Septiembre comienza con casi mil focos de incendios en la Amazonia

2

Con 980 focos de incendios en la Amazonia comenzó septiembre, según el sistema de monitoreo del Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE), citado por el portal de noticias G1.

Los datos se refieren al último domingo (1 de septiembre) y es el más reciente del Programa de Incendios del INPE, que se actualiza diariamente. El primer día de ese mes de 2018 se registraron 880 brotes activos.

Hasta la fecha, el número de focos aumentó más del doble desde el pasado año. Las estadísticas se elaboran en base a imágenes satelitales.

Desde enero hasta el 1 de septiembre, el bioma amazónico (conjunto de ecosistemas) acumula 47 mil 805 focos de incendios. En el mismo período del ejercicio anterior, hubo 23 mil 45. Es decir, el guarismo se duplicó.

El promedio mensual de los últimos años para septiembre es de 33 mil 426 brotes. El récord del mes se alcanzó en 2007, cuando se contabilizó 73 mil 141.

Desde el comienzo de la serie de monitoreo en 1998, en casi todos los calendarios la cifra total en septiembre ha sido mayor que en agosto.

En los últimos 21 años, solo cinco de ellos han tenido menos en este mes que en el anterior.

La temporada de quema en el Amazonas generalmente se extiende a lo largo del clima más seco que ocurre de julio a octubre, pero puede variar de un estado a otro.

Agosto registró ahora 30 mil 901 focos de incendios en la Amazonia, el mayor número para esa etapa en los últimos nueve años, según el INPE.

La fuente indicó que las igniciones en el bioma amazónico aumentaron 196 por ciento en ese tiempo en comparación al similar de 2018, que tuvo 10 mil 421 brotes. Entre enero y agosto hubo 90 mil 501 focos en todo el país, un aumento del 71 por ciento respecto a los 52 mil 926 registrados en el mismo espacio de 2018. También se trata del más alto en los últimos nueve años.

Por las quemas en el pulmón del planeta se responsabiliza al presidente brasileño, Jair Bolsonaro, quien enfrenta críticas por su política a favor de la agroindustria y la minería en la Amazonia, en detrimento de las reservas indígenas y el medio ambiente, y una reacción morosa frente a los incendios.

Brasilia, 3 de septiembre 2019

Crónica Digital / Prensa Latina.

Compartir en ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestPrint this page
Compartir

2 Comentarios

  1. Desde agosto, la Amazonia Arde, producto de las quemas para despejar terreno algo que se salió de control totalmente, que nos perjudicará a nosotros, animales y vegetales.
    Recientemente había aumentado en número de incendios forestales, esto siempre pasa, pero actualmente se está saliendo de control, atacando y hasta matando a la mayoría de animales de este ecosistema, el hecho de que halla aumentado el número de incendios en el Amazonas ataca directamente contra el pulmón de planeta, que absorbe un 10% de emisiones de CO2 y emitiendo 20% de oxigeno a nuestra atmósfera, la culpa se le atribuye a el presidente Brasileño Bolsonaro, quien no hace (o al menos no lo hace notar) nada respecto a esta situación lo que es inaceptable.
    Probablemente todo el daño producido por quienes motivaron el incendio que se desencadenó va a ser olvidado, se aumentarán las emisiones de dióxido de carbono y metano, y nada se hará al respecto, debemos ser conscientes de todo el daño que hacemos, no podemos apagar el incendio pero podemos tomar la iniciativa y mejorar nuestros hábitos egoístas y aportar un grano de arena en este planeta.

  2. Ultimamente se ha registrado un alza superior a la de años anteriores, algo totalmente inaceptable pues no se hace nada al respecto para frenarlo.
    El aumento de incendios provocados por el hombre ataca directamente a nosotros mismos, a la flora y fauna que habita en el amazonas, altera los nichos ecológicos, la cadena alimenticia, mata y destruye los refugios de animales, aumentan las emisiones de dióxido de carbono, se sabe que el Amazonas absorbe el 10% de el dióxido de carbono emitido y emite un 20% de oxígeno total de la atmósfera, el presidente Bolsonaro no hace nada al respecto y probablemente cueste mucho exterminarlo.
    Sabemos bien que si no podemos exterminar con el incendio amazónico podemos tomar la iniciativa propia, partir por gestos simples, por no tirar la basura al suelo, reciclar, reducir nuestra basura y dejar el consumismo, al principio no seria gran cosa, pero aportar un granito de arena, todos juntos podría producir un gran cambio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.