Por Mirna Concha: Que los árboles DEJEN ver el bosque…

0
Periodista Mirna Concha
La violencia puede ser física o «pasiva» (mental, emocional). Chile hace tiempo vive estas últimas; un sistema abusivo y discriminatorio que a través del modelo de libre mercado -con escasas regulaciones-  ha violentado a la ciudadania.
Era común leer y escuchar críticas, pero la gente no se atrevía, no se expresaba masivamente en su contra porque fue «encandilada», un modelo perverso que se encarna desde las necesidades de la gente y le ofrece tarjetas de crédito para obtenerlas.
Entonces, se criticaba su pasividad y sumisión, pero lo que no se palpaba era la frustración y rabia que por años se fue acumulando y creciendo como bola de nieve. La desconección fue absoluta!
Por años hemos sido testigos de tremendas injusticias que nos han violentado (largas de detallar y por todos conocidas). Se intentaron marchas pacíficas que nada lograron, pues  lamentablemente las transformaciones sociales profundas no se logran sin lucha y sin víctimas. Es cosa de mirar la historia, nuestra y del mundo. Y eso es obvio, pues los poderosos, quienes ostentan el poder, jamás cederán de mutuo propia. La historia mundial así también  lo ha demostrado.
Entonces, ¿qué es primero, el «huevo o la gallina»?
El análisis debe ser mucho más profundo, más allá de la contingencia que hoy consume los análisis, las opiniones, a los medios de comunicación. Urge el pensamiento crítico, que de una vez los árboles DEJEN ver el bosque»!
A mi juicio nuevamente estamos frente a un tema de clases; los más vulnerables han dicho basta de abusos. Eso es todo. Cada cual lo está expresando a su manera y desde la realidad en que creció/formó…por algo «El baile de los que sobran» de los Prisioneros sigue vigente después de 40 años.
¿Qué parte no han entendido? Abran los ojos! Solo entonces comenzaremos a caminar hacia la real solución del problema de fondo.

La autora es periodista
Estudió periodismo en Canadá donde vivió el exilio durante diez años junto a sus padres y hermanas. Regresó a Chile en 1984 y desde entonces mi trabajo -en inglés y castellano- ha sido difundido en radios, agencias de noticias, portales de internet y diarios en Chile y el extranjero, así como en publicaciones del Ontario Institute of Studies in Education (OISE) de la Universidad de Toronto. Mi compromiso ha sido siempre con la democracia y la defensa de los derechos humanos.

Santiago de Chile, 14 de enero 2020
Crónica Digital

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.