Divulgarán en EE.UU. criticado plan de paz para Israel y Palestina

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, expondrá hoy al mediodía en la Casa Blanca su polémico y largamente prometido plan de paz con el objetivo de terminar el conflicto entre israelíes y palestinos.

 

Tal proyecto es visto sin optimismo por Palestina, teniendo en cuenta los fuertes lazos de la iniciativa de Washington con Israel y la oposición norteamericana al surgimiento de su Estado.

Además, los palestinos y muchas voces a nivel nacional y foráneo rechazaron la controvertida decisión de Trump, a finales de 2017, de mudar la Embajada estadounidense en Israel, desde Tel Aviv hacia Jerusalén.

Cinco días atrás, después de que el vicemandatario norteamericano, Mike Pence, se refiriera al tema en una visita a Israel, autoridades palestinas advirtieron a ese país y a Estados Unidos sobre una explosión en Medio Oriente de ponerse en práctica cualquier plan que eche por tierra la solución de dos Estados.

‘Mañana (este martes) al mediodía anunciaremos el plan, y es muy grande, será una sugerencia para Israel y los palestinos, manifestó Trump la víspera al recibir en la Casa Blanca al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

En el lanzamiento de la propuesta estarán junto al mandatario republicano Netanyahu y Benny Gantz, rival del primer ministro en las elecciones israelíes del próximo 2 de marzo.

La semana pasada, la mansión ejecutiva informó que Trump recibiría a Netanyahu el 28 de enero, por lo cual el nuevo encuentro con un cercano aliado se adelantó un día.

Trump ha tomado polémicas determinaciones a favor del visitante, las cuales han recibido críticas dentro y fuera de Estados Unidos y son consideradas obstáculos para cualquier posible negociación de paz entre Israel y Palestina.

Por su parte, el primer ministro palestino, Mohammad Shtayyeh, llamó la víspera a la comunidad internacional a rechazar el llamado acuerdo del siglo, calificado por grupos de defensores de derechos humanos como ‘una hoja de ruta hacia la ocupación permanente’.

Según presuntas filtraciones publicadas en medios de prensa, el plan es muy favorable a Israel, e incluye que ese país reciba el control total sobre toda la ciudad en disputa de Jerusalén y el derecho a anexar casi todos sus asentamientos en la Cisjordania ocupada, que se califican de ilegales por leyes internacionales.

‘Queremos que la comunidad del mundo no sea un socio en este acuerdo, pues contradice el alfabeto del Derecho Internacional y los derechos inalienables de nuestro pueblo’, subrayó Shtayyeh en la apertura de la reunión semanal de su Gabinete.

Recalcó que dicha iniciativa ‘no es otra cosa que un plan para liquidar la causa palestina’ y pidió a sus compatriotas estar más unidos que nunca.

También, el secretario general de Al-Fatah en Egipto, Mohamed Ghareeb, rechazó ayer la alternativa ideada por Washington con la complacencia de Israel y aseguró que el pueblo palestino dirá la última palabra.

Washington, 28 enero 2020
Crónica Digital/PL

Compartir