EFERVESCENCIA SOCIAL EN ARGENTINA: MOVIMIENTOS SOCIALES EN MARCHA

0

Cientos de miles de manifestantes se apoderaron hoy de las emblemáticas avenidas de Mayo y 9 de Julio de la capital argentina en masiva protesta para expresar el descontento social por los constantes tarifazos, las alzas constantes en los servicios básicos como la electricidad y el gas, y además pedir por tierra, techo y trabajo.

Más de un millón de mujeres y hombres se movilizaron en todo el país contra el ajuste. En la Ciudad de Buenos Aires, la masiva movilización concentró en el Congreso y marchó al Ministerio de Desarrollo Social para volver a repudiar el ajuste y exigir salarios dignos, acordes a la creciente inflación.

Desde horas tempranas la convulsa Buenos Aires amaneció con calles cortadas y con gran efervescencia de movimientos sociales que claman urgentemente por un paquete de medidas para enfrentar la crisis y el ajuste económico implementado por el Gobierno.

Mientras el Presidente Mauricio Macri partía a Uruguay para un encuentro bilateral con su par Tabaré Vázquez, en Buenos Aires y en otras Provincias se sentían ya las movilizaciones y marchas. El repicar de tambores, las banderas y el disgusto latente se sintieron en la presencia de manifestantes de varios sectores de la llamada economía popular pero también de los docentes y los trabajadores del Estado que pelean por mejores condiciones salariales y laborales, por diversos sindicatos afectados por el alza de precios y la inflación, y por las pequeñas y medianas empresas, entre otros.

“Se ha acortado el calendario, antes las protestas comenzaban en marzo y aún en febrero ya estamos en las calles para hacer visible lo que está sucediendo en el país”, declaró a la prensa el líder sindical y Secretario General del Sindicato de Dragado y Balizamiento, Juan Carlos Schmid.

“Basta ya de ajuste”, gritaban los manifestantes en esta jornada extendida a otras 49 ciudades del país, una jornada nacional de lucha contra el hambre y los tarifazos y por la aprobación de leyes a favor de los intereses del pueblo, apuntaron.

Desde una tribuna levantada en la 9 de julio se escucharon las voces de varios líderes sindicales como el secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado, Hugo Godoy, quien además es secretario general adjunto de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA-A). Dijo: “si no ganamos las calles, nos gana el FMI y se destruye la Nación; vamos a defender la democracia para nuestro pueblo”. Añadió que “si el gobierno de Macri no da tregua a nuestro pueblo, las organizaciones no daremos tregua a este gobierno”.

“Hoy movilizamos contra los tarifazos, los aumentos de precios, los cierres de fábricas. Por el derecho de pibes y pibas, de jubilados y trabajadores de la economía popular y de los formales o precarizados (…) Esta gran movilización va a continuar el 26 de febrero en todo el país, con un paro nacional de nuestras organizaciones. A seguir ganando las calles y seguir el estado de asamblea, para seguir construyendo la unidad de nuestro pueblo”, concluyó.

Luego fue el turno de Marianela Navarro, del Frente de Organizaciones en Lucha (FOL): “Acá estamos los que cobramos un cuarto de la canasta alimentaria. Hemos iniciado este plan de lucha para defender el salario y para enfrentar el modelo de saqueo porque hoy uno de cada 3 argentinos somos pobres”. En representación de Barrios de Pie, Daniel “Chuky” Menéndez señaló que “los alimentos no paran de subir, no paran de destruir empleos, no hay actividad económica” y enfatizó que esa situación sólo se revierte en la calle.

“Acompañamos la jornada nacional de lucha de los movimientos populares porque su causa es nuestra causa: los trabajadores merecemos vivir dignamente”, apuntó también desde el escenario el secretario general del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de la provincia de Buenos Aires, Roberto Baradel.

Bajo el calor de verano que se posa en esta capital, cientos de manifestantes ocupan las calles en tres columnas ubicadas en diferentes puntos de la ciudad.

Por su parte, el Presidente Mauricio Macri consideró que el país está mejor parado hacia el futuro que en 2015, aunque reconoció que hay gente enojada y angustiada porque les cuesta llegar a fin de mes.

“Ya está empezando a bajar la inflación, lentamente va a mejorar la actividad económica y esperamos que eso nos lleve a tener un crecimiento cada vez más sólido”, opinó el Mandatario en declaraciones a la FM Radio Pasión 96.5 de la localidad puntana de Buena Esperanza, de la provincia de San Luis.

En medio de la crisis económica que tuvo su acento en junio del pasado año con un dólar que estalló devaluando la moneda nacional, el Mandatario se mostró optimista y señaló que “el país va a crecer, a ser lo que tiene que ser y lo que necesitamos que sea para que tengamos un mejor futuro, si desarrollamos desde cada lugar todo lo que podemos hacer”.

Por otro lado, reconoció que hay gente enojada. “Creo que esto es un camino que no es fácil y yo entiendo a aquellos que están enojados o angustiados, pero créanme que es el único camino: decirnos la verdad, el dialogo, trabajar en equipo”, dijo.

Crónica Digital / Prensa Latina / Informaciones de ATE Argentina

Buenos Aires, 13 de febrero 2019

Compartir en ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestPrint this page
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.