Reforma de la jubilación en Francia entra en semana decisiva

0
Por Waldo Mendiluza

La reforma del sistema de la jubilación entra hoy en Francia en una semana decisiva, tanto para el gobierno, que descarta retirarla, como para los sindicatos, opuestos a la misma.

 

Los días de expectativas comienzan cuando se cumplen 33 jornadas del paro en rechazo al proyecto consistente en establecer un sistema universal por puntos, que sustituya los 42 regímenes de pensiones actuales, y una edad de equilibrio de 64 años, a la cual habría que llegar para evitar descuentos, aunque sin cambiar la oficial de jubilación (62).

El servicio de trenes internacionales y entre regiones y ciudades de Francia presenta notables mejoras este lunes, mientras el transporte público parisino sigue bastante afectado, con solo dos de las 16 líneas del metro funcionando de forma normal, y el tráfico vehicular mostraba a las 09:00, hora local, más de 400 kilómetros de embotellamientos.

La primera reunión en 2020 del Consejo de Ministros tendrá lugar hoy antes de la nueva ronda de diálogo prevista para mañana entre el gobierno y los sindicatos, después de varias sesiones a finales del año pasado sin importantes avances, a partir de la ratificación de posturas contrarias por las partes.

En su discurso del 31 de diciembre, el presidente Emmanuel Macron descartó renunciar a la reforma e indicó al primer ministro Edouard Philippe, quien tiene a su cargo las pláticas con los actores sociales, avanzar con las organizaciones que estén dispuestas a hacerlo.

Los sindicatos están separados en dos bloques, uno liderado por la influyente Confederación General del Trabajo (CGT), que exige la eliminación de la iniciativa en su totalidad, y otro por la poderosa Confederación Francesa Democrática del Trabajo (CFDT), entidad de corte reformista y cercana al oficialismo, solo interesada en la anulación de la edad de equilibrio de 64 años.

Ayer, el secretario general de la CGT, Philippe Martinez, insistió en la determinación a mantener y fortalecer el paro, aceptando como único resultado la retirada del plan gubernamental.

También el máximo dirigente de la CFDT, Laurent Berger, ratificó la oposición a la edad de equilibrio, la cual calificó de injusta e inútil.

El ya tenso escenario por la huelga y la falta de acuerdos tiende a complicarse en las próximas horas, con la llamada de algunos sectores a iniciar mañana y durante 96 horas el bloqueo de las refinerías de Francia, una medida considerada ilegal por el gobierno.

Por su parte, la Intersindical, movimiento encabezado por la CGT, convocó por primera vez en una misma semana a dos grandes movilizaciones contra la reforma, una el jueves y otra el sábado, después de que el 5, el 10 y el 17 de diciembre salieran a las calles cientos de miles de personas para reclamar la anulación del proyecto.

El paro alcanzó hace unos días una extensión sin precedentes, al superar las 28 jornadas del ejecutado en el transporte público en el invierno de 1986-1987.

Según encuestas, la mayoría de los franceses está en desacuerdo con la reforma de la jubilación y alrededor de la mitad apoya la huelga, un respaldo que ha ido disminuyendo con el paso de las semanas.

París, 6 enero 2020
Crónica Digital/PL

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.