LLAMAN EN RUSIA A CONSENSO MUNDIAL CONTRA HEGEMONÍA DE ESTADOS UNIDOS

0

La VIII Conferencia Internacional de Seguridad de Moscú se hizo eco de un llamado a la comunidad internacional para buscar un consenso que contrarreste los intentos de los Estados Unidos de imponer su hegemonía mundial. En la oportunidad, Rusia reiteró su denuncia de la aplicación de la vieja Doctrina Monroe por parte de Estados Unidos para actuar ahora en América Latina, sobre todo, en los casos de Venezuela, Cuba y Nicaragua.

Al foro asisten más de mil funcionarios, incluidos ministros de Defensa y jefes de estados mayores, así como especialistas, de al menos 110 países, entre ellos Cuba, Serbia, Irán, China, Vietnam y Venezuela.

Tanto el secretario del Consejo Nacional de Seguridad ruso, Nikolai Patrushev, como los Ministros de Defensa Serguei Shoigu y de Asuntos Exteriores Serguei Lavrov mencionaron a esas tres naciones como los ejemplos más frescos de la política agresiva de Washington.

En su intervención en la VIII Conferencia Internacional de Seguridad de Moscú, Patrushev denunció la aplicación contra Venezuela no solo de “métodos híbridos de agresión”, sino también de los tradicionales como la amenaza y peligro del uso de la fuerza por Estados Unidos.

Shoigu, de su lado, señaló que en América Latina y el Caribe, Washington aplica en toda su extensión la Doctrina Monroe y emplea para ello a todos los medios a su alcance en el caso de Venezuela, Cuba y Nicaragua.

En la misma línea se pronunció Lavrov, quien se refirió a las amenazas lanzadas por la Casa Blanca contra las tres naciones latinoamericanas, con lo cual “la parte norteamericana rompe el sistema de regulaciones del derecho internacional”.

Al mismo tiempo, Patrushev denunció que Occidente crea focos de conflicto en todas las regiones del orbe, incluido en Europa. Rusia busca convertir a Europa en un ejemplo de seguridad, lo cual está en línea con el interés común, incluido el de Rusia.

Occidente, por otro lado, en todo momento busca imponer modelos políticos a otras naciones, incluido en el Medio Oriente, mientras existen unos 200 mil grupos terroristas en todo el orbe, declaró el secretario del Consejo Nacional de Seguridad ruso.

Washington continúa con su curso para “el desmontaje del sistema de control de armamentos, con la eliminación de los acuerdos en ese sentido, mientras aparecen armas en nuevas esferas, con uso profundo uso de nuevas tecnologías, tan letales como las tradicionales”, consideró Patrushev.

“La comunidad internacional debe crear condiciones para formar una base legal y de control para analizar esos nuevos armamentos”, dijo.

De su lado, Shoigu destacó que los cambios en el mundo determinan el desarrollo de las fuerzas armadas y, por otro lado, denunció la creación en Occidente de una falsa imagen de supuesta amenaza de este país, para, justificar gastos, más armas y más tropas cerca de Rusia.

El Ministro ruso de Defensa indicó que su nación responderá al incremento de tropas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) cerca de sus fronteras, una respuesta simétrica que no siempre será inmediata, aclaró.

Lavrov se refirió, por su lado, a los intentos de Occidente, en especial los Estados Unidos, de subordinar a las secretarías de entidades internacionales como la Organización para la Prohibición del Arma Química (OPAQ), “que pretende convertir en entidad manipulada”, apuntó.

Washington, además, “denigra las reglas internacionales y su cumplimiento, mientras se atiene solo a reglas particulares, ideadas en Occidente, para imponer su voluntad a otras naciones”, señaló el jefe de la diplomacia rusa.

Lavrov agradeció la presencia en el evento de representantes de países europeos, pese a las fuertes presiones de Estados Unidos para que esas naciones boicotearan la conferencia de seguridad, que concluye mañana.

CONSENSO CONTRA WASHINGTON

“Debemos denunciar las acciones de agresión de Washington”, declaró el subdirector del Centro de Investigaciones de Política Internacional (CIPI) de La Habana, Santiago Pérez, en el marco del foro.

“Con ello debemos generar un consenso internacional para evitar la percepción del país norteño de que vence en esta guerra, lo cual puede llevarlo a realizar acciones más peligrosas”, declaró el especialista, en una sesión sobre guerras híbridas en el orbe.

Señaló que, históricamente, “Estados Unidos empleó métodos de subversión, ideológicos, de chantaje, de amenaza de invasión y de agresión en su política para Latinoamérica”.

