Covid-19: el mundo en vilo

0
Por Fausto Triana

Aeropuertos semivacíos, estadios desolados, cero deporte, cero cultura y crisis del turismo: el mundo transita hoy en vilo con imágenes virtualmente apocalípticas, sin expectativas claras sobre Covid-19.

 

Los más escépticos critican el accionar de la humanidad ante la amenaza de pandemia del nuevo coronavirus, mientras la corriente mayoritaria se mueve entre la autoprotección a ultranza y el conservadurismo.

Por ahora pocos se detienen en las consecuencias que dejará este fenómeno viral, aparentemente en función de una máxima deslizada por la Organización Mundial de la Salud (OMS): los costos serán bastante superiores si se extiende de forma incontrolable el Covid-19.

El pasado fin de semana remarcó el panorama que se mueve entre la incertidumbre, el desconsuelo y hasta la tristeza. Todo lo que convoque a más de una veintena de personas se antoja un hecho amenazante.

¿EXAGERACION?

Hay un argumento sólido que pondera la OMS y defiende la comunidad científica internacional: prevenir no es exageración, la cuarentena puede salvar millones de vidas.

Y más allá, cualquier medida de protección de la ciudadanía es pertinente mientras no se halle una vacuna o tratamiento que neutralice el virus.

De acuerdo con estimaciones de expertos, entre el 20 y el 60 por ciento de los adultos en nuestro Planeta podría infectarse con el nuevo coronavirus SARS-CoV-2, que provoca la enfermedad Covid-19.

La amenaza es de tal magnitud que en países de gran población el número de infectados sería de millones de personas si no se adoptan medidas drásticas en estos momentos.

¿TIERRA ARRASADA?

Algunos reportajes televisivos muestran imágenes desconcertantes de lugares emblemáticos en el orbe como la Torre Eiffel o el Museo del Louvre de París, la Muralla China, Manhattan en Nueva York, el Coliseo romano o la Basílica de San Pedro en el Vaticano, o las playas de Copacabana e Ipanema en Río de Janeiro.

Madrid, una capital que respira alegría y jolgorio en bares, restaurantes y plazas públicas, parece hoy tierra arrasada, como muchas otras ciudades donde la gente cumple con las ordenanzas de mantenerse en sus hogares y salir a la calle a gestiones imprescindibles.

Tampoco son agradables las postales de teatros, cines e instalaciones culturales y sí, de impacto mayúsculo las de hospitales y centros de atención médica.

El sitio web de la OMS (https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019), ofrece detalles sobre Covid-19 y tal vez las orientaciones más prácticas: Cómo protegerse; Preguntas y respuestas; Consejos para la población acerca de los rumores; Consejos sobre viajes; y Orientaciones técnicas.

La esperanza es lo último que se pierde, reza un refrán popular. Por ahora, la humanidad debe protegerse, tomar precauciones y a la vez confiar en una solución científica que logre controlar al nuevo coronavirus.

No hay de otra.

La Habana, 17 marzo 2020
Crónica Digital /PL

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.