Reino Unido fijará los términos para pláticas post-Brexit con UE

0
El primer ministro británico, Boris Johnson, anunciará hoy la posición que adoptará el Reino Unido en las venideras negociaciones comerciales con la Unión Europea (UE) sobre su futura relación comercial.

 

Según fuentes oficiales citadas por la prensa local, el gobernante conservador advertirá al bloque que abandonó el viernes pasado que Londres no aceptará seguir bajo las reglas de Bruselas, a cambio de tener acceso total al mercado europeo.

No hay necesidad de firmar un acuerdo de libre comercio que implique aceptar las regulaciones de la UE, advertirá Johnson.

Tras romper con la alianza el viernes pasado, el Reino Unido y la alianza europea tendrán hasta el 31 de diciembre próximo para negociar los términos de su futura relación comercial.

En caso de no llegar a un acuerdo, Londres tendrá que regirse a partir de enero de 2021 por las regulaciones de la Organización Mundial de Comercio (OMC) a la hora de comerciar con la UE.

Johnson aboga por firmar un pacto libre de aranceles y tarifas, similar al que tiene Bruselas con Canadá, pero los europeos alegan que los 11 meses fijados para el periodo de transición no alcanzarán para rubricar algo que en el caso de los canadienses, demoró siete años en conseguirse.

Además de las preocupaciones por el escaso tiempo disponible, la UE también ha dejado claro que el nivel de acceso de Londres al mercado único europeo dependerá en gran medida de su aceptación de las reglas de la alianza.

Al respecto, se espera que el Primer Ministro reitere este lunes que está dispuesto a jugar al duro, e incluso a arriesgarse a terminar sin un acuerdo, de no conseguir su propósito antes de que termine el año.

En cualquier caso, no tengo dudas de que el Reino Unido saldrá adelante, apuntará Johnson, quien anunciará además que paralelo a las negociaciones con la UE, su gobierno mantendrá conversaciones con Estados Unidos, Japón, Australia, Nueva Zelanda, y otros países.

Por el momento, y hasta que expire el periodo de transición, el Brexit no traerá cambios significativos para ninguna de las dos partes.

Londres continuará pagando sus cuotas a Bruselas, el libre movimiento de personas desde y hacia el continente seguirá en vigor, y las licencias de conducción todavía serán válidas a ambos lados del canal de La Mancha, al igual que las pólizas de seguro médico.

Los únicos indicios visibles del divorcio serán las sillas vacías de los parlamentarios británicos en la Eurocámara, la ausencia de los representantes del Reino Unido en las cumbres europeas, y el cierre del departamento del Brexit creado después del referendo de 2016.

Londres, 3 de febrero 2020
Crónica Digital/PL

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.