La encuesta Cadem confirma que Chile despertó

0

Los datos de la realidad social de Chile son contundentes. La Encuesta Plaza Pública de la segunda semana de enero, realizada por CADEM, mostró la fisonomía del nuevo Chile que emergió a partir del 18 de octubre: el país que demanda cambios radicales al modelo neoliberal y la institucionalidad que permite su reproducción, que rechaza al Gobierno de Sebastián Piñera en forma abrumadora y otorga enorme legitimidad a la herramienta de la movilización social. Ello es particularmente significativo, si se consideran los conocidos vínculos de CADEM con el oficialismo.

“Es la brecha entre aprobación y desaprobación más grande que habíamos visto desde el inicio de esta crisis. Este Gobierno está en su peor momento en la relación con la opinión pública”, señaló el Gerente de Asuntos Públicos de Cadem, Roberto Izikson, al momento de dar a conocer los resultados del estudio.

EL DESPLOME DE PIÑERA

La aprobación a Sebastián Piñera retrocedió nuevamente tres puntos porcentuales para anclarse en el diez por ciento, mientras que el 82%, con independencia de postura política de los encuestados, desaprueba la forma en que el empresario está conduciendo su gobierno.

Los atributos del Mandatario también se han desplomado desde septiembre pasado a la fecha: hoy solamente un 39% piensa que conoce las necesidades de las personas; el 29 por ciento cree que tiene la capacidad para solucionar los problemas del país; el 23 por ciento percibe que cuenta con autoridad y liderazgo; apenas a un 20 por ciento le genera confianza y sólo un 15% estima que cumple lo que promete.

El gabinete se mantiene con un en 15% de apoyo y un 80% de desaprobación.

LA MOVILIZACION

La encuesta muestra que un 76% cree que la crisis que está viviendo el país es la expresión de un descontento social generalizado y solamente el 17 por ciento piensa que es “un problema de orden público y de grupos violentistas organizados”, que es la visión que ha pretendido imponer el Gobierno.

Sobre la continuidad de movilizaciones y marchas, el 62% está de acuerdo y solamente un 36 está en desacuerdo. Solo un 1% cree que la situación que vive el país pronto “va a volver a la normalidad”, 3% que va a demorar un par de semanas, 51% que va a demorar un par de meses y 43% que “será muy difícil volver a la normalidad”.

Respecto de las expectativas post crisis, el 76% cree que cuando Chile supere esta crisis será un país mejor, 13% que Chile será igual que antes de la crisis y 9% un peor país.

LA NUEVA CONSTITUCION

Sobre el debate constitucional, un 74% optaría por aprobar una Nueva Constitución en el plebiscito de abril próximo, y sólo un 19 por ciento votaría por el rechazo. Asimismo, un 54% piensa que es necesario “cambiar totalmente la nueva Constitución y redactar una nueva” Carta Fundamental, en circunstancias que un 25 considera que se deben hacer cambios tomando como base el actual texto constitucional y apenas un 19% piensa que se debe “conservar la actual Constitución y hacer cambios sólo cuando sea necesario”.

En este contexto, un 52 por ciento considera que el camino para el cambio constitucional, en el marco de las opciones delineadas para el plebiscito de abril, debe ser la Convención Constituyente, con un 100% de ciudadanos electos.

El 70% ciento estima que “se debe avanzar ahora en el proceso de nueva Constitución”, y sólo el 28% señala que “se debe esperar el retorno de la normalidad y el orden público”, postura asumida por la UDI y gran parte de Renovación Nacional.

EL BOICOT A LA PSU

Respecto al controvertido boicot a la PSU, la encuesta muestra el 90% supo o escuchó de las tomas en los colegios en que se iba a rendir la prueba, y entre ellos, 35% se mostró de acuerdo y 63% en desacuerdo con estas tomas como una forma de protesta legítima. El 65 por ciento piensa que los principales perjudicados son los propios estudiantes.

El nivel de acuerdo aumenta significativamente entre quienes tienen 18 y 34 años, y en las personas identificadas con la izquierda, en ambos casos con un 55 por ciento. En cambio, el desacuerdo aumenta en forma relevante entre quienes tienen 55 años o más (77%) y los identificados con la derecha (92%) y el centro (75%).

Por Víctor Osorio Reyes. El autor es director ejecutivo de Fundación Progresa.

Santiago, 14 de enero 2019

Crónica Digital.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.