EMPRESAS DE EE.UU. SORPRENDIDAS Y MOLESTAS POR TARIFAS A CHINA

0
La decisión gubernamental de elevar del 10 al 25 por ciento los aranceles a mercancías chinas valoradas en 200 mil millones de dólares provocó sorpresa y malestar en las empresas estadounidenses.

 

El pasado domingo el presidente Donald Trump anunció en Twitter que se realizará ese incremento a partir del viernes venidero, y sostuvo que las negociaciones comerciales con el gigante asiático continúan, pero marchan muy lentamente.

Asimismo, Trump amenazó con aplicar tarifas del 25 por ciento a productos chinos por 325 mil millones de dólares que permanecen libres de esos gravámenes hasta el momento.

De acuerdo con CNN, los importadores estadounidenses recibieron el aviso sobre el aumento repentino de la tasa arancelaria solo cinco días antes de su aplicación.

Phil Page, el director ejecutivo de Cap America, una compañía con sede en Missouri, manifestó al medio que su empresa tiene más de un millón de dólares invertidos en gorras de béisbol ya ordenadas que ahora se verán afectadas por la subida del impuesto.

‘Es muy difícil entender lo que el presidente va a hacer desde una perspectiva comercial’, indicó el empresario, quien dijo haber pensado que el problema con la nación oriental podría resolverse esta semana.

Tal reflexión fue motivada por el hecho de que tanto la administración como el propio mandatario norteamericano se refirieron en días pasados a la cercanía de un acuerdo comercial con China, acerca del cual debe celebrarse mañana una nueva ronda de negociaciones en esta capital.

‘Pensé que finalmente estábamos descubriendo cómo hacer que esto funcionara y ahora tenemos que empezar de nuevo’, señaló a CNN Tiffany Zarfas Williams, dueña de una tienda de equipaje en Lubbock, Texas.

En sus tuits del domingo Trump afirmó que los aranceles pagados a Estados Unidos han tenido poco impacto en el costo de los productos, y principalmente corren a cargo de los vendedores de la nación asiática.

Pero el portal digital Axios rechazó ese comentario, al decir que las tarifas no son pagadas por el Gobierno o las compañías chinas, sino por los importadores estadounidenses, que luego aumentan los costos para los consumidores o deben reducir sus márgenes de ganancias.

La dueña de la tienda de equipaje de Lubbock expresó a la cadena que alrededor del 84 por ciento de las mercancías que comercializa se vieron afectadas por los aranceles, por lo cual recibió correos electrónicos de los proveedores para informar sobre un aumento de los costos, y ella también incrementó los precios de venta.

A su vez, Rick Helfenbein, presidente y director ejecutivo de la American Apparel & Footwear Association, consideró que las nuevas tarifas que podrían aplicarse golpearán el núcleo de las importaciones de ropa y calzado, artículos que se venden directamente a los consumidores. ‘Es por eso que estamos asustados’.

Washington, 8 mayo 2019
Crónica Digital /PL

Compartir en ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestPrint this page
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.