese proyecto.

La renuncia de Orrego revela, como dio a entender, su imposibilidad de trabajar con profesionales competentes que saquen adelante el canal de televisión, si un alto directivo alude a esta situación, sólo resta pensar que al interior de la estación hay lógicas de otro tipo que impiden el adecuado desempeño profesional o contar con las personas idóneas en los respectivos cargos. En cualquier empresa si el Presidente del Directorio no puede remover al Director Ejecutivo, es porque algo no funciona bien, o son las lógicas políticas las que están primando a la hora de tomar las decisiones.

TVN necesita con urgencia modernizarse para competir en una industria cada día más especializada y competitiva. El directorio debe de dejar de ‘cotearse’ políticamente y modificar la designación de su gobierno corporativo por un sistema de alta dirección pública, como el caso de Enap o Codelco, que dé garantía a todos los chilenos que será administrada por personas altamente calificadas y conocedores de la industria.

Por Sergio Escobar Jofré
Académico Facultad de Comunicaciones, U.Central

Santiago de Chile, 4 de diciembre 2018
Crónica Digital


Compartir en ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestPrint this page
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.