“PERLAS A LOS CERDOS”, LA DESPIADADA INDUSTRIA DEL CINE

0

Por Miguel Alvarado Natali

Del  destacado y contemporáneo dramaturgo estadounidense David Mamet, la nueva y moderna sala teatral del Centro Mori (Purisima), está presentando “Perlas a los cerdos”, montaje estrenado con el nombre de Speed-the-plow’ en Broadway durante 1988 y que hoy en  esta versión, es interpretada por los actores Mario Horton, Roberto Farías y Francisca Walker.

Un recién ascendido productor de películas para la industria del cine, Bob Gould (Roberto Farías) es visitado en su elegante oficina en un penthouse por su viejo amigo Charlie Fox (Mario Horton), quien le trae un guion sobre un escape penitenciario para una nueva cinta que sería protagonizada por una estrella de Hollywood, que lo ha contactado. Ambos entran en un trance que los hace pasearse por el éxito de la futura película y las grandes ganancias que esta les reportaría, entonces solo faltaba concretar una reunión con el dueño de los estudios para llevar a cabo el proyecto. Pero la aparición de Karen (Francisca Walker), la secretaria reemplazante de Bod, con los cafés, su elegancia y belleza, va a cambiar la idea de hacer esa producción por una que ya estaba desechada, que era la adaptación de una novela llamada “El Puente”, donde el apocalipsis ambiental provocado por el ser humano, es la trama central.

Con un prolijo escenario, donde la composición de los muebles y accesorios recrean perfectamente una oficina con alguien con poder, desde cuyo piso -a gran altura- se ve la pequeñez de la ciudad, mientras el vestuario de los personajes le da ese aire de elegancia muy acorde al entorno, logrando una atmósfera que nos atrapa, así como la banda sonora muy bien elegida y los personajes se mueven y ocupan muy bien el espacio escénico, pese a la gran dimensión que tiene la mesa de reuniones, pero cabe mencionar ese detalle de la terraza con un luminoso del nombre de la productora y que funciona para el desplazamiento de los actores.

El elenco que sube a escena, todos en la pantalla chica por estos días, (Juegos de Poder, Yo soy Lorenzo) va construyendo  este drama, que de pronto bordea la sátira, eso sí, con muy buen ritmo y muchos diálogos delirantes, que fluyen y llegan al público claramente. Roberto Farías, como es de esperar, nos deleita con su histrionismo, él es  Bob Gould, un productor de cine que es bastante manipulable. Luego de tomar la decisión de llevar a cabo el proyecto de su amigo Charlie Fox, cambia su visión de lo que verdaderamente quiere ver el público en el cine, gracias a los encantos de Karen, interpretada por Francisca Walken, -a la cual se le ve muy cómoda y sólida en su actuación-. Karen después de leer la novela “El puente” y pasar la noche con Bob, lo convence de utilizar el argumento de este libro en la nueva cinta, lo que va a provocar la ira casi descontrolada de Charlie, cuyo papel recae en el talentoso actor Mario Horton, quien le da una fuerza notable a su personaje, pero que a ratos me parecía escuchar al Lorenzo de la teleserie de Mega.

“Perlas a los cerdos” es un montaje que nos sumerge en ese mundillo hollywoodense, donde el poder y el éxito van de la mano de una buena producción cinematográfica. Sin importar cómo se llega a convencer a un productor, no hay moral ni ética para lograr los sueños económicos. La codicia, la ambición, el poder del cine para crear conciencia, el acoso laboral y los delirios de grandeza, son aspectos que aborda esta obra. Es una puesta en escena totalmente vigente, pese de haber sido escrita hace 30 años, superó al tiempo, ya que esa narrativa potente de la que habla este montaje, esa de hacer negocios y ganar dinero a corto plazo, es un espejo de nuestros días. Hacer una producción taquillera de presidiarios o arriesgarse a un proyecto que tiene explícito un mensaje medioambientalista, es en la ambigüedad que cae Bob Gould. Hay una esperanza en que el camino correcto es la ecología, pero la crisis moral de nuestros tiempos y el querer estar en la cima le juegan una mala `pasada a los personajes.

La obra nos hace reflexionar sobre las ambiciones y si  en el fondo, pueden estas tener buenas intenciones. Una producción cinematográfica vale más por su contenido o las patadas y balas que arroja. “Perlas a los cerdos” es la despiadada realidad de la industria del cine, donde muchas veces el arte no vende, no importa, pero sí el sexo. Aquí tres personajes aparentemente buscan llegar al éxito, se enfrentan con agudos diálogos, hacen una apuesta, cantan y ríen. El delirio los sumerge y luego la realidad los saca a flote.

Nota: La noche del estreno de “Perlas a los Cerdos” ingrese al teatro a las 20:30 y salí a las 10:45 afuera el humo de las bombas lacrimógenas de Plaza Italia entró en mis narices. Había mucha gente esperando locomoción, no apareció ni un taxi y preferí caminar.  Al llegar a mí casa en el Barrio Yungay y encender el televisor vi que   habían decretado el estado de emergencia, los militares a la calle y mi reflexión quedó en el Facebook…”Gobierno mediocre, esto se podía haber evitado”.

 

Dramaturgia: David Mamet.Dirección: Alexis Moreno.Elenco: Roberto Farías, Mario Horton y Francisca Walker. Edad: +16 años. Desde el 7 de Noviembre al 8 de diciembre, jueves a sábado 21:00 hrs. Teatro Mori Recoleta.

Crónica Digital, Stgo 3 de Noviembre 2019

Compartir en ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestPrint this page
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.