Vuelven Los 80, el arte de hacer buena televisión

0
AppleMark

Por Miguel Alvarado Natali

Recreando el living de la familia Herrera, canal 13 promociona el regreso de la serie Los 80, donde aparece Brunito (Pablo Freire) y Claudia (Loreto Aravena) frente al televisor y de música de fondo “el tiempo en las bastillas”. Si bien es cierto, no son capítulos nuevos, el canal aprovechándose de la coyuntura política y social decide repetir la exitosa serie a partir del jueves 2 de enero del 2020.

Para los que fuimos adolescentes y terminamos la década del 80” votando por el “No”, cuesta sustraerse  de los propios recuerdos e imágenes que tenemos de estos años, cuando éramos más pobres, la buena música proliferaba como nunca antes, descubrimos los primeros videos juegos y estábamos en plena dictadura.  Por tanto, cada capítulo de la serie es como volver a nuestro propio living ochentero y que decir, de lo muy bien elegido el tema de Fernando Ubiergo “Dicen que el tiempo guardas en sus bastillas, las cosas que el hombre olvidó”. Y tan cierto esto del tiempo guardado, pero para muchos no olvidado, aunque no faltan los que quieren renegar ese pasado histórico.

 

La atmósfera perfecta, las zapatillas North Star, el penal de Cassely, el desborde del río Mapocho, las primeras protestas contra Pinochet, la voz de los 80”,la CNI, los degollados, el Frente Patriótico, el atentado al dictador, el cometa Halley, la visita del Papa, la Bolocco reina del universo y “Chile la alegría ya viene”.

 

Con un costo de $ 50 millones  por capítulo, 6 años en pantalla y hasta la cuarta temporada se perfiló como el programa más exitoso de la televisión actual en Chile, recibiendo premios tanto la serie y sus actores, como el premio Consejo Nacional de Televisón, Apes, TV Grama, Altazor y Copihue de Oro, repitiendo muchos de estos reconocimientos entre el 2008 y el 2013.  Los 80” tuvo la particularidad  y  el gran mérito der cautivar a una audiencia totalmente diferente a la de aquella época que representó, cuando no había cable, ni  televisión satelital, ni internet y nada parecido a Netflix y solo 4 canales de televisión que se veían en Santiago, ya que en muchas regiones solo transmitía la Televisión Nacional de Chile (canal 7).

 

Teniendo como ancla solo a dos actores conocidos (Tamara Acosta y Daniel Muñoz), pudo llegar desde su primer episodio en octubre del 2008 al corazón de los chilenos y los actores jóvenes fueron creciendo en lo físico pero también en lo actoral. Pero sin dudas, la magia y el encanto de esta serie, fue poder recrear casi a la perfección una de las décadas más importante que ha tenido nuestra historia  a través de una familia normal de clase media y la entrega de ciertos valores, cánones y principios éticos y morales, que en nuestro presente son difíciles de hallar. Los 80” como programa de televisión nos hizo revivir una década compleja, convulsionada y nos llevó a la médula de la emotividad. Nos demostró que se puede hacer televisión de calidad y lo más importante fue la gran entrega de grandes valores como la familia unidad, la transparencia, la honradez, el valor del trabajo, la perseverancia,  la importancia de los amigos, la austeridad y sobre todo el ser consecuente con los principios y la manera de pensar.

 

Los 80” programa creado por Boris Quercia, producido por Andrés Wood y con música original de Camilo Salinas, terminó sus grabaciones  a mediados de noviembre del 2014 y nos quedaba la inquietud de saber en que culminarían “Los Herreras” y sí la producción  los remontaría a la actualidad ( 2014), ya que el único que había aparecido ya adulto era Felix. Y  la producción no se equivocó y culminó la serie en el presente, con un trabajo simplemente genial de caracterización de casi el cien por ciento de los actores. Donde el argumento que venía dándose en los últimos acontecimientos especialmente entre juan (Daniel Muñoz) y Ana (Tamara Acosta), tuvo un vuelco, ya que ambos envejecieron juntos en una casa  rodeada de naturaleza apartada de la ciudad y tal vez, influenciado por su etapa media hippie  con Alejandra (Amaya Forch), fue que Juan eligió este lugar para mantener unidad a la familia.

 

Sin dudas que canal 13 dejó la vara bastante elevada en este tipo de creaciones de época y con un fuerte contenido histórico, pese a que la familia Herrera no existe,  muchas se vieron reflejadas en ella. Son de aquellas producciones que no queremos que terminen nunca, ya que nos hacen reflexionar de nuestra historia y nuestra idiosincrasia. Después de 6 años de haberse trasmitido y con todas las plataformas audiovisuales existentes hoy en día, tengo mis dudas cómo le va a ir en la audiencia y sí a esto le sumamos esa percepción de la ciudadanía  con respecto a la poca credibilidad que le dan a la televisión chilena, entonces es una jugada un poco riesgosa del canal, pero la producción es tremenda y es una oportunidad para los más jóvenes de ver uno de los trabajos más maravillosos que nos ha brindado la televisión chilena.

 

Crónica Digital, Santiago 29 de diciembre 2019

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.