“Recordemos el año 1973 en Chile, con el golpe de Estado contra Salvador Allende, la década de 1980 en Nicaragua con el uso de los ‘contra’, en el 2009 el golpe contra Manuel Zelaya en Honduras, o el golpe legislativo contra Dilma Rousseff en Brasil”, comentó.

El especialista del CIPI afirmó que con Aa administración norteamericana de Donald Trump se observa una escalada contra Venezuela, Cuba y Nicaragua. “Tenemos un empleo desbordado de la mentira como arma de política exterior. En el caso de Cuba está el asunto de los ataques sónicos a diplomáticos norteamericanos”, subrayó.

Y en el caso de Venezuela, “se armaron grandes campañas mediáticas para hablar de una supuesta crisis humanitaria e incluso, se creó a un presidente usurpador, lo cual es parte de una estrategia de desestabilización”, estimó el analista.

Además, se emplean sanciones económicas contra Venezuela, Nicaragua y, en el caso de Cuba, se incrementa la presión mediante la aplicación del Título III de la ley Helms–Burton, de marcado carácter extraterritorial, subrayó Pérez.

“La experiencia de Cuba demuestra que Washington no es invencible y tampoco podemos pensar que estamos indefensos, pues muchas de estas acciones están relacionadas precisamente con las debilidades de la proyección hegemónica de Estados Unidos”, opinó.

El experto cubano estimó necesario que el enemigo “conozca nuestra decisión de luchar, pues eso es un elemento de disuasión”.

Pérez consideró que se debe luchar en los campos de batalla de esta confrontación con el desarrollo de las redes sociales, la comunicación y de doctrinas militares adaptadas a ese enfrentamiento.

“Debemos tener una proyección externa para trabajar en los foros internacionales con actores importantes en asuntos multilaterales. A Cuba la apoyan 189 países en su lucha contra el bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos”, aseveró. En opinión del subdirector del CIPI, es necesario generarle costos a la Administración Trump con acciones diversas, pues “Washington crea precedentes que después pueden afectar a cualquier otra nación”.

LOS TIEMPOS DE COWBOYS PASARON

“La época de los cowboys y el oeste violento ya pasó y es necesario situar en su lugar a Washington y hacerlo cumplir las normas del derecho internacional”, declaró el politólogo ruso Igor Korotchenko.

El también jefe del periódico Defensa Nacional destacó en la VIII Conferencia Internacional de Seguridad de Moscú que “ahora Vladimir Putin dirige Rusia, con una política exterior independiente, la cual permite apoyar a todos nuestros socios”.

“La situación en el mundo empeora y Estados Unidos aparece como principal culpable, pues ese país actúa como lo hacía en la década de 1950 y 1960, es decir, con una política de gendarme mundial”, declaró a la Agencia Prensa Latina el coronel retirado ruso.

Para el también miembro del Consejo Social ante el Ministerio ruso de Defensa, “en el caso de América Latina existe una amenaza para los gobiernos legítimos como Venezuela, Cuba y Nicaragua”, denunció el experto, quien trabajó en el Estado Mayor ruso.

“Washington continúa con sus amenazas de intervención, violencia y agresión, y en esta conferencia se realiza un análisis de los procesos geopolíticos para lo cual se toma en cuenta el refuerzo de las acciones violentas de Estados Unidos”, aseguró.

El experto señala que el mundo está polarizado: por un lado, Estados Unidos, el que se comporta como si fuera la única potencia hegemónica en el orbe, y por el otro, está el resto de las naciones.

“Una parte de ese mundo se subordina a Washington, pero hay decenas de países que desean ser independientes”, consideró el politólogo ruso.

Por eso, “en esta conferencia debemos determinar qué debemos hacer en la esfera de la geopolítica y la estrategia militar para contener a Washington”, sugirió el director de Defensa Nacional.

“Lo tiempos de la colonia ya pasaron y América Latina no es el patio trasero de Estados Unidos”, recordó el coronel retirado ruso.

“Trump debe entender eso bien. Los países latinoamericanos, amantes de su libertad y realmente independientes como Venezuela, Cuba y Nicaragua, desarrollan sus propias sociedades, sin miramientos a las preocupaciones de la Casa Blanca”, destacó.

Para el politólogo ruso, “Cuba ocupa nuevamente un lugar en el corazón de los rusos, porque la Isla de la Libertad nunca sucumbió a la presión de la Casa Blanca”.

“Esperamos restablecer lazos estrechos entre militares y en la cooperación técnico-militar con la isla que responde a intereses de nuestros pueblos y de nuestra seguridad”, acotó.

“Vamos a apoyar a Cuba, pues entendemos su importancia estratégica, al ser la llave a América del Norte y del Sur”, subrayó Korotchenko.

Moscú, 24 de abril 2019

Crónica Digital / Prensa Latina.

Compartir en ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestPrint this page
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.