Trump en ONU vuelve a atacar a diversos países y reitera prepotencia imperial

0

El Presidente Donald Trump repitió en la ONU sus ataques contra países que considera una amenaza para los intereses norteamericanos y volvió a promover su agenda de “Estados Unidos primero”.

En su discurso en el debate general de la Asamblea General de la organización, marcado por su ya habitual retórica nacionalista, el jefe de la Casa Blanca apeló a la celebración de lo que él considera logros de su gobierno y arremetió contra quienes defienden en el mundo una postura de integración y cooperación.

Según el mandatario estadounidense, el futuro no pertenece a los “globalistas”, sino a los “patriotas”, y como estos últimos describió a quienes “protegen a sus ciudadanos, respetan a sus vecinos y honran las diferencias que hacen que cada país sea especial y único”.

A pesar del aparente llamado a respetar las diferencias, volvió a desplegar su hostilidad contra naciones que no entran dentro del modelo de “democracia” de Washington ni aceptan las presiones de su Gobierno, como Irán, Cuba, Nicaragua y Venezuela.

El Mandatario desplegó su retórica agresiva contra la nación persa, a la que calificó de “amenaza” y culpó por las guerras en Siria y Yemen, sin mencionar el papel que ha desplegado su propio país en ambos conflictos, o el apoyo que da Estados Unidos a Arabia Saudita pese a sus denunciadas violaciones en el segundo de esos territorios.

Trump volvió a culpar a Teherán de recientes ataques contra refinerías sauditas, algo continuamente negado por las autoridades iraníes, y defendió su cuestionada decisión de abandonar el acuerdo nuclear alcanzado entre ese país y seis potencias mundiales en 2015.

El Jefe de Estado norteamericano, quien mantiene unilaterales castigos contra Irán y llamó una vez más a los otros miembros de la ONU a alejarse del país persa, expresó que mientras continúe lo que él considera un “comportamiento amenazante” de Teherán, “las sanciones no serán levantadas, sino endurecidas”.

Asimismo, mostró nuevamente la injerencia en los asuntos internos de países de América Latina al decir que espera ver el día en que la “democracia sea restaurada” en Venezuela, y atacar además a Cuba y Nicaragua, y al socialismo.

Trump apuntó que desde su intervención en la Asamblea General en 2018, se conformó una coalición de naciones que respalda a Juan Guaidó, diputado que en enero último se autoproclamó presidente interino de Venezuela y en abril encabezó un fallido intento de golpe de Estado.

Además, acusó a Nicolás Maduro, a quien su Administración se empeña en desconocer como legítimo mandatario de Venezuela, de estar bajo la influencia de Cuba, sin presentar evidencias ni mencionar que se trata de dos países económicamente bloqueados por el Gobierno estadounidense.

De ese modo, Trump omitió referirse a los daños que causa la política estadounidense a esas naciones, a pesar de encontrarse en un escenario donde anualmente casi la totalidad de los Estados miembros condena el cerco contra Cuba.

Naciones Unidas, 24 de septiembre 2019.

Crónica Digital / Prensa Latina.

Compartir en ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestPrint this page
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.