Demócratas en EE.UU. buscan el antídoto contra el mal Trump

0
Por Luis Beatón

Varios candidatos demócratas enfrentarán mañana las elecciones primarias de New Hampshire, cuando crecen expectativas de si alguno pueda ganar los mil 990 delegados y convertirse en el antídoto contra el mal Trump.

 

Los contendientes a la boleta de los azules, color que identifica a los demócratas, hacen esfuerzos de última hora para ganar la mayor cantidad de delegados en una puja que marca la inclinación del voto liberal en Estados Unidos, y que tiene como telón de fondo los problemas del partido en los caucus de Iowa, donde reinó gran confusión a la hora de declarar el vencedor.

El resumen de encuestas del sitio Realclearpolitics sitúa al frente de los sondeos en el estado al senador liberal Bernie Sanders con 27 por ciento de favoritismo, seguido del exalcalde de South Bend, Indiana, Pete Buttigieg, con 20.8, la senadora Elizabeth Warren con 13,3 y el exvicepresidente Joseph Biden, con 12,3, entre otros que medirán fuerzas.

A poco menos de una jornada de iniciar el sufragio, muchos miran, más que quién será el ganador, el papel que pueda desempeñar Biden.

Además, se abren interrogantes si la convención partidista será un escenario de negociación para elegir una figura con más posibilidades de derrotar al presidente Donald Trump, cuyos números mejoran en las encuestas por la buena marcha de la economía.

El senador Sanders (I-Vermont) y el exalcalde Buttigieg, están en la cima de las encuestas de New Hampshire, pero a algunos demócratas les preocupa que el presunto abrazo de Sanders al socialismo le reste apoyo de determinados sectores en las urnas.

En el caso de Biden, quien terminó cuarto en las asambleas electorales de Iowa, puede que se encamine a otro fracaso en New Hampshire, lo que hará más mella en su argumento de elegibilidad.

El hombre de negocios Tom Steyer, otro de los concursantes, manifestó su alarma en un debate celebrado el viernes en la noche al expresar temores de que no se logre un candidato que pueda derrotar a Trump en noviembre por sus números en la economía.

‘No hay duda de que después de esta semana, hay una amenaza real de que Donald Trump pueda ser reelegido’, dijo Steyer.

Algunos expertos en el campo azul son optimistas sobre sus posibilidades de vencer a Trump, y todos están de acuerdo en que los demócratas se unirán en torno a su eventual candidato, quienquiera que sea.

En ese escenario estatal en el que no está presente el exalcalde de Nueva York Michael Bloomberg, aumentan las interrogantes sobre lo complicado en la convención partidista y que ese sea un proceso negociado.

‘Es posible, es muy posible’, dijo Chris Spirou, el expresidente del Partido Demócrata de New Hampshire y veterano operativo político del estado. ‘Creo que el hecho de que Bloomberg entre en esto proporciona una posibilidad mucho mayor de una convención negociada.’

Algunos demócratas esperan que New Hampshire dé más claridad a la carrera, pero no hay garantías.

Nadie tiene más recursos que Bloomberg, que ya gastó más de 300 millones de dólares en anuncios de televisión y anunció al día siguiente de las asambleas electorales de Iowa que duplicaría esa cantidad en las próximas semanas, una clara señal de que ve un camino para captar delegados en la caótica y fluida carrera.

Bloomberg no estuvo en Iowa y ni estará en tres competencias en febrero para centrarse en California y los otros 13 estados que votarán el 3 de marzo en el llamado Súper Martes y más allá.

En su campaña, donde no faltarán los fondos, el político obvió los votos de las cuatro competiciones iniciales para buscar una mejor posición en lugares donde se repartirá el 62 por ciento de los delegados, según datos del Comité Nacional Demócrata.

‘Bloomberg podría gastar potencialmente cuatro o cinco mil millones de dólares de su propio dinero, no solo para su propia campaña, sino para los demócratas de todo el mundo, desde el cazador de perros hasta el Senado’, dijo Lenny Glynn, un hombre de negocios de Massachusetts.

Según el analista político para Fox News, Juan William, su dinero lo hace muy atractivo para los votantes de las primarias como la respuesta a la pregunta principal en su mente: ¿Cómo pueden los demócratas detener la amenaza de un segundo mandato de Trump?

Ya algunos análisis indican que si Biden no puede ganar en Nevada y Carolina del Sur -después de perder en Iowa y probablemente en New Hampshire- entonces la puerta se abre para que Bloomberg sea coronado como el demócrata con la mejor oportunidad de vencer a Trump.

Un indicador de eso pueden ser las primarias del Súper Martes del 3 de marzo, en las que más de un tercio de los delegados demócratas disponibles estarán en juego ese día, en grandes estados como California, Massachusetts, Minnesota, Carolina del Norte, Texas y Virginia.

Aún el camino es largo, de ahí que hasta la Convención mucha agua moverá el molino pero lo cierto es que Bloomberg pudiera ser la carta para desbancar a Trump.

La Habana, 10 febrero 2020
Crónica Digital/PL

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.