Día del Niño y la Niña: la posverdad de Piñera frente a un cuantioso aporte real a la educación de primera infancia

0

Hace unos meses, Sebastián Piñera se enojó en Chillán. A finales de febrero, y luego de presentar el Plan Regional de Ñuble, el Mandatario reaccionó con molestia cuando un periodista del Diario Crónica de Chillán le preguntó sobre cuántos de los anuncios que había realizado correspondían a iniciativas del gobierno de Michelle Bachelet y cuántas correspondían a su Administración.

“Hay muy poco nuevo bajo el sol en el mundo. Yo le digo una cosa, todo esto no está hecho (…) La diferencia es una sola: vamos a pasar de las intenciones a las realidades”, respondió. Reconoció que “muchas de estas ideas tienen raíces en el pasado” y aclaró que “las buenas ideas, aunque vengan del pasado, o vengan de otro gobierno, no por eso dejan de ser buenas ideas. (…) Aún cuando pudo haber sido pensado en el pasado, pero vamos a realizar en el presente”.

Más allá de sus confusas explicaciones, nos correspondió observar un episodio en que la actual Administración se apropió de una iniciativa desarrollada en el Gobierno de la Presidenta Bachelet, y específicamente en el período de nuestra gestión al frente del Ministerio de Bienes Nacionales. Parece pertinente recordarlo, a propósito del Día del Niño y la Niña, celebración que debiera estar destinada la promoción del bienestar y los derechos de los niños y niñas.

Según información oficial publicada en los sitios del Gobierno de Chile, del Ministerio de Bienes Nacionales y de la Fundación Integra el 20 de junio de 2018, el Presidente y la Primera Dama, Cecilia Morel, inauguraron “un nuevo jardín infantil Integra”, el que se encuentra “ubicado en pleno centro de Santiago, donde asisten 96 niños de entre 3 meses y 4 años en más de 720 mts2, de infraestructura de altos estándares de calidad”. El recinto “incluye accesos universales inclusivos, sala de lactancia, sala de primeros auxilios y sombreadores en patio”. Se agregaba que “la sala cuna y jardín infantil Dieciocho se emplaza en uno de los terrenos entregados en concesión de uso gratuito por el Ministerio de Bienes Nacionales a Integra, y en su construcción se respetó y restauró la fachada original del edificio, dado que el inmueble se encuentra emplazado en una Zona de Conservación Histórica”.

“Este es el mejor ejemplo de cómo avanzamos en asegurar la calidad de la educación parvularia de nuestros niños”, dijo el Director Ejecutivo de Integra, José Manuel Ready. “El compromiso de nuestro gobierno es avanzar con decisión y voluntad en el acceso universal y gratuito en todos los niveles de educación parvularia”, dijo Piñera.

Lo que nadie dijo es que ese nuevo espacio para la primera infancia, una sala cuna y jardín infantil, ubicado en el centro de Santiago y con altos estándares de calidad, fue completa y totalmente diseñado y levantado en el Gobierno de la Presidenta Bachelet, en gran medida a merced de los esfuerzos de nuestra gestión ministerial en Bienes Nacionales.

En efecto, según consta en Resolución Exenta Nº E–12756 del 20 de octubre de 2015, el Ministerio de Bienes Nacionales entregó en concesión de uso gratuito a Fundación Integra el inmueble fiscal emplazado en calle Dieciocho 133–135. Ello, luego que la entidad nos presentara un completo proyecto destinado a emplazar en este lugar una sala cuna y un jardín infantil, ambos de carácter público y gratuito. Muy pronto, luego que se consumó el otorgamiento de la concesión, se iniciaron las obras de la iniciativa, las que estuvieron concluidas en las postrimerías de la Administración de la Presidenta Bachelet. Es decir, el aporte de las actuales autoridades, a la puesta en marcha de esa obra, fue concurrir a cortar la cinta.

No sólo es reprochable que no hubiera reconocimiento alguno a las autoridades que efectivamente hicieron posible la materialización de la obra. También que se omitió que en el primer Gobierno de Sebastián Piñera el inmueble de calle Dieciocho estuvo a un paso de ser privatizado.

Así consta con total claridad en el Decreto Exento Nº 583 del 13 de julio de 2012 que declaró “prescindible” el inmueble, porque “no se requiere para los fines propios del Estado” y autorizó “su enajenación (venta) en licitación pública”, junto a otros inmuebles que formaban parte del patrimonio fiscal. Cuando asumimos la conducción del Ministerio de Bienes Nacionales el 11 de marzo de 2014, el inmueble aún no había sido enajenado y dejamos sin efecto ese proceso de privatización. En ese momento, el edificio patrimonial emplazado en el lugar se encontraba en peligro de derrumbe, de acuerdo a un estudio elaborado por la Comisión de Vivienda y Desarrollo Urbano de la Asociación Chilena de Municipalidades.

La acción desarrollada por Bienes Nacionales en torno al inmueble de calle Dieciocho 133–135 se inscribió en el contexto de un esfuerzo general por multiplicar las salas cuna y jardines infantiles, públicos y gratuitos. Así, en concesiones y transferencias gratuitas, en el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet la Secretaría de Estado puso a disposición de la Fundación Integra y la Junta de Jardines Infantiles (JUNJI) un total de 216 inmuebles fiscales, de los cuales 156 se entregaron en nuestra gestión y otros 30 se encontraban en la etapa final de tramitación a octubre de 2016.

Uno de los ejemplos que más satisfacción nos produjo fue el nuevo jardín infantil y sala cuna Libertad, a cargo de Fundación Integra, ubicado también en el pleno centro de la capital del país, con capacidad de atención a casi dos centenares de niños y niñas. Con más de 1.200 m2 construidos, este espacio educativo tiene la característica de pasar a ser el primer jardín infantil de Integra que contaba con dos salas de observación de práctica pedagógica, además de un anfiteatro y un espacio acondicionado para la instalación de una granja educativa, con el fin de promover en los niños y niñas el cuidado y tenencia responsable de los animales. Asimismo, posee un amplio patio con jardines y árboles, juegos de agua y areneros.

El lugar, Libertad Nº 1560, está emplazado en el sitio donde por décadas funcionó la extinta Sociedad Protectora de Animales. La entonces Alcaldesa de Santiago, Carolina Tohá, nos propuso el proyecto de recuperar para la administración fiscal el inmueble e instalar en este lugar, junto a la Fundación Integra, una sala cuna y jardín infantil, que serían los más grandes de la Provincia de Santiago.

Y decimos “recuperar para la administración fiscal”, porque el lugar se encontraba con una antigua ocupación ilegal y, a diferencia de otras supuestas “operaciones rescate”, en este caso fue necesario el desalojo físico de los ocupantes. Fue así como el 2016, Bienes Nacionales otorgó a Integra la respectiva concesión de uso gratuito.

Fue inaugurado el 6 de marzo de 2018, muy poco antes del fin del Gobierno de la Presidenta Bachelet. Por esos días, el actual Alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, dijo que su capacidad y la calidad de su construcción “lo convierten en el más grande y el más moderno de la Región Metropolitana”.

En la imagen: Piñera y autoridades de su Gobierno inauguran jardín infantil y sala cuna diseñados y construidos en el Gobierno anterior.

Por Víctor Osorio Reyes. El autor fue Ministro de Bienes Nacionales.

Santiago, 11 de agosto 2019.

Crónica Digital

Compartir en ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestPrint this page
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.