Por Manuel Cabieses : EL SOSPECHOSO VIAJE DE POMPEO

2
Por Manuel Cabieses *

Mike Pompeo, que efectuará una gira de 72 horas por Chile, Perú, Paraguay y Colombia, tiene nombre de mafioso. Y es mafioso aunque más peligroso que los de antaño.

 

El poder de la mafia es hoy infinitamente superior al que en su época tuvieron las ‘familias’ Genovese, Gambino o Luciano. La mafia sofisticó sus métodos y amplió sus intereses. No solo controla la droga, la prostitución, el juego, el tráfico de armas y la trata de personas.

Hincó también sus dientes en la política e hizo suyas las instituciones civiles y militares, las iglesias, los medios de comunicación, la industria y las finanzas de EE.UU. Su estado mayor abandonó Chicago y se aposentó en la Casa Blanca de Washington.

Mike Pompeo es uno de los pistoleros de la Familia Trump con otros gánsteres como Mike Pence, John Bolton, Elliot Abrams y Marco Rubio cuyas brutalidades marcan a fuego la decadencia del imperio.

¿Cuál es el motivo del viaje de Pompeo, del 11 al 15 de abril? No se diga que discutir las políticas del Departamento de Estado con gobiernos peso pluma en el plano internacional.

Entretanto en el mundo arde la guerra civil en Libia, Corea del Norte incrementa su armamento nuclear, la OTAN teme un conflicto con Rusia, China no afloja en la guerra comercial, la ola migratoria de los desesperados de África se vuelca sobre Europa y miles de infelices centroamericanos se agolpan a las puertas de la frontera de EE.UU.

No se diga tampoco que Pompeo necesita alinear gobiernos reacios con las políticas de Estados Unidos. Los de Chile, Paraguay, Perú y Colombia han dado suficientes pruebas de docilidad perruna con la voz del amo. Son los fundadores del Grupo de Lima que desde 2017 intenta socavar la estabilidad del gobierno de Venezuela.

Entonces, ¿a qué se debe la sospechosa gira que Pompeo inicia en Santiago?

El perfil de este mafioso es más siniestro de lo que aparenta a simple vista.

Su desempeño como congresista estuvo marcado por los escándalos del financiamiento de sus campañas. En 2016 la Familia Trump lo designó director de la CIA. En ese cargo defendió el espionaje que la Agencia practica a nivel mundial y proclamó una acción ‘implacable’ contra toda amenaza a la seguridad de EE.UU.

Tal argumento -una presunta amenaza a la seguridad nacional- utiliza la mafia para encubrir su embestida contra Venezuela. Es el manto que cubre el verdadero objetivo de la Familia Trump: apoderarse de las fabulosas reservas de petróleo, gas, oro, hierro, níquel, diamantes, coltán y otras que atesora el suelo venezolano.

Los gobiernos suramericanos que visitará Pompeo lo saben. No son cándidas palomas sino cómplices conscientes del holocausto que EE.UU. intenta consumar en Venezuela para derrocar a su legítimo gobierno.

Tampoco Pompeo necesita dejar instrucciones al Grupo de Lima que el 15 de abril se reúne en Chile. Ese grupo -que va camino de convertirse en grupúsculo- sabe lo que tiene que hacer en su miserable papel de Caín.

Entonces, ¿cuál es el verdadero objetivo de la gira express de Pompeo?

Algo huele mal en este asunto. Hay algo oculto que sin duda tiene que ver con Venezuela que es la obsesión de la mafia.

Su marioneta en Caracas, Juan Guaidó, va a cumplir 90 días de ‘presidente encargado’ y aún no controla ninguna institución del estado. Más bien se está desinflando. Sus convocatorias son cada vez más escuálidas y en cambio se mantienen en alza y vigorosas las movilizaciones y la organización del pueblo revolucionario.

En el plano internacional se han estancado los reconocimientos a Guaidó. La mafia le ha conseguido el apoyo de 54 gobiernos… pero los miembros de la ONU son 193.

Pedalear en el vacío sin avanzar un centímetro y desafiado por el coraje de un pueblo, debe ser abrumador para la primera potencia mundial. EE.UU. ha violado todas las leyes internacionales y jugado todas las cartas posibles para derrocar al presidente Maduro y no puede conseguirlo.

Entonces, ¿qué nueva operación mafiosa se está tramando contra la revolución bolivariana que obliga a Pompeo dejar el teléfono y tomar el avión?

Periodista, director de la revista Punto Final

Santiago de Chile, 11 de abril 2019
Crónica Digital /PL

Compartir en ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestPrint this page
Compartir

2 Comentarios

  1. Descarnado, valiente y directo análisis del asedio que, por 20 años sufre el Proceso Bolivariano. Extraordinaria la caracterización de los sicópatas de Trump. Tal vez, la respuesta al interrogante que nos plantea el artículo del profesor Cabieses; la encontremos en la información que entregó el periodista norteamericano Max Blumenthal el 15 de Abril. En esa información señala que el “Centro de Estudios Internacionales y Estratégicos” auspició una mesa redonda privada o cerrada. ¿ Acaso conspirativa? Titulada “Evaluando el uso de la Fuerza Militar en Venezuela” El periodista Blumenthal a la vez, dio a conocer la lista completa de los casi cuarenta asistentes a dicho Evento. Entre los personajes conocidos se mencionan a varios asesores de Trump y otros perros de la guerra

  2. Ofender la Memoria y la Inteligencia de los chilenos. Intentar en vano, manchar la imagen de nuestro Presidente Mártir y el Ejemplo infinito de Consecuencia y Lealtad. Vino a recordarle a los fachos chilenos, regalones de Pinochet; que ellos están en la Casa del Crimen por la injerencia y el accionar vil del imperio, idéntico a lo que, en estos 20 años, desarrollan contra la valiente y digna Venezuela Bolivariana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.