Chito Faró: la olvidada historia del autor de “Si vas para Chile”

0

Fue el compositor de unas de las piezas fundamentales de la historia musical chilena: “Si vas para Chile”. Fue partidario de Radomiro Tomic y Salvador Allende en 1970. Se llamaba Enrique Motto Arenas, pero era conocido como Chito Faró. Fue un celebrado compositor, actor de cine y teatro, cantante y poeta, y murió en el olvido y la indigencia en el 28 de abril de 1986 cuando recién había cumplido los 71 años.

Es probable que cada chilena y chileno haya escuchado alguna vez en su vida los versos de la canción. Fue escrita en 1942 y es probable que hoy provoque alguna sonrisa sarcástica frente a los recientes brotes de la enfermedad de la xenofobia con los inmigrantes: “Si vas para Chile, te ruego que pases por donde vive mi amada. Es una casita, muy linda y chiquita, que está en la falda de un cerro enclavada. La adornan las parras, la cruza un estero, al frente hay un sauce que llora, que llora, porque yo la quiero. Si vas para Chile, te ruego, viajero, le digas a ella que de amor me muero. El pueblito se llama Las Condes y está junto a los cerros y al cielo, y si miras de lo alto hacia el valle, lo verás que lo baña un estero. Campesinos y gentes del pueblo te saldrán al encuentro, viajero, y verás cómo quieren en Chile al amigo cuando es forastero.

En el tema, la letra alude a un “pueblito” llamado Las Condes, pues en los días en que se compuso el tema era una zona agrícola al oriente de Santiago de Chile, antes que la élite económica se asentara en el lugar. La canción fue compuesta por Faró durante su estadía en Buenos Aires y originalmente el “pueblito” era Los Andes.

La canción ha sido interpretada por músicos y grupos musicales representativos del mundo conservador en Chile, como “Los Huasos Quincheros” o Pedro Messone. También por el dúo español Sergio y Estíbaliz y la argentina Liliana Herrero. Asimismo, fue grabada e interpretada por la Orquesta Aragón de Cuba en un concierto en Chile realizado por músicos de la Isla: quedó registrada en el álbum “Saludo Cubano” y el sencillo “Si vas por Chile / Yo vendo unos ojos negros”, ambos lanzados en 1971 por el sello DICAP (Discoteca del Cantar Popular) que impulsaban las Juventudes Comunistas de Chile. ​

Chito Faró tenía posición política. En el período “Venceremos” Nº 6 del 30 de octubre de 1970, cuando el Congreso Pleno aún no ratificaba a Salvador Allende como Presidente, fue publicada una entrevista al artista. Eran los días en que la derecha, con el respaldo de la Casa Blanca, intentaba impedir que la Unidad Popular asumiera el Gobierno, entre otras a través de una intensa “campaña del terror”.

En la presentación del diálogo, se advertía que “Chito Faró es hombre de pueblo. Y no le teme al Gobierno del Pueblo”.

“En mi peña, ‘La Peña Folclórica Si Vas Para Chile’, solamente se le dio una comida a un candidato: Salvador Allende. En esa oportunidad, el 27 de junio, le regalé un disco que en la dedicatoria decía: ‘Al triunfador del 4 de septiembre’. Yo sabía que iba a ser así”, dijo.

Chito Faró admitió: “Yo voté por Tomic, pero sabía que iba a salir Allende. Después de la elección Tomic le dio el espaldarazo a Allende. Entonces, yo estoy con Allende… Y no me vengan a mí con campañas del terror o pánico económico ni tonteras por el estilo”.

–¿No cree en esas monsergas?

–No, mi amigo. Yo soy chileno y me quedo con el gobierno que elegimos los chilenos. Y les digo a los extranjeros que el mensaje que hay en la letra de mi canción “Si vas para Chile” tiene ahora más vigencia que nunca. Los invito a venir a Chile. A conocer al pueblo. A conocer su alegría, su música, sus canciones, todo su arte, su Gobierno Popular y lo que hará este pueblo para alcanzar su verdadera felicidad ahora que es más dueño de su destino.

Concluyó: “Soy pueblo y me siento orgulloso de serlo”.

Chito Faró había nacido en Valparaíso, hijo del matrimonio entre el almacenero italiano Juan Motto y la porteña Marcelina Arenas Osses. Fue criado en el Cerro Alegre. Luego que su madre enviudó, la familia se trasladó a Santiago, a uno de los “conventillos” de la urbe. A los 14 años, hacia 1929, empezó a cantar y tocar guitarra en bares y cafés populares de San Pablo, Franklin, San Diego o Plaza Almagro.

Luego se radicó en Los Andes donde trabajó como inspector de fronteras. Se casó con Luisa Devia, su compañera de gran parte de la vida, con quien tuvo tres hijos: Carlos, Jorge y Gloria. Más tarde partió a Buenos Aires, Argentina, donde desarrolló su veta artística. La nostalgia de su paso por Los Andes inspiró “Si vas para Chile”, escrito en un hotel de la calle Sarmiento. En el país trasandino escribió más de 800 canciones. Al regresar a Chile, trabajó como actor de cine junto a Lucho Córdoba.

En vida, recibió una diversidad de honores y galvanos por su destacada carrera artística, incluyendo tres Laureles de Oro, dos Discos de Oro IRT y un reconocimiento del Congreso de Autores y Compositores Latinoamericanos reunidos en Buenos Aires. No obstante, ya en los 80 debió sobrevivir buscando trabajo en bares y restoranes. Murió en Santiago de Chile en 1986, en la indigencia y el olvido. Como anota el Portal Música Popular: “Es el hombre que escribió la más famosa canción de todos los tiempos dedicada a Chile y murió en medio de la pobreza y el abandono después de una vida dedicada a la música popular”.

Imagen tomada de Wikipedia.

Por Víctor Osorio Reyes. El autor es periodista.

Santiago, 8 de julio 2019

Crónica Digital.

Compartir en ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestPrint this page
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.