Lizt Alfonso Dance Cuba cierra con esplendor curso de verano 2019

0

Lizt Alfonso Dance Cuba (LADC) cerró hoy su curso de verano con un espectáculo dinámico y expresivo, reflejo de una compañía que privilegia estos valores en escena y los transmite con gusto a estudiantes de varios países.

Jóvenes de México, Estados Unidos y Panamá compartieron la gala de clausura en el Teatro Nacional de Cuba, donde primó la alegría y la organicidad pese a combinar niñas y niños de disímiles edades, no habituados al rigor profesional.

Algunos infantes y adolescentes parecen ir muy en serio por la carrera de bailarín y bailarina, así lo dejaron claro en la función por la manera tan responsable de asumir la danza, en su más amplio espectro, y de disfrutarla toda, cualidad esencial para la directora Lizt Alfonso, quien en 1991 fundó una compañía ya histórica en el panorama cultural cubano.

La maestra no estuvo presente por encontrarse en Los Ángeles, Estados Unidos, participando en Ballet Beyond Borders, un evento realizado con la asistencia de artistas de varios países y que la invitó a disertar sobre su experiencia como directora de compañía y formadora de generaciones de bailarines en su Habana natal.

Alfonso cuenta con un Ballet infantil y Juvenil, que brinda oportunidades de estudio a numerosos jóvenes; y a la vez, enseña a miles de niños y niñas en sus talleres vocacionales, labor por la cual fue nombrada Embajadora de Buena Voluntad del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Mediante un mensaje de audio expuesto al final de la gala, la directora agradeció a los maestros del curso de verano, casi todos miembros de su compañía, pues según destacó: ‘hacen posible que la ilusión siga adelante’ y, notablemente emocionada hasta las lágrimas, comparó su conjunto artístico con una familia.

Durante el curso de verano, los aprendices reciben indicaciones útiles para la práctica escénica que los ayuda a desarrollar sus instrumentos expresivos y coordinar, al menos de manera básica, distintos vocabularios de la danza para traducir gestos, imágenes y sentimientos en impulsos físicos.

Asignaturas como Danza Fusión, Ballet, Flamenco, Folclor y Preparación Física, en paralelo con el montaje de coreografías, la proyección de videos relacionados con el arte danzario, conferencias, presentaciones y otras iniciativas, contribuyen al aprendizaje.

La popularidad del curso de verano ha trascendido las fronteras de esta isla, pues sus diversas ediciones atrajeron hasta el momento a aprendices de Canadá Estados Unidos, Italia, Suiza, Alemania, México, Ecuador, Costa Rica, Perú, Colombia, entre otros países.
Gracias al intenso intercambio cultural que mantiene LADC con el Conservatorio de Danza México, en la primera etapa del evento, participaron estudiantes de esta entidad establecida en el estado de Tijuana, Baja California; además de alumnos de las Academias de Danza Valle Dorado (México) y de Elaine Cantillo, de Italia.

Por tradición, cada grupo estrena una coreografía en el espectáculo de cierre, en la cual muestran lo aprendido durante el curso.

En esta gala se cruzaron el flamenco, la danza contemporánea, el ballet, el folclor afrocubano, el hip hop, el cancán y hasta elementos de las danzas indias que tanto se han expandido mediante el cine.

Las coreografías exigieron a los intérpretes; obligaron a conjugar cabezas, brazos, inclinaciones, giros, saltos, sin concesiones, sin detalles insignificantes.

Un cúmulo de energías desatadas demostró que el aprendizaje aquí no va desligado del disfrute, pues probablemente se aprende mejor disfrutando.

La Habana, 11 de agosto 2019.

Crónica Digital / Prensa Latina.

Compartir en ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestPrint this page
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.